Autor: Contreras, Lorenzo. 
 Programa Fraga. 
 Adaptar a Europa la estructura política de España  :   
 Hoy se entrevistará con el presidente Arias. 
 Informaciones.    22/01/1975.  Páginas: 2. Párrafos: 13. 

PROGRAMA FRAGA

ADAPTAR A EUROPA LA ESTRUCTURA POLÍTICA DE ESPAÑA

HOY SE ENTREVISTA CON EL PRESIDENTE ARIAS

Por Lorenzo CONTRERAS

MADRID, 22.—El señor Praga va a ser recibido hoy por el presidente del Gobierno, cumpliendo de este

modo su contacto principal en Madrid. El señor Arias recibió en el día de ayer, por separado, a los

señores Areilza y Silva. Unas horas antes, el presidente se entrevistó con don Alfonso Osorio, quien hace

veinticuatro horas declaró al diario «ABC»: «Aquí y ahora podría integrarme, para entendernos, con

nombres y apellidos, en una sola asociación, perfectamente posible, en la que se uniesen lo que

representan las posiciones de Areilza, Fraga y Silva, complementándose y condicionándose.»

El señor Fraga vivió ayer una intensa jornada de trabajo. Mantuvo por la tarde, durante dos horas, una

reunión con sus equipos de Madrid y Barcelona. Durante ella se examinó el actual momento político y

también «los posibles acuerdos con otras personas y grupos», remitiéndose cualquier decisión a los

resultados del programa de entrevistas que hasta su regreso a Londres celebrará el embajador.

CENA EN EL MINDANAO

La jornada de Fraga en Madrid culminó ayer con una cena-coloquio en el hotel Mindanao. El acto estuvo

organizado por la Liga Europea de Cooperación Económica, cuya sección madrileña preside el barón de

Grado. El marqués De la Vega-Inclán, don Pedro Salvador de Vicente, don Ñuño Aguirre de Cárcer y don

Antonio Linares Sánchez acompañaban al barón en la presidencia. Los restantes comensales —unos 50—

componían un ramillete de nombres muy conocidos: don Marcelino Oreja, don Salvador Serrats, don

Carlos Paya, aun Fernando Arias-Salgado, don Bernaldo López-Majano, don Juan Antonio Samaranch y

don Feliciano Barrera, entre otros.

La conferencia previa pronunciada por el embajador abordó temas muy generales, a tono con el título

anticipado: «La Europa actual, vista desde Londres.» Un análisis de la gestación del Mercado Común no

faltó en este examen, así como una consideración de la crisis presente, realidad que llevó al señor Fraga a

la conclusión de que la tecnocracia debe dar paso a la política y los particularismos deben ser superados.

En este contexto, España, a juicio del embajador, ha de ser consciente del proceso de cambios políticos

producidos en la parte occidental del continente y buscar su integración a las Comunidades Europeas

como gran objetivo nacional. «El aislamiento y la insolidaridad respecto al mundo que nos rodea, llamado

a ser más independiente cada día, son hoy inconcebibles —dijo. España es europea y necesita de Europa.

No existe dimensión alguna que pueda suplantar a este hecho histórico, geográfico, económico y

cultural.»

Para alcanzar este objetivo, nuestro país debe, a juicio del señor Fraga, potenciar su economía, reformar

sus estructuras, propiciar el necesario desarrollo político y social para colocarse «en línea con una Europa

pluralista y democrática, fundada sobre un patrimonio común de respeto de la libertad y de los derechos

del hombre».

Esta adaptación —aclaró el implicaría «una aceptación de imposiciones extrañas ni un menosprecio de

nuestra propia personalidad», sino que, por la vía de la integración en Europa, se potenciaría nuestra

soberanía nacional y nuestra identidad como pueblo.

Terminó el conferenciante subrayando la tradición universalista de España y su vinculación histórica y

cultural con Hispanoamérica.

PROGRAMA FRAGA

En cierto modo, las palabras del embajador responden, en algunos de sus aspectos, al contenido del

documento que se le atribuye y que configura algo así como un programa provisional, pasado ya por

varias presiones y no perfilado plenamente todavía. El documento en cuestión, podría adelantar, a reserva

de las modificaciones que sufra, el pensamiento del propio señor Fraga de cara al futuro español. En

realidad se trata de un documento de trabajo para la preparación de una asociación política. Propugna una

preparación de transición «con la máxima seguridad» respecto a la estabilidad social, los niveles

económicos y el funcionamiento de las estructuras de producción, pues de lo que se trata, en opinión del

redactor o redactores del programa, es de actuar «evitando aventuras».

REFORMAS

Se pronuncia el documento a favor de «moldear el país legal sobre el país real». Sugiere un acercamiento

a la Comunidad Europea a través de una evolución realista. Propugna una abierta interpretación de las

Leyes Fundamentales que conduzca a la «puesta en marcha de la reforma». Se habla en el programa de

«continuidad, pero no continuismo». Se aspira a crear un gran movimiento de opinión popular

organizada. Se alude a un «centro político» con inclusión de la social-democracia reformista y los

movimientos democráticos de origen cristiano y liberal. En otro punto del programa, donde se aborda la

forma del Estado, se acepta la forma monárquica y se pide la reforma de las Cámaras, una de ellas —la

Legislativa— bajo el signo de la elección de sus componentes por sufragio universal.

La estructura nacional entrevista en el programa habla de «Estado unitario con vocación de grandeza» y

de reconocimiento del hecho geográfico y de la personalidad histórica, cultural y económico-social de las

regiones.

El documento alude también al Ejército y a su papel institucional, a la política exterior, a los derechos

humanos (derechos personales basados en las declaraciones del mundo actual), a la persecución del

fraude fiscal, a la reforma de la economía agraria, a la organización de los Sindicatos (con representación

auténtica en todos los niveles), al reconocimiento del derecho de huelga y a la consolidación de los

medios de comunicación, con garantías plenas para la transparencia y fiabilidad informativas.

Termina el documento provisional con «llamamiento ilusionado» concebido en los términos siguientes:

«Llamaremos ilusionadamente a todos para relanzar a España a una gran tarea de reconciliación, de

engrandecimiento y de justicia.»

Como INFORMACIONES anticipó ayer, el señor Fraga Iribarne fue recibido en Barajas, a primera hora

de la tarde de ayer, por un grupo de fieles, y pronunció unas breves palabras en las que reconoció que

viene a mantener contactos «con per s o n a s y grupos». Anunció también en el aeropuerto que no

rechazará una «responsabilidad posible» si encuentra base y elementos para ello». Se reservó el derecho a

decir «si o no a la participación», a elegir «con quien» participa y a decidir el ritmo de esa entrega. ¡Más

información en pág. 6.)

 

< Volver