Autor: Soteras, Alfonso. 
 Michels, entrenador holandés, metido a político en España. 
 Todos quieren ganar a Cataluña, no a nuestro equipo     
 
 Informaciones.    12/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

MICHELS, ENTRENADOR HOLANDÉS, METIDO A POLÍTICO EN ESPAÑA

«Todos quieren ganar a Cataluña, no a nuestro equipo»

Por Alfonso SOTERAS

BARCELONA, 12.

EL «caso» Cruyff continúa, acaparando la atención futbolística española y despertando reacciones de

todo tipo. De hecho, desde la decisión adoptada el miércoles por el Comité de Competición, el asunto ha

entrado en una fase íe transición, a la espera del «careo» anunciado para el lunes en Madrid entre Johan

Cruyff y el arbitro Melero Guaza.

Entretanto, sin embargo, siguen haciéndose especulaciones en torno al caso. le Prensa de Barcelona

continuó ofreciendo en sus ediciones de ayer amplio espacio a todo lo relacionado con la cuestión. De

esta forma, el diario deportivo «Dicen...» ofrecia en sus páginas centrales un interesante documento

gráfico captado por un socio del Barcelona; en él aparecen 39 instantáneas de la expulsión de Cruyff. No

obstante, poco aclaran estas imágenes, de indudable interés, pese a todo, por cuanto el problema se reduce

a si Cruyff llama o no «hijo de tal» a Melero, y eso, evidentemente, es algo que una cámara fotográfica no

puede captar.

De otro lado, ese mismo periódico deportivo barcelonés publicaba una amplia estadística en la que se

contabilizan todas las tarjetas que le han sido mostradas a Cruyff desde su llegada al fútbol español;

Resulta curioso comprobar cómo Melero fue el primer arbitro que mostró tarjeta amarilla a Cruyff,

concretamente en el partido Barcelona-Real Sociedad, en la temporada 1973-1974. Asimismo Melero es

el arbitro que más veces ha amonestado " «oficialmente» al holandés del Barcelona: cuatro veces (este

dato también, lo recoge «El Mundo Deportivo»).

En las tres temporadas y media que Cruyff lleva en España, ha visto diecinueve tarjetas, de las que

dieciocho fueron blancas y amarillas, y una roja. Las dieciocho amonestaciones fueron por estos motivos:

trece, por dirigirse al arbitro; dos, por Juego peligroso, y una por desatender las instrucciones del arbitro,

falta técnica y exceso de protestas, respectivamente. Siguiendo en este orden estadístico, se demuestra que

desde la temporada 1973-1974, Melero Guaza es el ár bitro que más veces ha hecho constar en el acta

Que ha sido insultado. Todos los jugadores que en el acta arbitral constaban como que habían insultado al

colegiado, fueron suspendidos por tres partidos, salvo el entonces jugador del Barcelona Oto

llego, que fue indultado tras cumplir un partido, y Cruyff, pendiente de resolver el expediente en estos

momentos. Todo este trabajo i—que firma García Castell— está recogido bajo el titular «Melero, el más

insultado», y en varice subtítulos intercalados en el texto se destaca: «Lo que el Comité de Competición

debe saber; su historial (se refiere a Melero) demuestra que es un hombre con manía persecutoria. La

primera tarjeta a Cruyff en España se la mostró Melero. Y él lia sido quien más tarjetas le ha mostrado.»

A la vista está, pues, que la Prensa barcelonesa está llevando a cabo, en general, una defensa a ultranza de

Johan Cruyff.

SI MIGUEL ÁNGEL FUERA CATALÁN

En otro orden de. cosas, otro diario deportivo barcelonés, «4-2-4», inició en su edición de ayer otra

campaña, paralelamente a la del «caso Cruyff».

Según dicho rotativo, el motivo por el cual el lunes pasado la selección española salió del aeropuerto de

Madrid hacia Dublin con un importante retraso, no fue otro que Miguel Ángel, el guardameta del Madrid,

insistió en no querer viajar.

Tal postura motivó una reunión ¿s urgencia entre Pablo Porta, Ladislao Kubala y Miguel Ángel, en una

habitación del hotel Barajas; y, finalmente, el partero fue convencido. El propio Miguel Ángel reconoce

en una entrevista —publicada en el mismo «4-2-4» y firmada por Julio Sanfique— que, en efecto, existió

aquella reunión, pero, sin embargo, desmiente que fuese por negarse a viajar a Dublin.

Sin embargo, estas circunstancias las aprovecha el director del periódico, Carlos Pardo, para publicar un

comentario, cuyo titular ya lo dice todo: «Miguel Ángel se negaba a ir a Dublin y retrasó el avión: si lo

hace un catalán...»

Ayer por la mañana, tras el entrenamiento efectuado por la plantilla del Barcelona, se celebró la clásica

rueda de Piensa de cada viernes con Rinus Michels. El entrenador azulgrana se refirió, en primer lugar, al

partido del domingo en Salamanca.

«Será un partido difícil —dijo— Hay que tener en cuenta que hasta ahora los arbitrajes habían sido más

limpios que en anteriores temporadas. Pero me temo que ahora, tras estos acontecimientos, tal vez el

arbitro no tenga a favor los suficientes elementos para conservar la pureza de su labor.»

Y, a continuación, Michels siguió poniendo de manifiesto sus cualidades oratorias, con las siguientes

palabras, que, dicho sea de paso, huelgan cualquier comentario. Al preguntarle un, informador si sabía

que el Barcelona es más que un club, Michels respondió:

«Sí, lo sé. Pero en estos momentos no es bueno para el Barcelona. El Barcelona debería cambiar su

camiseta por esa que todos sabemos.» Al pronunciar estas palabras, el entrenador barcelonista puso su

mano derecha, con el dedo pulgar escondido, sobre el pecho. Ni qué decir tiene que simbolizaba las

cuatro barras de la bandera catalana.

Finalmente, Miche1s dijo: «Porque el Barcelona representa a toda una región, y eso no es bueno en estos

momentos, porque todos los equipos irán a ganar a Catalunya y no al C. F. Barcelona.»

SOTIL, AL ALIANZA DE LIMA

En una nota difundida ayer y fechada en Lima, se informaba que el Barcelona, representado por José

María Minguella, y el Club Alianza Popular de Lima, habían llegado a un acuerdo para el traspaso del

jugador peruano del club azulgrana «Cholo» Sotil. Puestos en contacto con la sede social del Barcelona,

un portavoz del club manifestó que «lo podemos afirmar oficialmente». De donde se deduce que, en

efecto, Sotil, brillante al llegar a España y triste en la actualidad, ha terminado sin pena ni gloría su etapa

futbolística en. azul y grana.

 

< Volver