Ningún progreso se consolida si no acaba por ser desarrollo político  :   
 Conferencia de Fraga Iribarne en San Sebastián. 
 ABC.    04/05/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

ABC. JUEVES 4 DE MAYO DE 1972. EDICIÓN DE

«NINGÚN PROGRESO SE CONSOLIDA SI NO ACABA POR SER DESARROLLO POLÍTICO»

Conferencia de Fraga Iribarne en San Sebastián

San Sebastián 3. «En un momento decisivo de la historia de España, aquí se fundó la Real Compañía

Guipuzcoana de Caracas, una de las primeras empresas de tipo moderno de nuestro país, promovida por

el conde de Peñaflorida, padre del que a su vez dio el firme impulso a la Real Sociedad Vascongada de

Amigos del País»,, ha dicho el profesor Fraga Iribarne en la conferencia pronunciada en el salón de actos

de la Cámara Oficial de Comercio, Industria .y Navegación de Guipúzcoa, organizada por el Club de

Marketing Guipuzcoano. informa Cifra.

Añadió el conferenciante que si los bulues de la primera compañía merecieron el ítulo de «los navios de

la Ilustración», que les diera Ramón de Basterra, la promoción cultural de la secunda sirvió de modelo a

todo el país. Siempre el desarrollo económico y la promoción de nuestras ideas han ido de la mano,

porque ningún progreso se consolida si no afecta económicamente a la sociedad entera, y no acaba, por lo

mismo, por ser desarrollo político. Guipúzcoa lo ha entendido así y por eso ha estado en vanguardia

siempre, atenta a los grandes cambios de Europa, a la vez que ha sabido cuidar las mejores tradiciones

locales y nacionales.

Se refirió después a los grandes cambios que afectan a las sociedades actuales, y afirmó que nunca las

sociedades humanas han sido estáticas, pero el volumen y la velocidad del cambio social en nuestros días

desbordan todo lo conocido en épocas anteriores.

«Anteriormente, las sociedades eran muy estables, porque estaban estancadas; aquella estabilidad y la

jerarquía social que sobre ella se asentaba tenían que desaparecer inevitablemente. Hay que enfrentarse a

la realidad con la realidad del mundo que nos ha tocado vivir, evitando los dos escollos, el mirar hacia

atrás y pretender desconocer o detener, los cambios y el incidir en la utopía saliéndose de la realidad por

el lado de un futuro que aún no ha llegado y que, precisamente, hay que intentar construir con realismo y

generosidad.»

 

< Volver