Ponencia política. 
 La oferta del PSOE se orienta hacia un bloque de clases     
 
 ABC.    28/10/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

28 OCTUBRE/ 3 NOVIEMBRE 1983

Ponencia política

La oferta del PSOE se orienta hacia un «bloque de clases»

La polémica en torno a la forma de ensanchar la base sobre la que debe actuar el

partido para

llevar adelante su proyecto centra los trabajos y los debates de la resolución

política del

Congreso. La referencia a la necesidad de que el PSOE integre «en un sólido

bloque de clases

a todos los sectores sociales objetivamente interesados en vivir de otra manera

más justa...»,

resolución que finalmente fue aprobada, suscitó una cierta reacción en

delegaciones

defensoras de un análisis más purista del estrato de la sociedad española y del

concepto de

clase obrera.

José María Triginer, del sector obrerista de Cataluña, oponía a esta definición

un bloque

democrático" o «bloque socialista» en el que, entre otras formulaciones, se

dejaba la puerta

abierta a la colaboración con las fuerzas afines.

Ricardo Damborenea, de la Delegación de Euskadi, defendió una ponencia

fundamentalmente

apoyada por la Delegación de Madrid. El análisis de la ponencia es que resulta

arcaica la

división marxista entre dos clases antagónicas, proletariado y burguesía, para

aplicarlo a la

sociedad y, sobre todo, a la sociedad española. Se refirió a una sociedad más

sectorializada,

sumamente estratificada, en la que existen intereses que pueden resultar

coincidentes por

cuanto sufren una misma opresión. Damborenea citó éste como un campo en el que

debe

actuar el partido hasta conferirle una conciencia de clase que hiciera avanzar

el proyecto

socialista. Con respecto a eventuales pactos con otras fuerzas políticas, señaló

que ninguna de

las existentes en el panorama político puede objetivamente reforzar el proyecto

socialista.

Definido e! espacio, que el Congreso considera que es el único que puede ofrecer

mayoría al

proyecto socialista, se formula una cierta programática con unos objetivos

mínimos:

democratización definitiva del Estado, defensa de las libertades y de la

seguridad ciudadana,

modernización de la sociedad hacia cotas de libertad y bienestar de que

disfrutan las

democracias más consolidadas, atención prioritaria a la crisis económica,

definición clara de un

proyecto de política exterior, construcción del Estado de las autonomías y

reforma de la

Administración.

ESTRATEGIA: CONSOLIDAR LA DEMOCRACIA

La estrategia socialista se orienta hacia la consolidación definitiva de la

democracia en España,

a la necesidad de establecer un proyecto socialista autónomo y a la necesidad de

conseguir el

acceso de los socialistas al Gobierno. La resolución política parte de un

análisis de la situación

actual con múltiples referencias al fracaso de la derecha en su proyecto

reformista. La crisis

ucedista, señala, ha sido momentáneamente congelada por el ascenso de un hombre

al

liderazgo que ya no es un funcionario franquista, sino una persona estrechamente

vinculada al

gran capital y que anuncia y practica una política conservadora que supone la

liquidación del

"tibio reformismo populista de Suárez» y está abocado a la reestructuración de

la derecha en

un bloque conservador bajo la hegemonía de la gran burguesía. «Este parece ser —

señala— el

papel del señor Calvo-Sotelo.»

El análisis prosigue señalando que la derecha debe recomponer su representación

política,

recuperar su posición mayoritaria, crear un consenso conservador y funcionalizar

el Estado.

Pero debe hacerlo sin perder el poder, que se asienta en buena parte en un

aparato estatal

imposible de funcionalizar sin atentar contra algunos de los intereses que la

propia derecha

debe defender sin un proyecto político susceptible de recibir aceptación

mayoritaria. Los

socialistas advierten de la posible tentación de la derecha a una segunda

edición de UCD bajo

la forma de una coalición conservadora capaz de obtener; con menos votos un

triunfo electoral

favorecido por la concentración y las primas de la ley electoral.

VIGENCIA DEL PROGRAMA MÁXIMO

En la declaración de principios, los socialistas han considerado plenamente

vigente los

principios e ideales que orientaron la acción del PSOE desde la fundación en el

texto del

programa máximo del partido. Reafirman la línea ideológica trazada en el último

Congreso

extraordinario y consideran que la transformación de la sociedad capitalista que

enmarca

nuestro país sólo es posible a través de la vía democrática hacia el socialismo.

 

< Volver