Autor: Río, Pilar del. 
   El PSOE invita el PSA a retirarse de la Junta     
 
 El País.    13/08/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

REGIONES

EL PAÍS, II

ANDALUCÍA

El PSOE invita al PSA a retirarse de la Junta

PILAR DEL RIO, Sevilla

El comité ejecutivo del PSOE de Andalucía difundió ayer un comunicado en el que

invita al Partido

Socialista Andaluz (PSA) a abandonar la Junta preautonómica de la región. Los

socialistas califican de

deshonesta la postura de los andalucistas, «por boicotear al Gobierno

preautonómico del que forman

parte».

Esta decisión es consecuencia de los enfrentamientos entre los dos partidos

surgidos a raíz de la

conmemoración del 44° aniversario de la muerte de Blas Infante. En los actos que

se programaron el

pasado fin de semana y el lunes para conmemorar la efemérides, el PSA se

desentendió de las

convocatorias de la Junta y criticó con dureza a Escuredo y a los partidos de

ámbito estatal con

implantación en Andalucía.

«El PSA», añade el comunicado del PSOE, «mientras se arroga la representación de

Andalucía,

representación que no le dan ni los votos municipales ni los votos de las

elecciones generales, boicotea,

ataca y trata de desprestigiar al único organismo que, por estar integrado por

todos los partidos políticos

con representación parlamentaria, es el único representante moral y legal de

Andalucía y de los

andaluces».

«Que se vayan: en política», según los socialistas andaluces, «lo honesto,

cuando no se está de acuerdo

con algo o alguien, es buscar los cauces de confluencia para llegar a un

acuerdo, y, si esto es imposible,

uno se va a casita». El escrito del PSOE de Andalucía afirma que lo deshonesto

es criticar sin fundamento

aquello de lo que uno forma parte, negándose sistemáticamente a buscar acuerdos,

pero permanecen

subido en el machito. «¿Para qué? Pata tener», añade, «una plataforma más desde

la cual engañar y

confundir a nuestro sufrido pueblo».

Censura también el comunicado la política del PSA, «que mientras declara querer

la autonomía para

Andalucía», dice, «a la hora de trabajar el 28 de febrero hacen quizá la campaña

más pobre en medios

económicos y humanos, contrastando esta parquedad para con Andalucía con la

generosidad con que ese

mismo partido gastó sus recursos para participar en las elecciones al Parlamento

catalán: ¿qué es más

importante para el PSA, la autonomía plena para Andalucía o los intereses

mezquinos de un partido por

conseguir dos parlamentarios en Cataluña?».

Paralelamente, el presidente de la Junta de Andalucía, Rafael Escuredo, ha

retirado la solicitud de

audiencia oficial con el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, cinco meses

después de haberla

solicitado, sin que en este tiempo haya recibido respuesta alguna por parte del

Ejecutivo. Esta acción de

Escuredo ha sido criticada por UCD y PSA.

La entrevista, denegada

El anuncio de esta decisión fue hecho por el presidente de la Junta en el

transcurso de los actos

conmemorativos del 44° aniversario de la muerte de Blas Infante. Posteriormente,

en declaraciones a EL

PAÍS, Rafael Escuredo ha puntualizado que solicitó la entrevista el pasado mes

de abril para informar al

presidente del Gobierno de la situación política andaluza tras la celebración

del referéndum autonómico.

En esa ocasión, Aurelio Delgado, secretario de Adolfo Suárez, manifestó la

disposición favorable del

presidente para este encuentro, que debía celebrarse en fechas inmediatas. A lo

largo de los últimos

meses, desde la presidencia de la Junta se ha insistido en la urgencia de la

entrevista, pero todos los

intentos para que ésta se celebrara han sido infructuosos.

Rafael Escuredo ha señalado que el presidente del Gobierno debe estar dispuesto

a recibir, tal como lo ha

hecho el Rey, al presidente de un organismo institucional del Estado. «Suárez

habla mucho del Estado,

pero gobierna y actúa según los intereses de su propio partido», manifestó

Rafael Escuredo al conocer una

respuesta vertida por el presidente del Gobierno en el acto de clausura del

congreso de la UCD andaluza.

En esa ocasión Adolfo Suárez dijo que él recibiría a Rafael Escuredo siempre que

éste no

instrumentalizara partidariamente la entrevista y sobre las bases de un programa

previamente concertado.

Según todos los indicios, las condiciones que establece Suárez estarían

motivadas por la primera y única

entrevista mantenida entre las dos autoridades, en la cual se fijó la fecha del

referéndum autonómico

andaluz. Entonces el presidente del Gobierno, según han manifestado destacados

miembros de UCD, se

sintió acorralado y se comprometió personalmente con la Junta de Andalucía en

una fecha. Días más

tarde, tras reconsiderarse el tema y en medio de grandes tensiones, UCD decidió

reconducir el proceso

autonómico proponiendo la vía que establece el artículo 143 de la Constitución,

y no la establecida en el

151,única posibilidad considerada hasta el momento por todos los partidos.

Por otra parte, Rafael Escuredo ha señalado que sobre las bases de acuerdo

previo entre UCD y la Junta

—como han propuesto miembros de la dirección centrista andaluza— él no mantiene

la entrevista. «Los

únicos acuerdos se adoptan en el seno del consejo. Lo contrario sería actuar

partidariamente y dar la razón

a Adolfo Suárez».

Rafael Escuredo ha sido duro calificando la política del Gobierno que preside

Adolfo Suárez; «No atiende

los problemas que se suscitan, está practicando una política de encierro,

confiando obsesionadamente en

la mayoría parlamentaria que le respalda. Pero así no podrá continuar mucho

tiempo. UCD puede perder

el Gobierno en Andalucía»

El presidente del organismo preautonómico andaluz ha manifestado que está

dispuesto a acudir a la

Moncloa en cualquier momento para hablar de los temas básicos del momento

andaluz: el proceso

autonómico y el plan socioeconómico urgente.

En este mismo orden de cosas, Rafael Escuredo ha recordado que el Gobierno

todavía no ha nombrado

interlocutor válido para la discusión del plan de urgencia, aunque ha

manifestado esperanzas de que en el

primer Consejo de Ministros, tras la vuelta de las vacaciones, se produzca esta

designación repetidas

veces solicitada por la Junta.

 

< Volver