Autor: Sentís, Carlos. 
   El gran día     
 
 Hoja del Lunes.    12/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL GRAN DIA

Hemos pedido también un comentario al ilustre periodista dan CARLOS SENTÍS, consejero del Reino y

diputado de la UCD de Barcelona, que fue uno de los que encabezaron la manifestación de la tarde de

ayer.

Bajo un sol más agosteño que septembrino, mucho calor físico y mucho calor popular, muchas banderas,

aplausos y vítores. Si hubo algún grito indebido fue esporádico, tan raro como alguna bandera ácrata, o

bien, morada, que nada tenían que ver con el número masivo de banderas con las alegres barras rojas y

gualdas de la senyera, madre—al promediarse—de la bandera española.

Tremolaban las banderas desde fel paseo de Gracia, a lo largo de los Ramblas, basta el puerto. Hasta la

Marina, como la describe Cervantes cuando da entrada al señor Don Quijote en la ciudad de Barcelona.

Los diputados, que dándonos el brazo cubríamos la primera fila, nos sentimos respaldados por más

personas que votos obtuvimos—la mayor parte de nosotros—el pasado día 15 de junio, Un respaldo muy

masivo, que a menudo se convertía Más en real que en figurado. Se nos venía encima la multitud y nos

empajaba hacia adelante. De no frenarles el paso, hubieran acabado por llevarnos en volandas. Un camino

apretado y sudoroso y una llegada al final del corto recorrido sin discursos frente a la estatua de Rafael de

Casanovas.

En casos así huelgan los parlamentos. La expresión popular es suficientemente elocuente. Este ha sido el

gran día de afirmación de la personalidad catalana, sin menoscabo de la unidad de España, que nadie ha

discutido. Celebro mucho que mi pro-nóstico de una "Diada" no conflictiva y sin incidentes se haya

confirmado, pese al casi o más de un millón de personas que se han volcado por las calles. Si después, en

el perímetro Pelayo-nóstico de una Diada no conflictiva y sin incidentes se haya manifestación, pues en

ese lugar desde hace unos días se producen por parte de jóvenes gamberros algunas fechorías que se han

repetido esta noche.

Ha sido, sin duda, la de esta, tarde la mayor manifestación cívica que ha conocido Barcelona. Antes de la

guerra, las cifras de multitudes nunca fueron millonarias.

 

< Volver