Autor: Comas, José. 
   Felipe González acusa al PCE de recibir ayudas del Este     
 
 Diario 16.    06/12/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 40. 

Felipe González musa al PCE de recibir ayudas del Este.

El secretario general del PSOE, Felipe González, que ha asistido en Berlín Oeste

a las sesiones del

congreso del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), fue entrevistado en la

antigua capital alemana por

el enviado especial de DIARIO 16, José Comas.

Felipe González, ante las acusaciones de Carrillo en el sentido de que el PSOE

recibe ayuda del SPD

alemán, afirmó que tiene la absoluta seguridad de que los comunistas reciben

ayuda de los países del Este.

También criticó las actuaciones de los comunistas frente al Estatuto del

Trabajador.

DIARIO 16 - En la revista alemana «Konkret», el secretario del PCE, Santiago

Carrillo, dice que el SPD,

debería meter sus narices en los asuntos alemanes» y acusa también al PSOE de

recibir ayuda del SPD

alemán.

Felipe González - El sabe que no es verdad y, sin embargo, nosotros tenemos la

absoluta seguridad de que

ellos reciben ayuda de los países del Este, y ayuda cuantiosa. Como las

comparaciones son siempre

odiosas, nosotros no vamos a hacer nunca una campaña en este sentido. Pero hay

un dato importante:

nosotros tenemos 121 diputados y 60 senadores, pero no podemos tener un

periódico diario, porque

cuesta 300 millones de pesetas mantenerlo al ritmo que se mantiene «Mundo

Obrero».

DIARIO 16 - ¿Niega rotundamente que el SPD ayude al PSOE?

F. G. - Lo niego rotunda y lamentablemente, porque, aparte de la prohibición

legal que existe en nuestro

país, la solidaridad internacional ha dejado de existir para los partidos

socialistas como el nuestro, a partir

de la entrada en la legalidad.

Y la razón obvia: no hay ni un solo país de Europa que pueda comprender que un

partido con el 30 por

100 del electorado y el 35 de la representación parlamentaria, necesite

solidaridad de partidos que tienen

poco porcentaje por encima del nuestro u otros que los tienen interiores, como

el francés o el italiano.

Estatuto del Trabajador

DIARIO 16 - ¿Podría hacer un balance de lo obtenido en la discusión del Estatuto

del Trabajador? ¿ Qué

críticas haría el PSOE?

F. G. - Estamos medianamente satisfechos y creemos que todavía se puede mejorar

en el Pleno del

Congreso. Se ha hecho una demagogia absolutamente intolerable en torno al

Estatuto del Trabajador,

porque la legislación franquista que algunos reclaman ahora, y la reclaman,

lamentablemente, desde la

dirección de algunos partidos de la izquierda...

DIARIO 16 - ¿Se refiere al partido comunista?

F. G. - Concretamente ha habido declaraciones claras en ese sentido de Marcelino

Camacho. La

legislación franquista era una legislación paternalista de tipo individual, sin

ninguna libertad sindical.

Ahora, en el nuevo Estatuto, se ha conseguido arrancar una alta cota de libertad

sindical colectiva, tanto

para la negociación como para la regulación de los conflictos colectivos de

trabajo. La regulación del

derecho individual del trabajo es comparable a la de cualquier país europeo.

Cualquier paralelismo que se pueda hacer con el corporativismo fascista es un

paralelismo falso, por que

también hay países y no sólo en España, sino países totalitarios que reconocen

muchos derechos

individuales, pero a la hora de la verdad no se concede ninguna ventaja al

trabajador.

Estamos empezando la lucha por el sindicalismo libre con cotas europeas, de

movimientos obreros que

llevan bastantes años luchando por la libertad sindical y por los derechos

sindicales. Y en España éste es

un punto de partida bueno, con algunos errores de la UCD, contra los que

estamos, evidentemente.

No a la OTAN

DIARIO 16 - Uno de los temas centrales del congreso del PSD es el del rearme de

la OTAN. ¿Mantiene el

PSOE su postura de no» a la Organización Atlántica?

F. G. - Efectivamente, esa es la posición del partido. Mientras no se nos

demuestre lo contrario. Nos

parece que no beneficia en nada la integración de España en el complejo militar

de la OTAN.

DIARIO 16 - En este punto el PSOE tiene diferencias can el SPD.

F. G. - Evidentemente. También con el Partido Socialista italiano, el belga, el

de Dinamarca, el Partido

Laborista inglés, etcétera.

DIARIO 16 - El no del PSOE a la OTAN, ¿va a ser firme, permanecerá así?

F. G. - Espero que sí, que va a permanecer así. En tanto que yo soy responsable

del partido, creo que estoy

transmitiendo la opinión de la inmensa mayoría del partido

DIARIO 16 - El PSOE dice «no a la OTAN», pero sí a las bases americanas en

España», ¿ Qué diferencia

hay?

