La etapa de cambio acelerado en que vivimos debe ser acompañada por una fase de reformas políticas  :   
 Fraga Iribarne presentó el libro Democracia Fuerte, de Gabriel Elorriaga. 
 ABC.    18/02/1975.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABC. MARTES 18 DE FEBRERO DE 1975. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 31.

LA ETAPA DE CAMBIO ACELERADO EN QUE VIVIMOS DEBE SER ACOMPAÑADA POR UNA

FASE DE REFORMAS POLÍTICAS

Fraga Iribarne presentó el libro «Democracia fuerte», de Gabriel Elorriaga

«Fraga es el hombre con talento para organizar la libertad y con talante para ejercitar la autoridad»,

afirmó don Gabriel Elorriaga en la presentación de su libro «Democracia, fuerte», editado por Digesa, y

en el que se recogen un conjunto de artículos publicados en la Prensa a partir de la ley Fraga. A

continuación señaló que frente a los partidarios de las convulsiones y. de aquellos que creen preferible el

suicidio político antes que abdicar de una mínima parte de sus privilegios, Fraga es el político capaz de

traernos la esperanza y la confianza.

A continuación intervino don Manuel Fraga Iribarne, quien habló del autor, del tema y de las

circunstancias de este nuevo libro, que inaugura la colección política de la editorial Digesa. Refiriéndose

al autor, recordó sus tiempos de colaboración, y, al abordar el segundo punto, el del tema, destacó que en

los momentos actuales las dos únicas formas de Gobierno posibles son las oligarquías y la democracia, ya

que la Monarquía suele ser más que nada democracias coronadas, como ocurre actualmente en las

Monarquías europeas. En la democracia —continuó— se da siempre un liderazgo, una representación y

un cierto control que, de vez en cuando, ejercen los representados sobre los gobernantes.

Refiriéndose, concretamente, al caso de España, puso de relieve que en los tiempos modernos no había

tenido casi ocasión de asomarse a la democracia, a pesar de los repetidos intentos. Precisó que decía

tiempos modernos porque, con anterioridad, la democracia había sido casi una realidad en nuestro país.

Señaló seguidamente que en España la idea de democracia había ido casi siempre unida a la idea de

debilidad.

Finalmente, abordó las circunstancias en que se publicaba este libro y calificó el momento como difícil y

de crisis.´ «Crisis —dijo—, porque las cosas cambian, y juicios que eran válidos han dejado de serlo. Las

concepciones de los años treinta han perdido su valor ante unas circunstancias similares a las existentes

cuando nacieron.» «Vivimos —concluyó— un proceso de cambio acelerado que debe ser acompañado de

una fase de reformas políticas.»

El acto de presentación, celebrado en los locales de Digesa, se inició con unas palabras del director

gerente de la editorial, don Luis Sastrón, quien se refirió a la personalidad del autor y a la nueva serie

política que ahora se inicia.

Los salones de Digesa fueron totalmente insuficientes para dar cabida a los numerosos asistentes, entre

los que se encontraba don Ricardo de la Cierva, don José Luis Cerón, los señores Iglesias Selgas, Castro

Villacañas, Sánchez Creus, Muñoz Alonso, González Páramo, Garrigues Walker, Mario Antolín,

González Seara, Moya y Aparicio Bernal.

 

< Volver