Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 Tarradellas, de acuerdo con los parlamentarios. 
 La Generalidad provisional debe contar con un Parlamento  :   
 Las negociaciones con el Gobierno no contemplaban este nuevo elemento. 
 Informaciones.    18/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

TARRADELLAS, DE ACUERDO CON LOS PARLAMENTARIOS

La Generalidad provisional debe contar con un Parlamento

BARCELONA, 18 (INFORMACIONES, por Margarita Sáenz-Díez).

LAS NEGOGiACSONES CON EL GOBIERNO NO CONTEMPLABAN ESTE «NUEVO

ELEMENTO»

LA Generalidad Provisional de Cataluña, deberá contar con un Parlamento, formado en esta primera

etapa por los parlamentarios de las Cortes Españolas, que en el plazo de un año será sustituido por una

Cámara elegida de nuevo por todos los catalanes. La restauración de esta institución, pilar básico de la

histórica Generalidad, no estaba prevista en el esquema, negociador acordado entre don Josep Tarradellas

y el delegado gubernamental don Salvador Sánchez Terán; sin embargo, ha sido considerado

indispensable a lo largo del encuentro entre la comisión negociadora catalana y el presidente Tarradellas

celebrado en Saint Martin-le-Beau. Asi. fines, este será uno de los «nuevos elementos» a incorporar a las

negociaciones, acordadas unánimemente por todos los reunidos tal como consta en el comunicado final.

Como ya adelantó INFORMACIONES, la restauración del Parlamento de Cataluña era reivindicación

mayoritaria de los senadores y diputados catalanes que quedó recogida en los tres anteproyectos

elaborados para el restablecimiento de la Generalidad. Sin embargo, como pudo comprobar directamente

este corresponsal, el honorable Josep Tarradellas participaba de este deseo, aunque no con la urgencia

mostrada por algunos parlamentarios elegidos el 15 de junio. No obstante, tras el «consensus» alcanzado

ayer, la creación de esta Cámara vendrá a completar la relación de instituciones a restablecer

provisionalmente en tanto no se redacte la nueva Constitución española, es decir, la presidencia de la

Generalidad (con el retorno de don Josep Tarradellas), el Consejo Ejecutivo, el Parlamento Provisional y

la comisión mixta Gobierno-parlamentarios, que se responsabilizará del. traspaso gradual de poderes.

El Parlamento Provisional tendrá corno principal función controlar al Consejo Ejecutivo —que según lo

acordado en la residencia francesa del presidente todavía exiliado sevá un ejecutivo de concentración—,

que presidirá don Josep Taradellas. Este ha precisado, como lo había hecho en anteriores ocasiones, que

se propone delegar sus funciones ejecutivas en el Conseller en Cap (cuya traducción libre vendría a ser la

de primer ministro). Por tanto, si el Consejo Ejecutivo se forma según la representativídad alcanzada en

las pasadas elecciones, don Joan Revenios, diputado número uno de la coalición ganadora socialista de

Cataluña, ocuparía con toda probabilidad el cargo. Más adelante, cuando el Parlamento (no provisional)

de Cataluña, estuviera constituido, debería elegir o rectificar, en el plazo reglamentario, la presidencia de

la Generalidad, ya que esta fue una de sus históricas atribuciones.

En cuanto a la comisión que gestionará el traspaso de poderes, se ha acordado al parecer que se forme

paritariamente, es decir, con el mismo número de componentes gubernamentales y parlamentarios. Esta

será otra de las cuestiones a tratar por los señores Tarradellas y Sánchez Terán en París durante este

próximo fin de semana. Con este nuevo viaje del delegado de don Adolfo Suárez se espera que quede

definitivamente ultimado el acuerdo con la aquiescencia de ambas partes. Porque a pesar de los «nuevos

elementos» incorporados a ,´a negociación, el documento que será examinado el sábado por el ex

gobernador de Barcelona y diputado por Salamanca de la U.C.D. «no es máximalista, sigue siendo

posibilista».

Así, pues, superada la primera propuesta de restablecer una Generalidad «descafeïnada», a partir de una

mancomunidad de diputaciones, se ha entrado en la recta final para la restauración transitoria de una

Generalidad camino hacia el autogobierno, en la que es ineludible acabar de perfilar los compromisos

recíprocos.

 

< Volver