Autor: Sánchez Martínez, Alfonso. 
   La marcha hacia la Generalidad     
 
 Informaciones.    06/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Por Alfonso SÁNCHEZ

LA MARCHA HACIA LA GENERALIDAD

NO advierto muchos signos externos de entusiasmo por la Generalitat. HORACIO SAENZ GUERRERO

atempera mi observación:

—Bueno, el entusiasmo no puede durar cuatro días.

Cierto. El entusiasmo no puede ser, ni conviene, un estado permanente del espíritu. Ya se manifestó en

forma desbordante el 11 de septiembre. Con nuestro habitual «improntu» para pasar las alegrías al

callejero urbano, ya se ha solicitado que una calle de Barcelona se rotule «Del 11 de septiembre». Nada

más justo: la fecha es histórica. Al comentar lo de los signos extemos, me refiero a banderas y colgaduras

con los colores catalanes. No llegan a veinte las que he contado por los balcones de la plaza de Cataluña y

Las Ramblas. Tampoco me hablan de la Generalitat si no pregunto. SEGISMUNDO DE ANTA, eon el

que coincidí en el avión de ida, señala:

—Ya. será buen logro si contribuye a estimular el trabajo.

Lo leo también en un comentario, de JUAN SEGURA PALOMARES: «Sería ingenuo pensar que ya todo

está arreglado, ni que el retorno de la Generalitat vaya a solucionar milagrosamente todos los problemas.

Sólo hay una manera de caminar ´hacia adelante: trabajar.» Sobre Cataluña planea con dureza la crisis

económica. Son jornadas históricas, que se viven con calma y esperanza. Hace buen tiempo en el fin de

semana. Miles de barceloneses se han ido a las cercanas playas. El domingo era difícil encontrar una mesa

en los restaurantes de la Barceloneta. Los amigos están fuera. JAIME ARIAS agota sus vacaciones.

CARLOS SENTÍS se halla en Perpiñán, al igual que todos los parlamentarios catalanes. No eludo mi

comentario:

—Nosotros venimos a Barcelona para ver cine, y ellos se van a Perpiñán para hablar de política. Lo

lógico sería lo contrario, pero han cambiado los tiempos.

Lo de la erótica del poder rima con Perpiñán. Allí, en la Casa Pairal, JOSEPH TARRADELLAS ha pasa-

do el fin de semana reunido con los parlamentarios catalanes. No fue fácil la negociación. Se revela que

en algún momento estuvieron a punto de romperlas. La composición del Consell Executiu es trabajosa.

El honorable Tarradellas encontrará, al regresar a Barcelona, los mozos de escuadra en uniforme de gala y

muchos problemas. Ya llevaron algunos a la asamblea de parlamentarios celebrada en Barcelona. Vecinos

impacientes ´solicitaban soluciones que esperan desde hace tiempo. Han sido criticados por estimar su

actitud prematura. MIQUEL PORTER MOIX añade a su firma en el estudio que ha presentado sobre el

cine de la Generalitat: «Profesor de la Universidad de Barcelona. Director de la sección, FRUCTUOSO

GELABERT, de la OEDEAC de la Generalitat de Catalunya». Un periódico se lo reprocha: «Se precipita,

quizá, porque tiene ganas de ser el hombre de cine oficial de la Generalitat; de momento, la CEDEAC

sigue siendo de la Diputación posSAMARANCH.» Son cosas inevitables. Las gentes tienen prisa.

Tarradellas tiene aún trabajo para poner en marcha la Generalitat. Los problemas políticos no parecen

enconados. Los partidos de izquierda hicieron su propaganda electoral en torno a la figura de Tarradellas..

ADOLFO SUAREZ se reveló una vez como eficaz estratega al arrebatarles esa bandera. .La Generalitat

llega bajo el signo de la moderación. Tarradellas es un moderado. Como dice MANUEL VELA

JIMÉNEZ, treinta años de «maitose-rie» francesa enseñan más que un siglo de gitanería española. Vivir

treinta y ocho años en una. democracia auténtica, como la francesa, serenan los ánimos. WI-FREDO

ESPINA se pregunta:

—¿La Generalitat debe ser de derechas o de izquierdas? ¿Su Consell Executiu .debe estar formado por

políticos o por técnicos?

La respuesta la da JORDI PUJOL:

—La Generalitat «de .tots».

Estos problemas parecen superados. Hasta JOSEP BENET, se muestra conciliador. Ha sido el orador más

aplaudido en la asamblea de parlamentarios. No le han subido los humos a la: cabeza, FERNANDO

MORA le ha´ propuesto una cuestión insidiosa:

f-´Se ha dicho que usted es un JOSÉ DE ARIMATEA del comunismo; en una palabra, crae usted es un

comunista secteto.

Benet le ataja:

—Nunca he sido comunista; soy socialista, pero no marxista.

Y confiesa la tenacidad de su esfuerzo en favor´ de la unidad de Cataluña: -El. ambiente es propicio a Ta-

rradellas. Incluso se ha disuelto por propia decisión el Estat Català del Proletariat. El honorable puede

hacer sus maletas de.regreso sin graves preocupaciones, aunque le espera bastante trabajo. A la caída de

la tarde, Las Ramblas están repletas de gentío. No son los paseantes de costumbre. Dan la impresión de

ser un poco agora. Abundan las pancartas en catalán. Ninguna subversiva. Una solicita Ramblas en Pau.

Adelante. A los. quioscos de periódicos se suman los de la Feria del Libro de ocasión. En las de Santa

Mònica se han instalado puestos sin permiso, contra los que protestan los artesanos con derecho al lugar.

Largas colas ante los cines. Entro en un restaurante con nombre romano. La cena, sin floreos gas-

tronómicos, me cuesta 1.600 pesetas Barcelona es buena si la bolsa suena.

 

< Volver