Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Nadie quiere ser el gran partido de la derecha catalana. 
 Los partidos de Pujol y Canyelles se deslizan hacia la izquierda     
 
 Informaciones.    19/07/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

NADIE QUIERE SER EL GRAN PARTIDO DE LA DERECHA CATALANA

Los partidos de Pujol y Canyelles se deslizan hacia la izquierda

BARCELONA, 19 (INFORMACIONES, por Enrique Sopena).

TAMPOCO los demócrata-cristianos quieren convertirse en el eje aglutinante del´gran partido de la

derecha catalana, ausente hoy aquí.

Con motivo, de la reunión del Consejo Nacional de la Unión Democrática (don Antón Canyelles), la línea

centro - izquierdista del partido —alternativa propiciada durante los años del franquismo e incluso

durante los primeros meses que sucedieron al 20 de noviembre— ha salido robustecida. Aunque algunos

términos proscritos durante la campaña electoral, tales como la autogestión, no han resurgido de

momento; la reorientación imprimida denota la influencia de la victoria que las izquierdas consiguieron

aquí.

Pero no es únicamente el Partido de la Democracia Cristiana el que se ha desplazado hacia su izquierda.

Otro tanto ha acaecido con Convergencia Democrática (don Jordi Pujol) y con el Partido socialista (ex

Reagrupament). Como ya publicó INFORMACIONES ayer, en ambas formaciones se registra un

deslizamiento hacia posturas más izquierdistas, consecuencia, también, del resultado de los comicios.

Así, pues, las recientes tomas de postura están despejando todavía más el vacío político producido por la

inexistencia de un partido conservador, vertebrado por la derecha autóctona, que podría conectar con

facilidad con sus homólogos europeos, especialmente en aquellos países en donde la correlación de

fuerzas es similar a la que se registra hoy en Cataluña.

Acaso el Centro Catalán, partido que, coaligado con los democristianos, consiguió un escaño (don Carlos

Güell), se decida a ello, aunque su,mediana implantación le impide hacerlo en solitario. Acaso pudiera

cumplir estas tareas la Unión del Centro Democrático, pero la total ausencia de una maquinaria de partido

—la U.C.D. se creó aquí el sábado 7 de ´mayo—- le impiden, de momento, intentarlo. Sobre un posible

acuerdo parlamentario entre los diputados de la U.C.D. y el Centro Catalán se especulaba anoche en

círculos políticos, ante la posibilidad de que su compañero de coalición, don Antón Canyelles, engrosara

las filas de la minoría integrada por el Pacto Democrático para Cataluña (señores Pujol, Trías Fargas y

Verde).

La reunión que hoy celebrará el Comité ejecutivo de Convergencia Demoçrática promete ser de gran

interés, puesto que don Jordi Pujol ha renunciado a asistir a la permanente de la asamblea de

parlamentarios catalanes, a fin de estar presente en la discusión al nivel más alto del partido. No sólo se

planteará la inclusión en la minoría - parlamentaria de don Antón Canyelles, sino que, incluso, podría

quedar fijada la nueva línea enfocada hacia el nacionalismo a ultranza y hacia el socialismo en libertad.

Los cambios que- se prevén dentro del Comité ejecutivo dé C.D.C. serán sus tesis.

 

< Volver