F. G. - Hay una diferencia fundamental, que es la defensa del «statu quo». Pese

a que uno tenga una

aspiración ideal de neutralidad para su país, y creo que es una aspiración común

a muchos pueblos, creo

que en política hay que hacer un esfuerzo de realismo, y dar un paso atrás en el

planteamiento del tratado

bilateral hispano-norteamericano sería algo prácticamente imposible en esta

coyuntura histórica.

DIARIO 16 - ¿Aceptaría el PSOE estacionar armas nucleares en España?

F. G. - Una de las cosas que más nos han satisfecho de la renovación del

tratado, de las pocas cosas que

pueden ser satisfactorias, es la desnuclearización de las bases norteamericanas

en España. En ese sentido

vamos a seguir insistiendo.

La energía nuclear

DIARIO 16 - Otro de los puntos interesantes de este congreso del SPD alemán es

el de la energía nuclear,

¿Cuál es la postura de su partido sobre el tema?

F. G. - El debate no es entre nuclearistas y no nuclearistas. Desde la

perspectiva de la izquierda, desde una

perspectiva progresista, todos se plantean si La energía nuclear es o no un mal

irremediable. En ese

sentido, yo, que no tengo vocación nuclearista, creo que hay que hacer el máximo

esfuerzo de sustitución

de la energía nuclear.

Para eso puede servir bien de ejemplo lo que está ocurriendo en el propio seno

de los Estados Unidos: la

paralización de construcciones, de centrales en marcha, etcétera. En definitiva,

se está revisando todo el

problema de la energía nuclear.

DIARIO 16 - ¿Qué impresión ha sacado del congreso de los socialdemócratas

alemanes?

F. G. — Creo que con esos temas tan importantes que se han tratado, la seguridad

y la energía nuclear, se

están removiendo los cimientos ideológicos del SPD. Y esto no es negativo, sino

positivo, la vivificación

del debate ideológico. Van a mantener la unidad, pero con debate interno.

El estilo de Schmidt

DIARIO 16 - ¿Cómo son sus relaciones con Helmut Schmidt?

F. G. - Lo conozco bastante menos que a Willy Brandt, pero, pese a la versión

que corre ordinariamente de

su carácter áspero, a mí me gusta su estilo. Me parece que es un estilo directo,

comparta o no alguna de

sus posiciones. Es un estilo claro y directo, que yo practico cuando estoy con

él y hemos conseguido, por

tanto, un clima de comunicación importante.

DIARIO 16 - ¿No está Helmut Schmidt políticamente más cerca de Adolfo Suárez que

cié su compañera

de la Internacional Socialista, Felipe González?

F. G. - Es una buena pregunta para Helmut, que estoy seguro que negaría

rotundamente y también para

Suárez, que estoy seguro que lo afirmaría.

DIARIO 16 - El resultado electoral de Portugal parece indicar que existe una

crisis en el socialismo

ibérico.

F. G. — Yo no estoy en absoluto convencido de eso, porque tendría que haber unas

elecciones en España

para comprobarlo. Yo creo que entre España y Portugal no existe más que una

mutua relación de

influencias psicológicas. Creo que sí influiría en las elecciones españolas, si

ahora se produjeran, pero por un efecto

psicológico, no hay otros parámetros, socioeconómicos o culturales, que

identifiquen las actitudes de los

distintos partidos.

No obstante, el fenómeno a nosotros nos preocupa y nos entristece por

solidaridad. Creo que la

interpretación más clara del problema portugués hay que buscarla en que los

socialistas han gobernado en

una situación tremenda de crisis v en el momento en que han hecho el ajuste, han

salido del poder y han

salido del poder no por su, propia voluntad, sino por haber perdido en aquel

tiempo la confianza del

presidente de la República. Están pagando dentro de la psicología colectiva el

precio del ajuste que

hicieron hace un año y medio,

DIARIO 16 - Dice usted que no hay crisis del socialismo europeo, pero los

socialistas o socialdemócratas

pierden todas las elecciones que se celebran últimamente,

F. G. — Sí, por ejemplo, en el caso de Kreisky fue una pérdida clara, y en el de

Palme, también...

DIARIO 16 - ... pero en Portugal, Margaret Thatcher...

F. G. - ... Así le va a ir a la democracia inglesa. Yo creo que ha habido, en

términos porcentuales, más bien

un ascenso que un descenso. No obstante, yo creo que es inútil jugar a esto. Yo

creo que en las épocas de

crisis graves como ésta, tanto de crisis nacionales como internacionales, hay

una reacción poderosa de

carácter conservador.

Los pueblos tienden a estabilizar. La dinámica de cambio se corresponde mucho

más con los momentos

de alegría, con los momentos donde hay una expectativa posible de cambio. La

crisis no favorece la

alternativa de cambio, por el momento.

No obstante, yo creo que cuando se habla de crisis dentro del socialismo hay que

darle a la palabra su

auténtica dimensión y la dimensión crisis no es necesariamente negativa. Es una

especie de reencuentro

con el proyecto histórico del socialismo, que me parece muy importante para

Europa.

Felipe González abraza al presidente de la Internacional Socialista,

Willy Brandt,

 

< Volver