Fraga al partir hacia Londres. 
 Existe una base seria para hacer una asociación de amplia base en el país  :   
 No hay por mi parte ningún deseo de ruptura ni mucho menos de quebrar ninguna esperanza. 
 ABC.    20/02/1975.  Página: 17-18. Páginas: 2. Párrafos: 11. 

Fuente: ABC MADRID Fecha: 20-02-1975 Página 17

ABC. JUEVES 20 DE FEBRERO DE 1975. EDICION DE LA MAÑANA. PAG. 17.

FRAGA AL PARTIR HACIA LONDRES

«EXISTE UNA BASE SERIA PARA HACER UNA ASOCIACIÓN DE AMPLIA BASE EN

EL PAÍS»

«No hay por mi parte ningún deseo de ruptura ni mucho menos de quebrar ninguna esperanza»

«No hay por mi parte ningún deseo de ruptura ni mucho menos de quebrar ninguna esperanza que pueda

haber en este planteamiento», ha dicho el embajador de España en Londres, don Manuel Fraga, sobre su

postura en el tema asociativo.

El señor Fraga hizo unas declaraciones una hora antes de partir hacia la capital inglesa, en el aeropuerto

de Barajas. Su vuelo, en Iberia, partió a las diez y cinco de la mañana. Acudieron a despedirle, entre otras

personas, según Europa Press, el director general de Coordinación Informativa, señor Jiménez Quílez; el

consejero nacional por Soria, señor Cisneros, y miembros de sus equipos de Madrid y Barcelona y otros

colaboradores y simpatizantes.

El señor Fraga, en sus declaraciones, dijo textualmente: «Ahora, al despedirme de ustedes, hablo a título

puramente personal (anoche lo hice midiendo todas las palabras y en nombre de varios grupos que espero

se consideren bien interpretados) y tengo que decir:

Primero. Que en los dos viajes que he hecho a Madrid y en el que hice a Barcelona, en una fase previa, he

llegado a una convicción —a la que han llegado otras muchas personas—, que existe una base seria para

hacer una asociación de amplia base en el país, que recoja los anhelos que tiene el pueblo español, .tan

justificados, de estabilidad, de continuidad de todos los logros hechos en estos años y, al mismo tiempo,

de confirmar justamente esa estabilidad con las reformas necesarias a la altura de los tiempos; la

convicción, por otra parte, de que una gran mayoría —creemos— de la opinión prefiere que esas reformas

se hagan ahora, se hagan de común acuerdo y se hagan justamente por personas que creo que, por lo

menos en mi caso, no pueden ser sospechosas, porque yo he servido toda mi vida dentro de este sistema y

no me arrepiento de ello, no me arrepiento ni de los cargos que he tenido ni de las ideas que he expresado

y sigo siendo un hombre del sistema, puesto que, al fin y al cabo, me honro representándolo, por un honor

personal del Jefe del Estado, a quien rindo público homenaje, del presidente del Gobierno v del ministro

de Asuntos Exteriores.

Segundo. Sentado eso, yo he llegado a una convicción, de la que quizá sea pronto para hablar, pero que

siz. tomar yo ninguna iniciativa he podido formar en los últimos meses, de que un plan como el que

queremos proponer (y que en parte es conocido a través de diversos borradores y documentos de trabajo)

tiene ya —tendría aún más en cuanto fuese objeto de un planteamiento público— una simpatía y un

respaldo de las fuerzas políticas europeas más importantes, lo cual supondría, sin duda ninguna, uno de

los más interesantes nasos y desbloqueos de algunos aspectos de nuestra política exterior.

REFORMAS CON MUTUO CONSENSO

Y dichas "estas dos cosas, sólo me queda decir que, efectivamente, no hay por mi parte ningún deseo de

ruptura ni mucho menos de quebrar ninguna esperanza que pueda haber en este planteamiento y que hay

un deseo evidente de que se aclaren las cosas que tengan que aclararse. Entiendo que ahora la pelota no

está en nuestro campo, y que son preguntas públicas y razonables las que hemos hecho y que deseamos

que se respondan razonablemente, y con el mismo espíritu razonable y, sobre todo, de mutua

comprensión, puesto que reformas no se pueden hacer sino a ba.se de un mutuo consenso (eso diferencia

justamente la reforina de la revolución, en que todos se ponen de acuerdo o en que fundamentalmente se

produce un acuerdo mínimo) y que muchos desearíamos poder prestar este servicio "al pueblo español,

porque creemos que sería un servicio.

Verán que me despido "sine die", lo cual quiere decir que no tengo fecha puesta para volver. Muchas

gracias.»

A preguntas de los informadores, el señor Fraga manifestó que no regresaba a Londres «decepcionado».

Añadió que «las cosas políticas son complejas y, justamente cuando se hacen en serio, no pueden ser

fáciles ni improvisadas. Subrayo la palabra serio. Si ahora mismo alguien me pide que resuma el

programa de toda mi vida, lo resumo en esa palabra. Cuando yo me he dirigido —yo y otros— a muchos

españoles para pedirles su tiempo, para pedirles su dinero y, lo que es más que nada, su ilusión, tengo que

ser serio».

EL DESMENTIDO DE LÓPEZ RODO

Afirmó luego que el señor López Rodó había desmentido unas supuestas declaraciones en las que

criticaba su actuación como embajador. «Yo le he agradecido el desmentido •—dijo don Manuel Fraga—,

lo que corresponde a lo que él es, porque le tengo por una persona seria también.»

Rehusó hacer puntualizaciones sobre si había encontrado obstáculos para la promoción de una asociación.

«Mi espíritu es no dejar detrás ninguna puerta cerrada, ninguna barrera rota, yo seguiré sirviendo por

ahora donde estoy. Más que de obstáculos hay que hablar de complejidades naturales de la situación y yo

espero que con ayuda de todos se vayan despejando», señaló después.

El embajador manifestó, por último, que «las palabras /leí señor Utrera, ayer, me parecen muy acertadas y

lo que creo es que varias de estas cosas que ha dicho, que yo, personalmente, como un español más,

agradezco mucho, necesitan luego puntualizaciones, quizá normas u otras precisiones. Pero a mí me

parecen acertadas y constructivas».

FRAGA, EN LONDRES

Londres 19. El embajador de España en el Reino Unido, don Manuel Fraga Iribarne, ha regresado a

Londres, tras su estancia en Venecia y en Madrid.—Efe.

SILVA Y SU GRUPO PREPARAN UN BORRADOR DE ASOCIACIÓN POLÍTICA

El ex ministro señor Silva Muñoz y sus colaboradores celebran reuniones para elaborar el programa

político de una posible asociación acogida a las normas estatutarias legales en vigor.

Según se cree saber en círculos bien informados, el primer borrador de este programa podría quedar

ultimado en los primeros días de marzo próximo.

El señor Silva y sus colaboradores están también a la espera de la intervención del presidente Arias en

TV. E., anunciada para el 26 del mes en curso, por lo que en ella pueda aportarse en materia asociativa.

También se sabe que el grupo ha acogido con muy buena impresión las manifestaciones del señor Utrera

Molina en la toma de posesión de los nuevos delegados nacionales sobre la postura de la Secretaría

General del Movimiento y del Gobierno en el tema del asociacionismo político.—Europa Press.

 

< Volver