Los defensores esperan que sean aportados al proceso. 
 Existen fotocopias de los documentos del 23-F guardados en Londres     
 
 ABC.    15/05/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Los defensores esperan que sean anortados al proceso

Existen fotocopias de los documentos del 23-F guardados en Londres

MADRID. Los documentos sobre los hechos del 23-F que están guardados en la caja

fuerte de un Banco de Londres han sido fotocopiados y algunos de los defensores

esperan que sean aportados al proceso, según informaron a Efe fuentes jurídicas.

Dicha aportación —según dichas fuentes— podría ser planteada de oficio por

algunos de los defensores, los cuales opinan que ello «podría resolver muchos

problemas» de este sumario. De esos documentos han sido hechas tres fotocopias.

A! parecer, esos documentos fueron llevados a Londres por un capitán de la

Guardia Civil, quien, una vez depositados en lugar seguro, lo comunicó por

teléfono a los asaltantes del Congreso de los Diputados, momentos antes de que

se iniciara el desalojo.

Se trata del capitán de la Guardia Civil Gil Sánchez-Valiente Portillo, que

causó baja administrativa en el Cuerpo por una orden del ministro de Defensa,

publicada el pasado 30 de abril en el «Diario Oficial del Ejército»

La baja administrativa en la Guardia Civil fue ordenada «con arreglo a lo

preceptuado en el artículo 368 del Código de Justicia Militar y por llevar dos

meses sin justificar debidamente su situación».

ALGUNOS DEFENSORES EXPRESAN SU PREOCUPACIÓN POR IRREGULARIDADES

Un total de nueve de los letrados que defienden a personas implicadas en el

intento de golpe del 23 de febrero han enviado una carta al decano del Colegio

de Abogados de Madrid en la que muestran su preocupación «ante una alarmante

serie de irregularidades de orden políticojudicial».

Los abogados Adolfo de Miguel, Guillermo Salva, Gerardo Quintana, Antonio

Pedreira, Antonio Muñoz Perea, Dimas Sanz, Francisco López Silva, José Luis Sanz

Arribas y Santiago Segura señalan que las irregularidades provienen del área

gubernativa, y se han producido incidentes en la jurisdicción «en forma de

extralimitaciones e inmisiones de aquélla en ésta, que resultan abiertamente

atentatorias a la independencia de la Justicia, consustancial a todo Estado de

Derecho».

La preocupación de los abogados se refiere al nombramiento del juez especial, a

las filtraciones sumariales, a que se juzgue en distintos grupos a los

encartados y a que se pueda alterar, al arbitrio del Gobierno, la composición

del Consejo Supremo de Justicia Militar.

 

< Volver