Hacia la Generalitat     
 
 Pueblo.    05/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

«HACIA LA GENERALITAT»

De un editorial de «La Vanguardia» recogemos lo que sigue:

«El señor Tárradellas, con la autoridad de su digna e inflexible actitud a lo largo de su dilatado exilio, era,

el interlocutor que el Gobierno necesitaba. Es prematuro —y por ello seria siempre injusto el juicio—

hacer una valoración de lo realmente con_ seguido. Lo más importante, a, nuestro entender, es el

reconocimiento de Cataluña como una unidad indestructible, a1 través precisamente de un hombre que no

ha renunciado jamás a su condición de presidente de la Generalitat, así como la expresada voluntad de

dotar a Cataluña de la necesaria autonomía, buscando, entre tanto, una fórmula transitoria que realice la

unidad y permita avanzar hacia la recuperación, de las instituciones, siempre junto al latido de España.

Esto, evidentemente, no es la autonomía. Pero es desbrozar el camino para que llegue a ser la realidad que

desea el pueblo catalán, tal como ha demostrado con su voto masivo en las últimas elecciones. Cuarenta

años de escamoteo del problema .no lo han hecho´ desaparecer. Estas décadas, en el cómputo de la

historia, no son ´ más que el gesto fugaz, que en seguida se olvida, del prestidigitador. La verdad seguía

viva y es la que ha afrontado el Gobierno del Rey, para demostrar, entre otras cosas, que .los pueblos de

España podían expresar su personalidad con entidades de Derecho Público, dentro de la Monarquía. Cosa

que había sido siempre discutida, y fue causa innegable de republicanismo.

De momento, Cataluña está contenía y España tranquila. Dialogar y pactar está en la entraña de nuestro

pueblo Ya discutiremos después, - cuando las Cortes estudien el futuro Estatuto de Autonomía, qué es lo

que más conviene. Ahora se ha llegado a la frontera de lo posible y se ha recuperado la histórica,

indivisibilidad que del Pirineo al Ebro y del Mediterráneo al Segre explica la realidad de un pueblo que

ayudó a hacer España y siguió siendo, y es aún, Cataluña.»

 

< Volver