Autor: Romaguera, Julián. 
 Tarradellas en Madrid. 
 En España ya hay democracia     
 
 Informaciones.    21/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 25. 

TARRADELLAS, EN MADRID

«EN ESPAÑA YA HAY DEMOCRACIA»

MADRID, 21 (INFORMACIONES, por Julián Romaguera).

SIEMPRE he creído qué la Generalidad volvería. Nunca me ha faltado fe», manifestó ayer el presidente

de la Generalidad, don Josep Tarradellas, momentos después de su llegada a Barajas, las primeras

palabras del señor Tarradellas a su vuelta del exilio fueron de emoción´y alegría: «Me doy cuenta de que

en España existe ya una democracia, que es un hecho que tenemos que agradecer al Rey y al Gobierno.»

El presidente de la Generalidad, que llegó a Barajas a bordo de un avión comercial sobre las seis y media

de la tarde, venia acompañado por su esposa, doña Antonia Maciá; su hija Montse y su secretario

particular, señor Gau-saehs. Al pie de 1a escalerilla del reactor fue recibido por el ministro de Trabajo y

diputado de la Ü.C.D. por Barcelona, señor Jiménez de Par-ga, en representación del Gobierno, así como

por una. representación de parlamentarios catalanes. El señor Tarradellas saludó al asesor presidencial

don Salvador Sánchez Terán, con quien el presidente llevó a cabo buena parte de las negociaciones para

el restablecimiento del régimen provisional de la Generalidad de Cataluña.-En el interior de la sala de

autoridades, el señor Tarradellas saludó efusivamente a cada uno de los componentes de la Comisión

Permanente de la Asamblea de Parlamentarios de Cataluña, con excepción del senador señor Portabella,

que se encuentra en Barcelona ultimando los detalles del regreso del presidente de la Generalidad, que

tendrá lugar el próximo domingo, a las seis de la tarde. Por otra parte, el señor Tarradellas, siempre con la

emoción en su rostro, saludó a los jefes de los gabinetes de los presidentes de las Cortes, Congreso y

Senado, que acudieron en representación de los respectivos titulares. También hubo de corresponder a los

vítores a su persona y a la región a la que representa por parte de un grupo de catalanes que, enarbolando

una «senyera», habían acudido a recibirle.

«DON JUAN CARLOS SIEMPRE ESTA INVITADO»

Tras señalar que su llegada a Barcelona tendrá lugar el domingo a las seis de la tarde, el presidente, de la

Generalidad, ante las, preguntas sobre la posible presencia del Rey don Juan Carlos en el acto de toma de

posesión de su cargo que, presumiblemente, tendrá, lugar el próximo lunes, señaló que el señor Sánchez

Terán podría responder mejor al respecto. En este sentido, el asesor presidencial señaló la imposibilidad

de tal hecho ante el viaje que el Rey emprenderá a la Arabia Saudita el mismo domingo. No obstante, el

señor Tarradellas, ante la interrogante de si lo invitaría, añadió que «no tengo ni que invitarle. Don Juan

Carlos siempre está invitado». En cuanto a la presencia del presidente del Gobierno, don Adolfo Suárez,

en el mencionado acto, el presidente de la Generalidad provisional dijo que depende de la entrevista que

mantengan y de lo que en ella acuerden ambos. Por otra parte, sobre la postura que mantienen algunos

sectores políticos con respecto a la incompatibilidad de la unidad de España con las autonomías, el

honorable Tarradellas manifestó que «no es tan bien enterados. Que se informen —dijo— y verán que no

es así».

«YA HE ACEPTADO LA MONARQUÍA»

Al ser abordado el tema de Monarquía o Republicà, el señor Tarradellas, al que se recordó, su

propugnado republicanismo, señaló que, en caso de ser planteado el binomio en referéndum «ya

veríamos», pero que, sea como fuere, «ya he aceptado la Monarquía». Por otro lado, el presidente de la

Generalidad se autodefinió como «el presidente de todos los catalanes y de los no catalanes que están en

Cataluña». En este sentido, el señor Tarradellas dijo que la unanimidad de los catalanes ..y los que no lo

ion había sido lo más importante que ha oído en España. «No se ha roto la comunidad de unos y otros —

manifestó—, esto creo que es un gran ejemplo no sólo para nosotros, sino también para todos los pueblos

de España.» Estas últimas palabras fueron acogidas por los parlamentarios asistentes con aplausos.

Por último, el líder catalán señaló que existe una perfecta compenetración entre él y los parlamentarios y

que no cree que vayan a existir problemas entre su legiti-., midad histórica y la emanada de las elecciones

del 15 de junio. «La prueba está —dijo— en que los parlamentarios de las elecciones del 15 de junio

están de acuerdo no conmigo, sino yo con ellos, por tanto, no hay ninguna dificultad ni la habrán,

declarando por último que no se presentaría como candidato en las posibles elecciones que pudieran

surgir una vea elaborada la Constitución.

