Joven muerto en Suriá por disparo de un guardia civil     
 
 El País.    13/07/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Joven muerto en Suriá por disparo de un guardia civil

EUROPA PRESS.Manresa

Roque Peralta Sánchez, de veintisiete años de edad, resultó muerto en la madrugada de ayer en Suria

(Barcelona) por un disparo efectuado por ]a Guardia Civil de la localidad durante los incidentes que se

registraron a la entrada de un baile.

Los incidentes se debieron a que en el baile, organizado por el alcalde de Suriá por celebrarse las fiestas

de la localidad, era obligatorio llevar corbata y unos 150 jóvenes no pudieron entraren el local donde se

celebraba por no llevar la prenda qué el alcalde había impuesto. Al protestar los que no pudieron entrar,

algunos de los que estaban en el baile, y que llevaban corbata, se enfrentaron con los que estaban fuera.

Así se produjo un fuerte enfrentamienlo que los vecinos no pudieron calmar, porto que solicitaron fa

presencia de la Guardia Civil. Uno de los miembros de !a Benemérita efectuó un disparo que alcanzó a

Roque Peralta Sánchez produciéndole la muerte en el acto. E! sargento y los dos números que habían

acudido a disolver los enfrentamientos, hubieron de retroceder hasta la casa cuartel, donde se refugiaron

hasta que llegaron refuerzos procedentes de Manresa.

Sobre este luctuoso suceso, el alcalde de Suriá .difundió en la tarde de ayer una nota en la que da la

siguiente versión dé los hechos: «Sobre las tres horas- de la madrugada del día 12 del actua! y en la salida

del baile público que tenía lugar en la localidad de Suriá. con motivo de las fiestas del pueblo, se

congregaron unas 150 personas, quienes provocaron a los asistentes que abandonaban el local y trataban

de impedir por la fuerza la salida del mismo.»

Sobre la forma en quese produjo la muerte del joven, la nota señala que ante si empleo de la violencia por

parte de los provocadores sé originó un incidente en el que uno de los guardias, en un forcejeo, efectuó un

disparo que alcanzó a Roque Peraltan

 

< Volver