La Lliga de Catalunya, a favor de canales privados     
 
 Diario 16.    11/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La Lliga de Catalunya, a favor de canales privados

BARCELONA, 11 (Logos). Ante las manifestaciones del PSC-PSOE y PSUC, así como la misma

Televisión Española en contra de un posible canal privado de televisión, el secretario permanente de la

Lliga de Catalunya, Partido Liberal Catalán, ha hecho público lo siguiente:

"Primero. — Manifestamos nuestra extrañeza. por la defensa de socialistas y comunistas, en extraña

coincidencia con el medio estatal de televisión, hacen del monopolio televisivo, - defensa en clara

contradicción a la libertad de expresión, que no creemos posible después de la invención de los términos

"social-democracia" y "euro-comunismo".

S e g u n d o.—Estamos de acuerdo en la pervivencia de TVE como servicio público del Estado, siempre

que el especial "control democrático" no quiera significar "control por el Poder", sea cual sea éste, de lo

que tenemos una triste experiencia, en los últimos años. También coincidimos del control por la

Generalitat del necesario control catalán, pero rechazamos que todo esto sea incompatible con la libre

concurrencia, de la iniciativa primada a la televisión, tal como ocurre con la prensa y la. radio.

Tercero. — Queremos llamar la atención de la opinión pública sobre el hecho de que la televisión,

además de función informativa, tiene una gran incidencia en la ocupación del ocio y la difusión de la

cultura, especialmente en las áreas rurales del país. Que la posesión ds un receptor de televisión no es hoy

día privilegio de una determinada clase social, por lo que los liberales no entendemos el perjuicio que

pueda entrañar para los ciudadanos el hecho de disponer dé otro canal o canales de televisión que, sujetos

a la ley, como cualquier órgano de difusión, aumentaran su capacidad de elección y, en definitiva, su

libertad efectiva.

Cuarto. — Finalmente, los liberales catalanes de la Lliga de Catalunya declaramos nuestro rechazo a

todos los movimientos que limiten la necesaria libertad de expresión y tiendan a aumentar la capacidad de

presión del aparato del listado sobre los individuos que en él conviven, reafirmando una vez más nuestra

fe en la iniciativa privada, que dentro de una sociedad democrática y liberal y en el contexto de un poder

efectivo que actúe como arbitro y moderador de los plurales intereses sociales, deben ¡levar a Cataluña a

cotas de bienestar semejantes a los países más avanzados de Occidente."

 

< Volver