EMOCIÓN EN LOS PARLAMENTARIOS CATALANES

Desde el propio señor Cañellas hasta el último de los parlamentarios catalanes presentes, expresaban

claramente a través de sus rostros la emoción de la llegada del presidente de la Generalidad. «He llorado -

-dijo el señor Cañellas— porque ha sido un día que he esperado durante cuarenta años.» Para el señor

Solé Tura, componente también de la comisión permanente de la Asamblea de Parlamentarios catalanes,

el primero de los problemas y principal de los mismos que habrá de suscitarse ante la llegada del señor

Tarradellas se encuentra en el establecimiento de los márgenes jurisdiccionales con que va a contar la

Generalidad, así como en la determinación de sus competencias. «También podría suscitar, algún

problema —añadió— la composición del Consell.» Por su parte, el parlamentario comunista catalán,

señor Gutiérrez, manifestó a INFORMACIONES que en los contactos con el Gobierno para ir

estableciendo el traspaso de las delegaciones ministeriales, habría algunos aspectos que no serían tocados,

como por ejemplo los de Ejército, Asuntos Exteriores-Justicia, Interior y el tema Iglesia.

Asimismo, el representante del P.S.U.C. dijo que en su partido no han existido susceptibilidades, sino

negociación, y que a partir de ahora se había establecido un nuevo proceso que se rige en un marco de

solidaridad y sin posibilidad de ruptura. Tras señalar que el presidente Suárez y su Gobierno habían

adoptado una postura «muy inteligente» con respecto al tema de la Generalidad, el señor Gutiérrez

.significó el hecho de que la llegada del honorable Tarradellas a España se produjera concretamente en

Madrid, calificando la misma, por último, como el resultado de la reclamación de todos los partidos

democráticos mediante una presión pacifica. Por otra parte, el señor Trías Fargas dijo que, en estos

momentos, el señor Tarradellas carece de atribuciones y señaló a continuación que consideraba que las

comisiones de la Generalidad deberían comenzar a funcionar lo antes posible, aún cuando su composición

fuera en principio con carácter provisional.

EL ABRAZO BENET-TARRADELLAS

Especial significación tuvo el saludo que el presidente de la Generalidad dispensó al senador Benet.

Ambos se fundieron en un abrazo, después de! las discrepancias que surgieran entre ellos a raíz de

algunas declaraciones del senador con respecto al señor Tarradellas. El señor Benet, momentos antes de la

llegada del presidente de la Generalidad, manifestó que «estoy a disposición del señor Tarradellas», y en

todo momento se mostró dispuesto a colaborar con el mismo a la hora de contribuir al completo

restablecimiento de la,Generalidad en Cataluña. «La llegada de Tarradellas —concluyó— constituye el

principio de una nueva etapa histórica.» «Las discrepancias —dijo— han sido políticas y, por tanto, han

ayudado a dinamizar el proceso de evolución en Cataluña.» Por su parte, el diputado señor Pujol

manifestó que prefería no hacer comentario alguno sobre unas recientes declaraciones del asesor presi-

dencial, señor Sánchez Terán, en las que el mismo rehuía en cierto modo el término «nacionalidad» al

referirse a la región catalana. En cuanto a la llegada del señor Tarradellas, don Jordi Pujol dijo que

«representa una victoria de nuestro pueblo, que inicia la restauración-de nuestro Gobierno autónomo».

Por último, el señor Pujol señaló que Cataluña y la Generalidad son cosas importantes en cuanto que «el

Rey ha tenido que aceptar la realidad de la tenaz reivindicación de un pueblo que no se ha rendido».

LA ESTANCIA DE TARRA-DELLAS EN MADRID

La primera de las entrevistas que mantendrá el señor Tarradellas en Madrid estaba prevista para esta

misma mañana con el vicepresidente primero para Asuntos de la Defensa, teniente general Gutiérrez

Mellado, en el palacio de la Moncloa. Más tarde —según el programa previsto—, el señor Tarradellas

mantendría otra entrevista con el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, para, a continuación, asistir

a un almuerzo en la antigua sede de Presidencia del Gobierno (Castellana, 3), en el que toman parte

asimismo el vicepresidente tercero del Gobierno, señor Abril Martorell, así como otros miembros del

Gabinete y algunos parlamentarios de Cataluña. Esta tarde, sobre las seis, el señor Tarradellas visitará el

palacio de las Cortes, donde saludará al presidente de las mismas, señor Hernández Gil, y a los

presidentes de ambas Cámaras. En el mismo recinto, que el honorable Tarradellas conoce ya desu época

de diputado en la Segunda República, mantendrá también una reunión con miembros de la comisión de

Urgencia Legislativa, que estimó ei carácter urgente del decreto-ley que restableciese la Generalidad.

Mañana, el señor Tarradellas será recibido en audiencia por el presidente del Gobierno, señor- Suárez, y

por el Rey don Juan Carlos. Por la tarde ofrecerá un ; cóctel en el hotel donde se encuentra hospedado.

• «HE ACEPTADO LA MONARQUÍA»

• EL PRESIDENTE DE LA GENERALIDAD Y EL SENADOR BENET, RECONCíLIADOS

21 de octubre de 1977

INFORMACIONES

 

< Volver