La hinchada desencadenó la catástrofe. 
 Montal: Melero, un provocador     
 
 Diario 16.    07/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

La hinchada desencadenó la catástrofe

Montal: «Melero, un provocador»

BARCELONA, 7 (D16).—El presidente del Barcelona está que trina, Agustín Montal no quiere ni oír

hablar de Melero.

"Está loco o es un provocador. Melero ha resultado mucho peor que el mismo Guruceta", explicaba esta

mañana a D16, aún visiblemente enfadado, el presidente azulgrana, "Invalidó un penalty, dio por

bueno un gol marcado con la mano, alargó la primera parte, aceleró el final del encuentro y aprovechó

una ocasión nimia para expulsar a nuestro capitán, Johan Cruyff", relata MontaL describiendo lo que

califica de "provocación cercana al paroxismo" por parte del arbitro.

La velada en el Nou Camp terminó con características de catas-trofe por parte de unos hinchas

desenfrenados: veinte heridos, puertas de cristal deshechas un microbús de TVE incendiado. El resultado

del partido: Barcelona, 2; Málaga, 1, fue lo de menos. "Este arbitro ya ha tenido ocho ceros por sus

actuaciones", siguió explicando a D16 el presidente del Barcelona, para quien Melero sólo se dedica a

"sembrar te discordia por donde quiera que pasa".

Catástrofe a la fuerza

El CF Barcelona no emitirá, por él memento, ningún comunicado sobre los incidentes de ayer, "aunque

—dijo Montal— lamentamos naturalmente lo que ocurrió fuera del campo de juego", Guruceta aún podía

suponérsele buena fe, aunque, incompetencia. Melero, por él contrario, hizo las cosías de tal forma que el

resultado lógico de su actuación tenía que abocar por fuerza, en una catástrofe: es un "provocador y así se

lo dije a las autoridades que ocupaban conmigo la presidencia."

¿Y los directivos del Málaga?

"Nos dieron la razón", recalca Montal. ´"No comprendían que un árbitro pudiera actuar así y mucho

menos teas ser advertido en la, media parte."

Los incidentes fueron provocados por la hinchada barcelonista, sumamente indignada por la actuación del

arbitro castellano. No acababa aún de sonar el final del encuentra, cuando decenas de hinchas invadieron

el campo intentando agredir al arbitro.

Protegido por la Policía y los jugadores de ambos equipos, el licenciado Melero logró llegar hasta los

vestuarios, pero la violencia ya había brotado en forma incontenible.

La Policía Armada cargó contra un grupo de barcelonistas que entonaban el himno: catalán "Els

Segadors", quienes se lanzaron a la carrera provocando pánico entre el público, que en masa trataba de

salir, por puertas demasiado estrechas, cuyos cristales quedaron hechos añicos.

Un numeroso grupo de personas apedreó el autocar Mercedes Benz de Televisión Española, de catorce

plazas, con matrícula del Parque Móvil del Movimiento, Tras amenazar al conductor, que abandonó

precipitadamente el vehículo, los hinchas le prendieron fuego con trapos empapados en gasolina.

El jefe de (Servicios de la Cruz Roja manifestó que las veinticinco personas que tienen cada domingo en

el campo socorrieron a las víctimas, entre, las que no hay ninguna de gravedad, aun cuando dos

espectadores habían sufrido afecciones cardiacas.

un grupo de hinchas trató, también, de destruir una ambulancia en la que se intentaba transportar a uno de

los heridos, pero la Fuerza. Pública pudo impedirlo.

 

< Volver