Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Fraga Iribarne y su centro     
 
 ABC.    09/11/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

FRAGA IRIBARNE Y SU CENTRO

Motivos hay para el optimismo cuando se sabe afrontar el futuro de España con ejemplar y rigurosa

dialéctica, sin hacer concesiones a las vulgaridades políticas, a los tópicos de la sofistiquería andante, ni

a los cínicos camelos de quienet. consideran al pueblo español como un menor de edad,

tarado para colmo.

Fraga Iribarne ha demostrado, en un almuerzo en su honor en el Club Siglo XXI, respondiendo a

candentes preguntas, que España está en condiciones de ser lo mejor de lo mejor, o lo peor de lo peor.

Todo es cuestión de armonizar, o no, la libertad con la autoridad. Y de gobernar muy en serio,

cumpliendo y haciendo cumplir las leyes que el propio régimen se ha dado, y que no se dictaron ni

refrendaron para conservarlas inoperantes en un «frigidaire». En cuanto al «centro político» que

postula Fraga, qué duda hay que tendría éxito en España para huir de los extremismos perniciosos que

nos han jugado, y nos juegan, tantas malas pasadas.

El ex ministro de Información y Turismo demostró, también, que sus capacidades y experiencias políticas

podrán ser muy útiles en un mañana próximo, como la de otros tantos valores maduros y jóvenes que, aún

sin poder hacer «recuento», perciben el rumor de un séquito. Que lo digan Areilza, Pío Cabanillas,

Alfonso Ossorio, Cisneros, Fueyo, Ortí Bordás, Fernández de la Mora, Martínez Esteruelas y

muchos más que no me cabrían en estas pocas lineas. Hay que hacer «centro» de la política y

política de >centro> pensando en un futuro, cuya frustración sería trágica. España puede ser

mucho, dentro y fuera de sus fronteras. Pero hay que mostrarse decididamente valientes y hablar

alto y claro, como lo ha hecho Fraga, para prevenir errores que se pagarían muy caros.—• ARGOS.

 

< Volver