Autor: Marichalar, Rafael. 
 Nuestra opinión. 
 No está clara la decisión del Comité     
 
 Informaciones.    16/02/1977.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

NO ESTA CLARA LA DECISIÓN DEL COMITÉ

Por Rafael MARICHALAR

MADRID, 16.—Cruyff ya está sancionado por dos partidos más que sumar al que cumplió el pasado

domingo en Salamanca. Pero hay que preguntarse: ¿Qué artículo del Reglamento ha aplicado el Comité

de Competición? Y hay que seguir preguntando: ¿Por qué fue sancionado Cruyff en principio a un partido

de suspensión? Cerca de algún miembro del Comité he tratado de aclarar esta cuestión, y, aunque para el

citado miembro todo está muy claro, debo decir que no para nosotros.

Situámosnos en el supuesto de que la amonestación a Cruyff, previa a su expulsión, constituía

acumulación de amonestaciones, que originaban la suspensión por un partido, pendiente luego si su

expulsión era o no justa, en razón de que debería juzgar el Comité los hechos. En este caso, ese partido no

cuenta sobre, la decisión última del Comité. En cu* yo caso, el castigo al jugador barcelonista debió ser

más amplio. Consideremos que el Comité decide la suspensión temporal, como así manifestó. Pero, en

este caso: ¿Quién repone al Barcelona como equipo el perjuicio de verse privado de su jugador, si luego

el arbitro —por supuesto, nada probable entonces— hubiera manifestado que se equivocó en su

apreciación? Quiere decirse que cuando se decide un careo y se citan testigos, es porque cabe un fallo

favorable, en este caso, al expulsado, es decir, a Cruyff. O de lo contrario, todo estaba decidido. No es la

primera vez que se expulsa a un jugador y luego no es sancionado por el Comité. De todo esto se deduce

que no está nada clara la sanción a Cruyff con arreglo al Reglamento, que dice en su artículo y apartados

concretos que la sanción para el caso que nos ocupa es «de un´ mínimo de tres partido y un máximo de

cinco». Determinar el castigo parcial de un jugador, sin antes fallar su «caso», no parece natural, porque,

si luego hubiera resultado favorable el fallo, no habría existido forma de «reparar el inicial perjuicio. Hoy

mismo, el Comité de Competición vuelve a reunirse, y de nuevo está ante otro difícil asunto como es el

estudio y decisión sobre los incidentes de San Mames, e igualmente creemos debe ser estudiado el

episodio del qne ha sido intérprete el entrenador del Barcelona, con unas manifestaciones de carácter

político que calificamos de inadmisibles.

El fútbol se ha convertido en los últimos días en algo más que enfrentamientos puramente deportivos. Y

hay que zanjar esto, porque resulta ahora mismo imprevisible dónde puede detenerse el actual panorama.

Y entre todo ello, esa portada de la revista «Don Balón», a la que ayer hacía referencia en un artículo

preciso mi entrañable compañero Abel Hernández, a quien después llamaría telefónicamente José María

García, para manifestarle que, al no estar de acuerdo con lo aparecido en la revista, había presentado su

dimisión irrevocable, como editor-consejero de la misma.

 

< Volver