Los políticos contra la violencia ultra     
 
 Diario 16.    24/11/1981.  Página: 20-21. Páginas: 2. Párrafos: 14. 

LOS POLÍTICOS CONTRA LA VIOLENCIA ULTRA

JAVIER RUPEREZ:

Es un espectaculo intolerable la imagen de una ciudad tomada y aterrorizada por

bandas de mata-

hombres.

ENRIQUE TIERNO GALVAN:

Fue una clara muestra de indivismo, violencia y testimonio belico de perso-

nas desequilibradas que quieren romper la paz sin

saber que desean despues.

Unánimemente, casi utilizando los mismos términos, los políticos de los partidos

parlamentarios manifestaron a DIARIO 16 su preocupación por la ocupación por lo

que ellos mismos calificaron de

TIERNO GALVAN:

«No se debe tolerar»

«El Ayuntamiento de Madrid no tiene ningún inconveniente en que se celebren en

la capital manifestaciones normales, aunque solicite que no sean en el centro,

pero la manifestación de ayer, lo mismo que la de otros años por las mismas

lechas, es una clara muestra de incivismo, violencia y testimonio bélico de

personas desequilibradas que quieren romper la paz sin saber qué desean después.

Los manifestantes de la concentración de ayer rompieron jardines, árboles,

carteles, desperdigaron basura, destruyeron papeleras e intimidaron a

comerciantes. Por todo ello, entiendo que no se debe tolerar que una ciudad esté

bajo el signo del miedo y soy partidario de que en el futuro se corten o

prohiban estas manifestaciones de violencia y terror.»

MANDIL FRAGA (AP): «Cumplir las leyes»

«Creo que hay que pensarlo mucho antes de restringir los derechos ciudadanos de

nadie. También creo que hay que hacer cumplir las leyes para todos, sin

distinción de causa.»

PEDRO BOFILL (PSOE): «Desestabilizan con actos vandálicos»

«La manifestación de ayer fue una concentración de nostálgicos que se reúnen en

el aniversario de la muerte de dos personas, cuya memoria es manipulada por los

organizadores abusando de la buena voluntad de miles de personas que, por

motivos distintos de los suyos, acuden a esta cita. Los organizadores buscan la

confusión y la desestabilización para quebrar la voluntad de la inmensa mayoría

del pueblo, que quiere vivir en paz y libertad, a través de actos vandálicos.

Dentro del sistema democrático caben actos que reflejen el sentir de todos los

sectores, pero es muy distinto cuando estos actos se utilizan contra el propio

sistema. Si se siguen manteniendo estos objetivos involucionistas somos

partidarios de suspender en años próximos estas concentraciones.»

CAMACHO (CC 00): «Sólo el Ejército debe ir uniformado»

«Ha llegado la hora de que el Gobierno respete la Constitución, que determina

que sólo el Ejército debe estar uniformado. Por otra parte, la bandera es el

símbolo nacional para presidir actos oficiales y no debe ser utilizado en

lugares como ayer.» Camacho se mostró disconforme de que se vuelva a utilizar la

plaza de Oriente para concentraciones de los ultras.

SEGURADO (CEIM): «No creo en agoreros»

«Comprendo que, debido al inmenso número de dificultades, algunos añoren

soluciones de fuerza que no serían más que un retroceso en la historia y

crearían dificultades

insuperables. No creo en los agoreros que dicen que España no puede ser libre y

que en España la democracia no funciona. Con el esfuerzo inmenso de todos y la

serenidad de algunos estamentos se producirá un futuro maravilloso en el que

todos podremos estar orgullosos de lo que hemos conseguido: Una democracia

consolidada, perfectamente compatible con el ejercicio de la autoridad. No

existe ninguna solución para España excepto la de que todos y cada uno de los

españoles trabajen en paz y respeten la libertad de los demás.»

SARTORIUS (PCE): «Barrios enteros bajo amenazas»

«Es inconcebible que barrios enteros de Madrid sufran cada año las amenazas,

provocaciones y agresiones de grupos fascistas, en ocasiones con uniformes

paramilitares. Es intolerable en una democracia y debería ser impedido con toda

energía, y en ello tiene la responsabilidad fundamental el Gobierno Civil de

Madrid, que parece tener una notoria permisibilidad ante las concentraciones

ultras, que contrasta con su rigor ante las que convocan las fuerzas

democráticas. En este sentido, hemos decidido en el secretariado que presente

una interpelación al Gobierno relacionada con esta concentración ultra.»

JOAQUÍN SATRUSTEGUI (UCD):

«Lamentable espectáculo»

«Me parece absolutamente lamentable el espectáculo de perturbación de la vida

madrileña, de noche y de día, que han dado unas gentes que probablemente se

consideran muy bien educados. A los infractores de las más elementales normas

del tráfico y de la convivencia ciudadana deben aplicárseles las leyes a

rajatabla.»

RESACA DEL 20-N

21

JAVIER RUPEREZ:

«Es un espectaculo intolerable la imagen de una ciudad tomada y aterrorizada por

bandas de matahombres.»

ENRIQUE TIERNO GALVAN:

«Fue una clara muestra de incivismo, violencia y testimonio bélico de personas

desequilibradas que quieren romper la paz sin saber qué desean después.»

