Catalunya: Autonomía y vísperas de la Diada     
 
 Diario 16.    09/09/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Catalunya: Autonomía y vísperas de la Diada

El 95 por 100 de votos del 15-J en Cataluña fueron obtenidos por siete partidos o coaliciones, incluida

UCD y excluida AP, en cuyo programa se convenía como punto fundamental "el restablecimiento en

Cataluña de los principios e instituciones del Estatuto de Autonomía de 1932". Una semana después, la

coalición vencedora Socialistes de Catalunya iniciaba, con entrevistas al; Rey y Suárez, el proceso

negociador para restablecer como primer paso una Generalitat provisional.

Pero el partido gubernamental, UCD, a la vista de su escaso 16 por 100 en Cataluña, que contrastó con el

34 por 100 obtenido en el reste de España, iniciaba el 27 de junio la "operación Tarradellas", en un

intento de negociar directamente con el presidente de la Generalitat en el exilio, adelantándose a los

socialistas en la iniciativa del proceso de negociación. El 2 de julio, tras la visita de Tarradellas a Madrid,

un comunicado oficial del Ministerio del Interior fue interpretado por el Gobierno como "concesión de

una mancomunidad de las cuatro Diputaciones catalanas" y por parlamentarios catalanes y Tarradellas

como "un paso que permite una nueva división territorial, con la correspondiente unidad institucional o

Generalitat, para Ca-talunya".

Enfrentamiento

El 14 de julio, en tempestuosa sesión con el ministro Martín Villa, los seis parlamentarios de la comisión

negociadora catalana rechazan cualquier intento de "simple mancomunidad". Durante casi un mes, con

posturas enfrentadas además de tensiones entre Ta-rradellas y parlamentarios sobre las respectivas

"competencias de poder", el proceso de negociación estaría bloqueado. El Gobierno teme el 11 de

septiembre y se ve impotente para vencer la resistencia de los parlamentarios. En consecuencia, inicia una

nueva vía: visita de Sánchez Terán a Tarradellas en París el 10 y 11 de agosto, con una propuesta concreta

de reconocer dos instituciones, fundamentales en, la historia de la autonomía catalana: presidencia ác la

Generalitat y Consell provisional o autogobierno, con dos competencías principales: preparar un proyecto

de Estatuto de Autonomia y participar en una comisión mixta con los Ministerios de Madrid para el

traspaso de servicios a Cataluña.

Reunidos con el presidente Tarradellas, los seis parlamentarios de la comisión negociadora acuerdan el 16

y 17 de agosto, por unanimidad, incluir la tercera institución que compone la Generalitat histórica, es

decir, el Parlament de Catalunya o, ahora, Assemblea Provisional, como máximo órgano de control

parlamentario del presidente y de su Gobierno.

Después vendría, para enfriar las relaciones Tarradellas parlamentarios catalanes, el fulminante cese de

senador Benet por el presidente de la Generalitat en el exilio. Las posturas se endurecieron algo y se llegó

a nuevas fórmulas de compromiso. A pacas horas de la celebración de la Diada —fiesta nacional

catalana—, Tarradellas ultimaba un acuerdo con el Gobierno de Madrid, acuerdo que parece no

convencia totalmente a los parlamentarios catalanes. Estos, en su último intento, acudían a la capital del

reino y se entrevistaban con tres ministros y un asesor presidencial, Sánchez Terán. Pero su máximo

objetivo, el restablecimiento de la Generalitat para la Diada 77, no pudo lograrse.

Tres políticos catalanes enjuician en escritos preparados para D16 el tema de la autonomía catalana.

 

< Volver