Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Fraga, Andes y los libros     
 
 ABC.     Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS FRAGA, ANDES Y DOS LIBROS

Merecidísimos los premios de periodismo que llevan el nombre de Manuel Fraga Iribarne, pero lo

importante de la gran cena y del gran acto de Barcelona ha sido el discurso precisamente de nuestro

embajador en Londres, que no cabe duda, tiene «ganchos político y de qué manera. Desde luego se

esperaba con expectación la declaración que Fraga llama «Una actitud de centro y que no solo no ha

defraudado, sino que ha descorrido amplias esperanzas en una hora de tantas desilusiones y de tantas

obcecaciones. El discurso del ex ministro de Información y Turismo ha alcanzado la categoría de una

pieza poli tica en el arte de gobernar rechazando. «a priori», los extremismos de la izquierda y de

la derecha, a los que dogmatizan y pontifican de una y otra par te con feroz intolerancia; con revanchismo

y resentimiento suicida; considerando ilegitimo un trozo de historia que tiene casi cuarenta años; que

califican de hereje al Papa; de heterodoxo al Concilio y de corrompida a la juventud. Fraga

proclama la necesidad de un Estado fuerte, de un Gobierno eficaz, de una seguridad interior y de una

política exterior digna, pero estimando que ese Estado debe ser un Estado de Derecho, con un máximo de

libertad para las personas y para los grupos intermedios. En fjn —dijo—, el «centro» que propugna es «el

que cree que toda la legitimidad en la sociedad actual arranca de la representación auténtica, de la

participación a todos los niveles y, en definitiva, de una profunda democratización, de una

democratización efectiva, de todos los órdenes de la vida social, en la cual las posiciones de

superioridad, desde el Rey al alcalde, sólo se justifiquen por la función bien cumplida y debidamente

residenciada.

Otro discurso magnifico ha sido el del conde de los Andes en el Club Siglo XXI. y que bien merece ser

atentamente leída por los hombres políticos que realmente sientan plena conciencia de su

misión. Paralelamente a esta buena atmósfera de preocupación política por el futuro de España, bien

vale la pena señalar el sugestivo libro de César de Lama titulado «Juan Carlos camino del Trono»,

y que es una. buena aportación biográfica del Príncipe, y el titulado «¿Por qué no fue posible la II

Republica?), de José María Martínez Val,, un estudio que enseña cosas muy útiles también pensando

en el mañana.—ARGOS.

 

< Volver