Autor: Marichalar, Rafael. 
 Si la sanción a Cruyff es por tres partidos. 
 El Barcelona se retirará de la Federación  :   
 Existen muchas dudas sobre la definitiva sanción del jugador. 
 Informaciones.    12/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SI LA SANCIÓN A CRUYFF ES POR TRES PARTIDOS EL BARCELONA SE RETIRARA DE LA

FEDERACIÓN

EXISTEN MUCHAS DUDAS SOBRE LA DEFINITIVA SANCIÓN AL JUGADOR

Por Rafael MARICHALAR

MADRID, 12.—La semana ha sido «caliente». El tema Cruyff, la expulsión de éste, pues todo se centra

en torno a tal circunstancia y lo que de la misma pueda derivarse, ha consumido comentarios fle todos los

tipos en los distintos medios de difusión nacionales. Solventada la primera parte del problema, queda por

dilucidar qué sanción definitiva se le impondrá al famoso jugador del Barcelona, como consecuencia de la

expulsión sufrida en el Nou Camp. Y esto lo vamos a saber en los primeros días dé la semana próxima,

bien el martes o miércoles, después de que el lunes se produzca el anunciado «careo» ante el Comité de

Competición entre el jugador y el arbitro del partido, señor Melero Guaza. En resumidas cuentas, que la

expectación en torno al asunto constituye algo sin precedentes, como no fuera la famosa ocasión en que

Guruceta fue sancionado por problema relativo a incidentes igualmente surgidos en e1 estadio del

Barcelona, allá por el año 70.

Mientras para unos ha sido prudente el compás de espera decretado por el Comité de Competición al no

fallar el pasado miércoles, como se esperaba, para otros ha constituido una medida equivocada, que ha

dado origen, en medio de raía calma aparente, a todo tipo de nuevos comentarios, a posiciones y acciones

de uno u otro tipo en torno al «affaire». Como es fácil apreciar, nunca llueve a gusto de todos. En

Barcelona, la medida ha sido bien recibida, y se cree ahora que existe una posibilidad de que la sanción

definitiva del Comité no arroje el saldo de tares partidos que amenaza al jugador Reglamento en mano, de

acuerdo con su falta cometida según el acta del arbitro.

En Madrid, donde quizá las cosas del fútbol no adquieren relieves unánimemente elevados, se pronostica,

incluso por personas no muy directamente relacionadas con el fútbol, que la sanción a Cruyff será de tres

partidos. Hay quienes consideran que, como prueba de disciplina y para queja autoridad y el orden no se

deterioren, debe aplicarse la sanción que estipula la ley. Así están las cosas, observadas y puestas ante la

luz pública sin pasión ni partidismos. Simplemente reflejando la realidad. Pero una pregunta flota

incesante, ¿qué va a pasar? Esta es la cuestión, y cuidado con quienes, pretendiendo jugar a las

adivinanzas, pueden luego sufrir una considerable equivocación. Con ello queremos significar que no está

todo muy claro en cuanto a la definitiva sanción. Y vaya por delante en este aspecto que, por supuesto, las

influencias y presiones han existido y seguirán así. Muy probablemente, cuando los miembros del Comité

se reúnan de nuevo, ya habrán tomado una decisión aproximada. Hemos podido saber, a falta

naturalmente de confirmación oficial, que la decisión de aplazar el veredicto pudo tener buena parte de su

influencia —¿toda?— en consejo o estimación del propio delegado nacional de Deportes.

En cualquiera de los casos, lo cierto es que. existen dudas federativas --el Comité es de Ja Federación—

respecto al fallo. Pallo que en cualquiera de los casos tendrá consecuencias malas. Que absuelven a

Cruyff —hace días escribí que absolución o castigo, reglamentario—, las protestas y ago más se van a oír

en toda España, a excepción lógicamente de Cataluña. Que se le castiga, pues en la región catalana —

Montal ha dicho que el Barcelona es algo más que un clulb— la cuestión será de aupa, pues allí nadie

verá ni con la mínima aprobación justicia alguna en el castigo. La Federación, en consecuencia, se halla

ante una encrucijada; Y digo la Federación, porque no será sobre el Comité donde arrecie la tormenta,

sino hacia el máximo organismo del fútbol español.

Parece ser que, por lo menos, dos jugadores del Barcelona, de los que tenemos noticias concretas y de

absoluta seriedad en su procedencia, han ratificado que, en efecto, Cruyff insultó al arbitro en los

términos en que este ha reflejado en su acta. Por otro lado, también algún jugador del Málaga se ha

manifestado en el mismo sentido. Pero, claro, todo esto tendría en el mejor de los casos difícil

comprobación. No cabe la menor duda que concretamente en Cruyff no estamos ante un jugador modelo

de discreción dentro de los campos de juego. Sus formas, bien conocidas en todas partes, de protestar las

decisiones de los arbitros, llevaron incluso a la medida que un día tomó el Barcelona nombrándole

capitán. En aquel entonces eran sólo los capitanes quienes podían hacer observaciones a los arbitros. Pero

posteriormente se prohibió que todo jugador, capitán incluido, se dirigiera a, los colegiados para efectuar

reclamaciones, y de esta forma Cruyff volvía a ser encerrado en su peligroso hábito.

Mucho ha de decirse todavía en torno a este problema cuando faltan varios días para su desenlace. Pero

vaya por delante una cosa: si Cruyff fuera sancionado con tres partidos, el Barcelona se retiraría de la

Federación Española de Fútbol o mandaría a su representante que abandonara el cargo como vocal áe la

Junta en representación del club y propuesto por éste.

 

< Volver