Autor: Luján Fernández, Néstor. 
   Más sobre la destitución del señor Benet     
 
 Ya.    04/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Más sobre la destitución del señor Benet

Don Néstor Lujan, en "La Vanguardia" :

"En un momento dado, todos los partidos que obtuvieron mus lúcida votación en Cataluña defendieron

durante su campaña el Estatuto como imprescindible, al presidente de la Generalitat en el exilio no sólo

como personalidad simbólica, sino en pleno ejercicio de sus poderes. Así fue defendido por todos. Y

cuando la Asamblea de Parlamentarios catalanes designa una comisión negociadora, que es nombrada por

el presidente, señala que debe aparecer el decreto en el "Diari Oficial de la Generalitat". Aparece en el

número tres del citado diario y entre los miembros que forman la citada comisión está el señor Josep

Benet. En un momento dado, y con las negociaciones en marcha, este señor, expresa, con muy vivas

palabras, que cree que las negociaciones están "podridas", Quien le había nombrado le destituye

fulminantemente. El señor Benet afirma ahora que el presidente no tiene atribuciones para destituirle.

Viene a decir que la Generalitat en exilio es un fantasma. Podríamos añadir que si el señor Benet, como el

señor López Rodó, creen que la Generalitat en exilio es un organismo tolerado, también es tolerada la

Asamblea de Parlamentamos catalanes. Desde el punto de vista del Gobierno central, ni una ni otra

institución tienen una existencia legal por el momento. La Generalitat en el exilio fue mi fantasma que

contribuyó a aportar más de un millón de votos al señor Benet. Es un fantasma que todos han utilizado. Y

que el pueblo desea que deje de serlo. Es decir, para Cataluña no lo es.

Lo lógico era, que el señor Josep Benet, si no estaba de acuerdo con las negociaciones, dimitiera y diera

luego cuántas explicaciones justificaran su dimisión. Lo que nos parece que no es tan lógico es que

conceda al señor Tarradellas todos los derechos para nombrarle y ninguno para destituirle. En tocios los

países democráticos quien nombra tiene derecho a destituir. El hecho de que nosotros seamos tinos

demócratas nuevos nos puede inducir en un momento dado a creer que ya no existe el principio de la

autoridad y que por ello no existe la posibilidad de destitución."

 

< Volver