Se han detectado campañas de intoxicación que pueden incrementarse con la finalización del sumario. 
 El Gobierno, preocupado por el encarecimiento del clima político que crea la situación militar     
 
 El País.    02/05/1981.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EL PAÍS, sábado 2 de mayo de 1981

Se han detectado campañas de intoxicación que pueden incrementarse con la

finalización del sumario

El Gobierno, preocupado por el enrarecimiento del clima político que crea la

situación militar

Viene de primera página

El Gobierno está preocupado por el enrarecimiento del clima político,

especialmente por la influencia de los temas militares que pueda estar

provocando el continuo flujo de noticias sobre los implicados en el golpe de

Estado. La cuestión, junto con otros importantes temas políticos, como el estado

de las relaciones con el PSOE, pudo ser analizado en la reunión que el

presidente Leopoldo Calvo Sotelo celebró ayer con los seis principales ministros

del Gabinete.

La reunión comenzó sobre las diez de la mañana y terminó poco después de la una

de la tarde. Además del presidente, asistieron a ella los ministros de la

Presidencia, Pío Cabanillas; de Defensa, Alberto, Oliart; del Interior, Juan

José Rosón; de Justicia, Francisco Fernández Ordóñez; de Asuntos Exteriores,

José Pedro Pérez-Llor-ca, y de Administración Territorial, Rodolfo Martín Villa.

Oficialmente, se afirma que la reunión habla sido convocada hace varios días y

que no guardaba relación directa con los últimos acontecimientos conocidos sobre

la situación militar en el país y las consecuencias de la intentona del 23 de

febrero. Así, entre otras cosas, se analizó la situación política tras la

decisión del PSOE de reconsiderar la política de concerta-ción con el Gobierno

los problemas del paro, especialmente en Andalucía, la crisis económica y la

lucha contra el terrorismo. No obstante, fuentes gubernamentales

confirmaron que se había tratado también del tema militar como uno de los

principales puntos de interés en la situación actual.

Campañas de intoxicación

La actitud del Gobierno ante las filtraciones a la Prensa del contenido del

sumario sobre el golpe se justificaría por la tesis, expresada por fuentes del

Ejecutivo,´de que tal filtración ha sido realizada con el objetivo fundamental

de crear un clima de confusión y falta de respeto a la autoridad judicial que

desacredite y torpedee el sumario y el consejo de guerra subsiguiente,

principalmente porque gracias a ese clima obtienen argumentos quienes afirman

que se está haciendo un juicio popular a los implicados.

Las mismas fuentes indicaron que para atajar esta situacion.es necesario

terminar en el más breve tiempo posible el sumario y concluir el caso bajo la

autoridad judicial, si bien el Gobierno es también consciente de que cuando se

aproxime la culminación del procesó el enconamiento de la situación irá en

aumento.

Con todo, el asunto de la filtración a la Prensa del contenido del sumario se

considera definitivamente zanjado en lo que respecta a los medios informativos,

y no fue objeto´de especial estudio en la reunión antes aludida del Gobierno. En

cambio, no se ha cerrado la cuestión en lo que atañe al autor o autores de la

filtración, que son los que, a juicio del Gobierno, hantransgredido la

legalidad, y no los medios de Prensa.

Otros medios del Gobierno han señalado que existe en la actualidad una campaña

de intoxicación en los establecimientos militares, donde incluso se han

repartido panfletos, cuyo objetivo funda-

mental es distorsionar la realidad respecto a los implicados en el golpe y

desacreditar al Rey.

El Gabinete se muestra también muy preocupado por la trama de apoyos civiles que

sostiene esas campañas, y considera necesaria una mayor energía en la

persecución de las implicaciones civiles del golpe. Actualmente, sólo está

detenido y procesado un civil, Juan García Carres, aunque se ha tomado

declaración a más de un centenar de personas.

Las medidas militares en la I Región se prolongarán hasta el miércoles.

Durante la jornada de ayer prosiguieron las medidas especiales de seguridad

adoptadas por el capitán general de la I Región. Fuentes militares precisaron a

EL PAÍS que esas medidas se refieren a la suspensión de permisos a jefes y

oficiales de todas las unidades, así como el establecimiento de un retén en cada

una de ellas, preparado para actuar en el plazo de uno o dos minutos. Las

medidas de restricción de permisos no conciernen ala tropa, si bien el 20% de

los efectivos de ésta quedan afectos al sistema de retenes.

Las fuentes militares citadas añadieron que estas medidas especiales, en vigor

desde el pasado jueves, se prolongarán hasta el próximo miércoles. Por tanto, no

afectan exclusivamente a las jornadas más cercanas al Primero de Mayo, como

inicialmente se había indicado.

 

< Volver