El laberinto de la Generalidad     
 
 Informaciones.    31/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

INFORMACIONES EL LABERINTO DE LA GENERALIDAD

A once días exactos de la Diada, manifestación unitaria del sentimiento nacional catalán, don Josep

Tarradellas destituye al senador don Josep Benet de la comisión negociadora con el Gobierno. Paralela a

esta decisión, que expresa únicamente la parte visible de todo el iceberg de la desunión catalana, se

registran continuos enfrentamientos internos en el seno del socialismo y del comunismo catalán, entre las

tendencias «catalanistas», «españolistas», «sacristana» y «banderas blancas».

El resultado es todo el caos negociador actual. Nadie sabe cómo marcha la negociación porque lo que se

negocia en París se desnegocia en Barcelona; es interpretado por cada partido de un modo distinto, leído

por cada fracción en función de sus objetivos propios y traducido por cada líder en base a sus meras

ambiciones personales. De hecho la asamblea de diputados catalanes es hoy un galimatías en el que se

entrecruzan las más diversas tácticas y estrategias, acompañadas de las maniobras políticas de más puro

estilo florentino.

La unidad catalana de ayer frente al anterior régimen político es hoy una impresionante desunión de cara

a la negociación con el actual Gobierno. Da toda la impresión que de repente los líderes catalanes han

perdido el más elemental «seny» político y se disputan el reparto de la piel autonomista del oso de la

Generalidad que todavía no han cazado. Con lo que ponen en peligro no sólo sus propios intereses

catalanes, sino el interés democrático global de todos los que integramos el Estado español.

Urge, pues, que los mismos catalanes salgan cuanto antes de esté laberinto político o serán sacados, junto

con los demás españoles, a la fuerza. Lo que vaya a ocurrir en Cataluña depende esencialmente del

desenlace de los tres conflictos simultáneos que hoy se desarrollan en Barcelona: el de la Generalidad y el

interna de las dos partidos de izquierda, claramente hegemónicos en esta zona, que se debaten en medio

de importantes y cruciales luchas fracciónales del P.S.C.-P.S.O.E. y del P.S.U.C. Y ello va a influir de an

modo extraordinario las perspectivas de un frágil sistema democrático, que, para colmo, de males, se ve

envuelto en este kafkiano laberinto catalán.

 

< Volver