Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   Una baza decisiva     
 
 Informaciones.    30/09/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

UNA BAZA DECISIVA

Por Abel HERNANDEZ

EL Gobierno Suárez, al que con frecuencia se le niega el pan y la sal, ha conseguido lo que hace un año

parecía imposible: encarrilar sin estridencias peligrosas el intrincado problema de las autonomías

regionales. El restablecimiento de la Generalidad provisional de Cataluña es, sin duda, un hecho histórico.

La autonomía vasca (mucho más complicada todavía) está en marcha. Los escapes independentistas

Quedan taponados. Los políticos catalanes, lo mismo que están empezando a. hacer los vascos, han dado

un soberano ejemplo de habilidad y sentido común. La unidad efectiva y afectiva de España queda

consolidada. Es de esperar que ahora surja un poderoso movimiento de solidaridad inteíregional. El

centralismo ha sido uno de los principales errores áe nuestra Historia reciente. El Gobierno consigue asi

una buena baza política en las dos regiones más desarrolladas y conflictivas de España: Cataluña y el País

Vasco, Los artífices principales de la «operación Cataluña» han sido el presidente Suárez, el

vicepresidente Abril, y el ministro del Interior, señor Martín Villa. Su hombre clave ha sido el ex

gobernador de Barcelona, consejero del presidente y diputado de U.C.D., señor Sánchez Terán. (Habrá

que seguir de cerca la trayectoria de este político.) El honorable Tarradellas ha sido el interlocutor válido

y ha demostrado con creces su categoría personal y su indiscutible autoridad. Los parlamentarios de

Cataluña han sido unos magníficos negociadores. Al final, la Generalidad se restablece por unanimidad.

Ante este acontecimiento hay que quitarse el sombrero. La Generalidad encabezada por Tarradellas es,

además, un valioso contrapeso a la preponderancia marxista en el mapa político catalán. Todo ha sido un

verdadero juego de bolillos desde la Moncloa. Con la autonomía vasca y la amnistía a punto, no se puede

despreciar precipitadamente la posibilidad de que la minoría vasco-catalana no marxista entre a formar

parte, en octubre, del Gobierno Suárez. Y si no hay ministros vasco y catalán, habrá probablemente pacto

formal de apoyo a la mayoría de la U.C.D. en el Parlamento. La eventual entrada del profesor Tierno en el

Gabinete produciría un respiro de alivio en el país. En fuentes autorizadas del P.S.P. han declarado esta

mañana a INFORMACIONES que «no es imposible» y que «el equilibrio a dos ha terminado». Es muy

probable, según nuestras noticias, que hoy comiencen los tanteos. El señor Carrillo, secretario general del

Partido Comunista de España, regresó ayer precipitadamente de Canarias, «a causa de una supuesta crisis

de Gobierno». Parece que el dirigente «euro-comunista» «se dio un planchazo», en expresión de una

fuente gubernamental. Uno cree que el reajuste no ocurrirá hasta después del Pleno de las Cortes. Y no

sería extraño que se estuvieran cociendo algunas sorpresas. Suárez juega ahora con bazas decisivas en la

mano.

 

< Volver