Altos mandos de la Seguridad del Estado temieron una agresión de Tejero a Suárez     
 
 Ya.    25/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Altos mandos de la Seguridad del Estado temieron una agresión de Tejero a Suárez

Los altos mandos de la Seguridad del Estado que coordinaron la operación de

rescate de los diputados retenidos por la fuerza en el palacio del Congreso

temieron en varios momentos que el presidente del Gobierno en funciones, Adolfo

Suárez, fuera objeto de alguna agresión por parte del teniente coronel Tejero,

según dijo un alto funcionario de la Seguridad del Estado a Europa Press.

El citado cargo decía a las diez de la mañana de ayer: «Tenemos la situación

bastante controlada y podríamos iniciar el rescate muy pronto, pero el problema

es hacerlo sin disparar un tiro, puesto que en este momento el desenlace sería

imprevisible. Además, no podemos olvidar que peligra la integridad de Adolfo

Suárez, pues el teniente coronel Tejero se halla muy nervioso y se ha visto que

sigue con mucha

atención las reacciones del presidente.»

Adolfo Suárez pidió hablar con Tejero a los pocos minutos de comenzar la

ocupación del hemiciclo por fuerzas de la Guardia Civil. Nada más iniciar el

ademán de levantarse, los guardias civiles encañonaron a Suárez, sin dejarle

siquiera hablar. El respondió que era el presidente del Gobierno y tenía el

derecho de hacerlo, pero en ese momento arreciaron los gritos de otros guardias

civiles que dieron claras muestras de hostilidad. Uno de los miembros de la

Benemérita que se hallaba en las tribunas del Hemiciclo dijo a sus compañeros:

«Que se esté quieto. A ver si Suárez va a ser más bonito que los demás.» Otro

añadió: «Quieto todo el mundo, que estos aparatos —por las metralletas—

funcionan.

 

< Volver