Autor: Soriano, Manuel. 
   Carrillo: Calvo-Sotelo gobierna bajo presiones externas     
 
 Diario 16.    28/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Santiago Carrillo criticó la gestión de Leopoldo Calvo-Sotelo quien gobierna

bajo la presión de fuerzas ajenas a la política, según opinión del líder

comunista expuesta en una conferencia en un club de Madrid.

Carrillo: «Calvo-Sotelo gobierna bajo presiones externas»

Manuel SORIANO

Madrid — Durante una conferencia pronunciada ayer en un club de Madrid, el líder

comunista Santiago Carrillo manifestó que la política del presidente del

Gobierno, Calvo-Sotelo, parece condicionada por fuerzas extraparlamentarias.

En su opinión, ésta es la razón fundamental por la cual se ha rechazado la

propuesta del Partido Socialista de formar un Gobierno de coalición, realizada

después del 23 de febrero y apoyada por el PCE. «¿Hay alguien que lo vete y que

tenga fuerza suficiente para imponer ese veto?»

Después de señalar que el presidente ha abandonado, o al menos paralizado, la

política de concertación que propuso inicialmente a los partidos de oposición,

Santiago Carrillo manifestó: «Estoy seguro´ de expresar no una opinión personal

o de partido, sino ampliamen te compartida, si digo que existe la impresión de

que sí hay una política de concertación, pero no en el Parlamento, con los

partidos, sino fuera de él y. al margen de éstos, con otras fuerzas u otros

poderes extraparlamentarios.»

«Los resultados de esa extraña concertación se nos traen en forma de proyectos

de ley —dijo—, precipitadamente, a las Cortes, como un trágala, intentando

convertirnos en algo así como un órgano de simple legitimación de decisiones

ajenas.»

Coacción

El secretario general del PCE, después de reseñar el sentimiento existente de

que «la democracia .se está autolimitando a sí misma», censuró las declaraciones

de Calvo-Sotelo en su reciente viaje a Alemania, relacionadas~con el ingreso de

España en la OTAN.

A su juicio es grave la afirmación- de que el Ejército aprueba unánimemente

dicha incorporación. Esta afirmación, «tiene toda la apariencia del intento de

crear una atmósfera coactiva que fuerce la decisión de las Cortes sin previa

consulta en referéndum al país».

Santiago Carrillo censuró el estilo de Gobierno inaugurado por Calvo-Sotelo, en

su opinión «un estilo compuesto de gestos individuales, , típicamente

presidencialistas». A este respecto, afirmó: «Por ese camino no se revigoriza el

poder civil, no se da confianza al pueblo ni se aisla el golpismo, sino que se

le reaviva y se le nutre.»

Responsabilidad

El secretario general del PCE realizó grandes elogios del comportamiento de la

izquierda durante la transición democrática. «No se puede acusar seriamente a la

izquierda española de posiciones anticlericales de antimilitaristas, por

ejemplo. Ha tenido, en general, una actitud profundamente responsable ante los

temar de carácter ideológico.»

El líder comunista admitió la necesidad de que la izquerda reconozca los errores

cometidos, reflexión que en su opinión debe se der el punto de partida no de una

posición de repliegue, sino de una actitud de iniciativa democrática seria y

responsable.

Santiago Carrillo fue presentado por el diputado de UCD y director general de

Asuntos Religiosos Luis Apostua. Ayer no se produjo la conmoción de hace cuatro

años cuando el secretario general del PCE, recién salido de la cárcel, fue

presentado en el club por Manuel Fraga.

PCE: OTAN no

La comisión permanente del PCE hizo público un comunicado en el que critica

duramente las declaraciones en Alemania del presidente del Gobierno y reafirma

su posición contraria a la entrada de España en la OTAN.

«Para España -dice la nota— dicho ingreso tendría consecuencias catastróficas y

en particular la nuclearización del territorio.» También condena la

instrumentalización hecha por el presidente sobre la presunta opinión del

Ejército en este tema. «Es obvio —señalan los comunistas— que la decisión

corresponde exclusivamente al pueblo español por las vías constitucionales.»

El PCE pide que la decisión se aplace al menos ante las próximas elecciones y se

someta en todo caso a referéndum. La nota de los comunistas termina con un

llamamiento a todos los trabajadores para que acudan a las manifestaciones del 1

de mayo.

 

< Volver