Autor: Verd Crespi, Sebastián. 
   El desarrollo político, enjuiciado por Fraga Iribarne     
 
 ABC.    16/01/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El desarrollo político, enjuiciado por Fraga Iribarne

Palma de Mallorca 15. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) «No existe un orden social único ni

definitivo, por más que todos propendamos a considerar natural aquel en el cual nacimos», dijo el

catedrático don Manuel Fraga Iribarne en el transcurso de una conferencia pronunciada esta tarde en

Mahón, en la que trató el tema «Cambio social y reforma política».

«Ahora bien —continuó—, tan importantes como el hecho del cambio social son las actitudes que los

hombres adoptan al respecto. Estas, dejando a un lado las más ingenuas, se reducen a cuatro: la

reaccionaria, la conservadora, la de contestación o revolución y la adaptación o reforma.

Desgraciadamente la misma tendencia de los cambios actuales hace que tiendan a predominar las dos

actitudes más negativas y peligrosas: la reaccionaria y la contestataria, en lugar de dar paso a la dialéctica

inteligente entre conservadores y reformadores.»

Para superar esta situación es necesario, según el señor Fraga Iribarne, que los defensores de orden dejen

de serlo como algo estático, rígido y frágil, y que los que desean mejorarlo dejen de pensar en términos de

violencia y nihilismo. Hay que considerar el conflicto social y el cambio como procesos naturales; así

surge el concepto de desarrollo político como acción planeada para mejorar el conjunto del orden social.

Sin embargo, este desarrollo necesita una amplia base de sostenimiento y apoyo popular. Ello implica una

capacidad para incorporar constantemente nuevas ideas, nuevos grupos y nuevos temas. Ello supone, a la

vez, un mínimo de libertad para presentar alternativas y, por lo mismo, una posibilidad de oposición

dentro de unas reglas de juego correctas. Por lo tanto, una organización política de base pluralista,

progresista, contratada y flexible.

«En el plano político —finalizó— hay que buscar dos metas: una apertura de opciones alternativas con

mutua tolerancia (liberalización, asociaciones) y una mayor participación a todos los niveles

(representación, legitimación democrática) Debe comenzarse con la apertura para que la participación se

realice sobre opciones bien meditadas y sin el peligro de que una rápida masificación destruya los frágiles

equilibrios de todo sistema constitucional.»— Sebastián VERD.

 

< Volver