Retirará su apoyo si la concertación no da resultados. 
 El PSOE baraja un ultimátum al Gobierno     
 
 Diario 16.    15/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Retirará su apoyo si la concertación no da resultados

El PSOE baraja un ultimátum al Gobierno

El PSOE baraja la posibilidad de presentar un ultimátum al Gobierno: o la

política de concertación sobre

los grandes temas de Estado da resultados concretos o a partir del otoño los

socialistas retirarán su actitud

de colaboración y apoyo.

Manuel SORIANO

Madrid - El Partido Socia lista no está dispuesto a seguir apuntalando

gratuitamente al Gobierno.

Exige resultados concretos de la política de concertación sobre los grandes

temas de Estado.

Los dirigentes del PSOE solamente han llegado, hasta el momento, a realizar una

solapada advertencia

pública al Gobierno. Pero el ultimátum al presidente, Calvo-Sotelo, llegará más

tarde o más temprano. Si

no hay reacción gubernamental, el PSOE se replantearía su actual actitud de

colaboración y ejercería una

oposición más firme.

Durante la reunión extraordinaria que celebró el comité federal del PSOE el

pasado fin de semana, Felipe

González manifestó que «la política de negociación de los grandes temas de

Estado tienen que concluir lo

más rápidamente posible. Si no es así, llegaremos todos, partidos políticos y

sociedad en conjunto, a un

alto grado de frustración».

Desactivar el golpismo

El líder socialista, que hasta ahora ha venido defendiendo en el seno de su

partido una actitud de

oposición moderada, acusó al Gobierno de no tener iniciativas para definir una

política clara sobre el

terrorismo, seguridad ciudadana y libertades, construcción del Estado de las

autonomías, reforma de la

Administración del Estado, política municipal, económica y exterior.

A juicio de Felipe González, cualquier tipo de política a desarrollar está

condicionada «si realmente no se

desactivan los mecanismos del golpe de Estado y del terrorismo de extrema

izquierda y de extrema

derecha». Es en esta cuestión en la que el PSOE hace especial hincapié en pedir

al Gobierno firmeza y

eficacia.

Plazos

El Partido Socialista va a dar unos plazos de tiempo al Gobierno para que se

pongan en práctica una serie

de medidas dirigidas a solucionar los temas de Estado anteriormente enunciados.

El primer partido de la

oposición quiere evitar que la negociación se alargue indefinidamente.

El comité federal del PSOE aprobó un documento de unos sesenta folios titulado

«El PSOE ante la

situación política», donde se aborda un plan de acción que no está concebido

desde la óptica estrictamente

socialista. Es una alternativa abierta que pretende que sea asumida por todas

las fuerzas políticas

democráticas.

El PSOE sigue creyendo que un Gobierno monocolor de UCD no es el más adecuado

para la estabilidad

de la democracia española. Insiste en su oferta de asumir responsabilidades de

Gobierno. En caso de que

Calvo-Sotelo mantenga su negativa a esa oferta, el PSOE exige que la política de

concertación empiece a

dar resultados. Por supuesto, el Partido Socialista rompería su actitud de

colaboración si Calvo-Sotelo se

inclina por realizar el pacto de la gran derecha.

El primer secretario de los socialistas catalanes, Joan Reventós, fue más

explícito. Ha declarado que si la

resolución del comité federal del PSOE no sirve para hacer avanzar la política

de concertación con el

Gobierno «es posible que en octubre haya un cambio de actitud por parte de los

socialistas». Señaló que

sería el congreso del partido el que decidiera el tipo de estrategia a seguir.

El comité federal del PSOE valoró especialmente de manera positiva el acuerdo

nacional sobre el empleo,

que «representa, ante todo, la culminación de un importante esfuerzo por

encontrar soluciones eficaces al

paro, a través de vías racionales, repartiendo los costes y sacrificios que

conlleva la crisis económica, de

modo justo y solidario, tal como ha propugnado el PSOE y la UGT».

 

< Volver