Homenaje a Fraga Iribarne     
 
 ABC.    25/02/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

A B C, MIERCOLES 25 DE FEBRERO DE 1970. EDICIÓN DE

HOMENAJE A FRAGA IRIBARNE

La peña Valentín ofreció ayer al ex ministro don Manuel Fraga Iribarne un homenaje al que asistió gran

número de periodistas. Presidieron el acto, con el agasajado, el marqués de Luca de Tena, Conchita

Montes, María Cuadra, el marqués de Vargas, el subdirector de Cultura Popular, Antolín de Santiago:

el embajador Ruiz Morales, Lucio del Álamo y José María e Cossío.

A los postres leyó las adhesiones el anbrión, Félix Fernández, entre las que finaban las de la duquesa de

Dúrcal, la carquesa de Llanzol, el marqués de Bolarque, los marqueses de Quintanar, los condes de

Fenosa, Joaquín Calvo Sotelo José María Pemán Vicente Gallego, Torcuato Luca de Tena, José Tamayo,

Luis María Ansón, Tono, Mingote y Hernández Pardo. Seguidamente, Félix Fernández exaltó las

cualidades humanas. políticas, culturales y de hombre de acción del agasaj a d o, manifestando que había

puesto en orden la hostelería y el turismo. Terminó diciendo que, como español, le estaba muy agradecido

a don Manuel Fraga Iribarne. Hablaron a continuación José María Villar, subrayando, "en nombre del

progresismo moderado", que tenía que decir que el paso de Fraga Iribarne por el Ministerio de

Información y Turismo había marcado una época en la Prensa, el turismo y la cultura en general.

El embajador señor Ruiz Morales dijo que conocía a Fraga Iribarne como compañero en la carrera

diplomática, en la cual fue número uno en la oposición. Destacó la gran labor ministerial y el acierto de

haber llevado a. Hispanoamérica el teatro español, donde dejó el pasado año la compañía María Guerrero

muy alto el nombre de España. El marqués de Valdeiglesias contó muchas anécdotas de Fraga Iribarne,

entre otras la de la visita de un grupo de parlamentarios ingleses a los que acompañó Fraga, antes de ser

ministro, para explicarles el funcionamiento de las Cortes Españolas, en lo cual estaban muy interesados

los políticos británicos.

La explicación de Fraga—añadió—fue tan perfecta que, incluso situándose en diversos planos de las

Cortes, fue dando detalles del funcionamiento total. Los parlamentarios británicos quedaron tan

sorprendidos de aquella magistral lección, que preguntaron: "¿Cómo no ha llegado a ministro este

hombre?" José Camón Aznar dijo que era una feliz situación la de la amistad sin jubilaciones. La política

de Fraga Iribarne ha sido de misión y una mezcla inteligente de flexibilidad y de rigor. Exaltó la gran

humanidad del agasajado, que al dejar de ser ministro ha vuelto a su cátedra para decir serenamente:

"Decíamos ayer..."

¿Siguió el turno de oradores con el marqués de Luca de Tena, quien estudió con brevedad y precisión la

labor total de Fraga Iribarne: en el periodismo, la Ley de Prensa; en el teatro puede asegurarse que no ha

habido ningún ministro que se haya ocupado con tanto entusiasmo, interés y eficacia, gracias a su

entusiasmo y trabajo constantes. Y en el turismo consiguió que más de veinte millones de turistas vinieran

a favorecer nuestra economía. Terminó Juan Ignacio Luca de Tena sus palabras manifestando la gran

amistad que le une a Fraga Iribarne, al que puede considerarse como el creador de la verdadera libertad de

Prensa, que no es lo mismo que libertinaje. Cerró el turno de oradores el presidente de la peña, José María

de Cossío, quien exaltó la alegría, los valores humanos, el entusiasmo para todo del agasajado.

Finalmente, don Manuel Fraga Iribarne dijo que si algo le habían dado los hados era la acción más que la

expresión. Se refirió a sus siete años de asistencia a las reuniones de la peña Valentín, sin intervenir nunca

como orador, y que en esta ocasión hablaba por primera vez para dar las gracias a todos. Añadió Fraga

Iribarne que la peña Valentín es un Ateneo permanente. Se refirió a las tradicionales peñas madrileñas

para proclamar que la peña Valentín era uno de los más claros ejemplos por su cordialidad, simpatía y

espíritu dé convivencia. En cuanto a su labor en el Ministerio, podría resumirla diciendo que él había

jomprendido que la España del siglo XX no podía ser la de la censura ni la de "La Traca" y "El Frailazo".

Dio finalmente, emocionado, las gracias a todos los asistentes a su homenaje. Una larga y calurosa

ovación cerró el brillante acto.

 

< Volver