Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Posible ruptura del Pacto  :   
 Pujol gira a la izquierda, ¿qué va a hacer Trías?. 
 Informaciones.    20/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

POSIBLE RUPTURA DEL «PACTO»

PUJOL GIRA A LA IZQUIERDA. ¿QUE VA A HACER TRIAS?

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 20.

LA eventualidad de una aproximación entre él sector 1 centrista nacionalista que capitanea aquí ctan Jordi

Pujol y la unión de Centro Democrático quedó anoche desvanecida. Esa supuesta aproximación fue ayer

rumor constante a raïz de la entrevista que por la mañana mantuvo el presidente Suáres con los dirigentes

del Pacto Democrático, señores Trías Fargas, Verde Aldea y Pujol. «Hemos ido, como ya lo´han hecho

líderes de otras minorías, a fin de dialogar sobre el programa económico, básicamente. De eso a pensar

que podíamos pactar con la U.C.D. hay un abismo», precisaron, ya en Barcelona, los tres •políticos

mencionados.

El abismo, por - lo que respecta concretamente ai partido del señor Pujol —Convergencia Democrática—,

se puso claramente de manifiesto tras la reunión de la Comisión Permanente de C.D.C., iniciada hacia las

seis de´la tarde y finalizada a las diez de la noche. En el cursó de la sesión fueron elegidos nuevos

miembros del comité ejecutivo. La linea triunfadora —t´al como se ha venido apuntando estos últimos

días en INFORMACIONES— corresponde al ala izquierda de .Convergencia, de inequívoca tendencia

nacionalista y de fuerte componente socializante. Es. decir, ayer por la noche el partido de don Jordi Pujol

sentó los presupuestos lógicos para inclinarse hacia la izquierda, abriendo cauces para ía colaboración con

socialistas y comunistas en una hipotética, todavía, entente electoral.; cara a los comicios municipales.

+

Entre los observadores políticos, se señala en Barcelona que la victoria ha correspondido a dos corrientes

—Ja., radical nacionalista y socializante y la partidaria del «compromiso histórico»— cuyos abanderados

son don Josep María Cullell y don Miguel Roca i Junyent, respectivamente. A-l parecer, el papel de don

Jordi Pujol continúa siendo el de líder in-discutido, moderador y equilibrador de tensiones. De momento,

el giro de C.D.C. se ha conseguido sin-graves alteraciones internas y sin escisiones_de relieve.,.

La reorientación del partido —eje de la coalición Que consiguió el segundo puesto en las elecciones del

15 de junio— se interpreta aquí como muy significativa y de hondas resonancias en el mosaico político

catalán, cada vez más escorado hacia la izquierda, La primera incidencia de los acuerdos de anoche puede

producirse en el propio seno del Pacto Democrático. Mientras se refuerza la posición del Partido

Socialista - Reagrupament (Verde Aldea, sucesor del fallecido Pallach), queda por ver la actitud del

´Partido Esquerra Democrática (Trías Fargas), liberales con cierta correspondencia res p e c t o al Partido

Liberal d« los señores Pontán (presidente del Senado) y Garrigues Walker (ministro del segundo Gabinete

Suárez). No se descarta que la «apertura a sinistra» del señor Pujol puede significar un buen motivo para

el desenganche del señor Trías Fargas —excelentemente relacionado con los medios financieros catalanes

y españoles—, potencial líder de una derecha civilizada que aquí se está quedando sin traducción política.

Lógicamente, en torno al señor Trias Fargas podría fraguar una coalición integrada por Unión

Democrática (Canyellas), CentroCatalán (Güell de Setmenat) y, más adelante incluso, Unión de Centro

Democrático (Sentís). Sin embargo, tampoco ello parece fácil: falta por saber si el señor Trías Fargas se

resiste al embrujo izquierdista, imán hacia el que todos desean confluir en Cataluña. También Unión

Democrática (democristianos) —al menos oficialmente — se presenta orientada hacia el centro-izquierda.

Una cosa, no obstante, pudiera diferenciar a unos y a otros. Esa cosa es, justamente, el rechazo o no a la

colaboración con los socialistas y, sobre todo, con los comunistas. Así, mientras la tendencia que se ha

impuesto en C.D.C. •—acorde, por otra parte, con la «base» del partido, que no es sólo de «cuadros», sino

que cuenta con amplia militància en toda Cataluña— no rechaza, como hemos indicado, los pactos con el

P.S.C. y P.S.U.C, no sucedería lo mismo con los liberales, los democristianos y • aun los

socialdemócratas- del Verde Aldea. En fin, como puede advertirse, la situación política catalana, en lugar

de esclarecerse, se adentra por vericuetos llenos de matices y d« notoria complejidad.

ASAMBLEA BE PARLAMENTARIOS

Mientras, casi a la misma hora —y con la ausencia del señor Pujol, pendiente de los rumbos de su

partido—, se reunían en el Palacio de la Generalidad los miembros de la Comisión Permanente de la

Asamblea de Parlamentarios. Durante cinco horas se eiifras-´ carón en vivos debates. Al final se impuso la

línea de no aceptar la propuesta autonomista que propugna el Gobierno —v í a Mancomunidad de

Diputaciones—, y, en cambio, de incidir en la fórmula autonomista «modelo Generalidad», la cual —

según los ju-r i s t a s parlamentarios— es perfectamente alean z a b 1 e a través cíe la propia ley de bases

de. Régimen Local. Dentro de cinco días —y previa comunicación personal al presidente Tarradellas,

para lo que se desplazará hoy mismo el señor Reventos a París— se efectuará una nueva sesión de la

Permanente, que ratificará y unificará los distintos proyectos presentados y que desembocará en una

sesión plenària de la asamblea. Tras el consenso de todos los asambleístas, comenzará de verdad la larga

batalla hacia ¡a autonomía.

INFORMACIONES

20 de julio fe 1977

 

< Volver