MANUEL FRAGA IRIBARNE:

«Hay que hacer cumplir las leyes a todos, sin distinción de causa.»

OPINIONES DE LA CALLE:

«Habría que prohibir que la gente monte esa bulla» / «Su ideología es

provocativa para los ciudadanos» / «Yo tomé la precaución de abandonar

Madrid el fin de semana»/ «Mi familia ha salido huyendo de la quema» / «Senti

especial repulsa al ver que esta gente monopoliza la bandera de todo el pueblo»

del centro de Madrid de «bandas fascistas».

Reproches a la pasividad del Gobierno ante estos desmanes y exigencias de

castigo fueron otras de las citas más repetidas.

GUILLERMO GALEOTE (PSOE):

«Hay que impedir estos actos»

«Considero que lo ocurrido este fin de semana en Madrid supone una violación

flagrante del derecho de reunión y ha sido todo lo contrario de lo acordado con

el Gobierno Civil. Por todo, la actitud de este último deja mucho que desear al

haber riormitido que los fascistas se pasearan y agredieran al público con toda

impunidad. Creo que la vía más directa para impedir que estos actos vandálicos

vuelvan a suceder es impedir que se celebren.»

FERNANDEZ ORDOÑEZ

(UCD)!

«Máxima autoridad»

«He pasado el fin de semana fuera de Madrid, pero antes de que esto ocurriera y

desde Valencia pedí públicamente al Gobierno la máxima autoridad frente a esta

ocupación de la ciudad por bandas fascistas. Me parece muy criticable la

inhibición frente a este tema, porque me parece que contribuye a intimidar la

convivencia democrática.))

CARMEN GARCÍA BLOISE (PSOE):

«La televisión ha caldeado el ambiente»

«Quisiera tener la ponderación necesaria para manifestar lo que siente un

ciudadano español de 1981. La manifestación del domingo me parece una muestra de

arrogancia, de desalio, precisamente este año, que las fuerzas políticas están

intentando demostrar que la democracia es posible. Cuando se puede constatar que

felizmente Ja violencia ha cedido, hay unos señores nostálgicos que, alentados

irresponsablemente por algunos medios de comunicación oficiales, como la

televisión —que ha estado caldeando e] cuma—, demuestran que la "democracia

todavía necesita defensores. Tenemos que reconsiderar, igual que hicimos tras el

23-F, que la pasividad que a veces mostramos no es buena, ya que no podemos

dejar que otros destruyan lo que entre todos estamos construyendo.»

JOSÉ M. MOHEDANO: «Que se vayan del centro de Madrid»

«Los hechos-son suficientemente" elocuentes por sí mismos y en cierto sentido

era de esperar. Lo grave es que después de autorizar la manifestación no se

hayan tomado medidas para impedirlo. Una cosa es el derecho de manifestación y

otra muy distinta es ocupar, aunque sólo sea una vez al año, el centro de

Madrid. No se debía autorizar una manifestación en el centro de Madrid, y espero

que el año que viene no se celebre ahí. Además, no se han tomado medidas

contundentes ´contra los actos vandálicos anteriores y posteriores a la

concentración.»

JAVIER RUPEREZ (UCD):

«Se ha rebasado el marco»

«Estoy básicamente de acuerdo con el editorial de ayer de DIARIO 16. Me parece

bien que la gente se manifieste, pero siempre dentro de unos marcos

constitucionales y marcados por ía autoridad gubernativa. Estos marcos se han

rebasado ampliamente este fin de semana ya que ha habido un apropiamiento de la

enseña nacional ilegal y partidista. Es un espectáculo intolerable la imagen de

una ciudad tomada y aterrorizada por bandas de mata hombres.»

NICOLÁS REDONDO (UGT):

«Un tormento anual»

«No puede volver a consentirse que, utilizando el marco democrático, sectores

inciviles y ultraderechistas intenten echar abajo ese marco que les cobija. La

manifestación en el aniversario de la muerte de Franco no puede convertirse en

un tormento anual para el resto de los ciudadanos españoles, que cuanto menos

desean la tranquilidad y la convivencia ciudadana. Es preocupante la debilidad

del Gobierno al no hacer uso de los atributos que posee, pero más preocupante

aún es Ja actitud.comprometida del Gobierno Civil de Madrid, intentando volcar

una siempre falsa guerra de cifras ante un lado u otro, según la conveniencia

de! momento.»

DÍAZ NICOLÁS (UCD): «Dentro de la legalidad, o nada»

«Estamos en democracia y, por tanto, hay que permitir las manifestaciones. Lo

contrario, lo único que traería consigo es hacer héroes y mártires, como ocurrió

en tiempos pasados. Hay que aceptar actos como el de ayer, siempre se que se

realicen dentro de la legalidad vigente. Respecto a los actos concretos que

pudieron llevarse a cabo en relación a uniformes paramilitares o la utilización

de la bandera, no puedo opinar porque no estuve presente, ya que soy contrario,

en principio, a cualquier clase de extremismos. Además, hasta los pantalones

vaqueros pueden convertirse en uniformes. Son ios jueces los que deben

determinar esta cuestión.»

 

< Volver