En los primeros meses de 1979. 
 Balance de las huelgas en la región andaluza  :   
 Cuatro millones y medio de horas de producción perdidas. 
   03/03/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

En los primeros meses de 1979

BALANCE DE LAS HUELGAS EN LA REGIÓN ANDALUZA

Cuatro miliones y medio de horas de producción perdidas

{Servicio especial para "CÓRDOBA".)

El balance huelguístico de los dos primeros meses de este año en la región andaluza arroja un total de más

de un cuarto de millón de trabajadores afectados y cerca de cuatro millones y medio de horas de

producción, perdidas —sin contar con las no trabajadas en el sector de la sanidad—, según datos provi-

sionales y aproximados facilitados a la Agencia de Colaboraciones Andaluzas por la central sindical

Comisiones Obreras.

Se da la circunstancia de que enero y febrero coinciden esta vez con la etapa pre-electoral y electoral que

se viene llevando a cabo de cara a las legislativas y municipales, por lo que la elevada incidencia de

huelgas y conflictos en todo el país, y concretamente en Andalucía, la interpretan algunos sectores como

relacionada con esta circunstancia. Sin embargo, portavoces autorizados de la Secretaria Regional de Co-

misiones Obreras de Andalucía manifiestan a la ACÁ que en ningún caso esta central está "utilizando" la

huelga y el conflicto con fines electoralistas. Se debe exclusivamente, dicen, a la negociación de los

convenios de empresa, provinciales e interprovinciales, y a la postura cerrada de las patronales que por

otra parte, acusan en la región andaluza notable "falta de organización".

Que la huelga "no beneficia a nadie" —ni a trabajadores, ni a empresarios— es la opinión general, tanto

de las centrales como de las patronales, pero las primeras argumentan que acuden a ella "como último

medio de los trabajadores para presionar en la negociación colectiva". Los empresarios, por su parte,

parece que ya no tienen eI temor de años atrás a los paros laborales, de manera que si bien preferirían que

no se produjesen, los consideran "un mal menor", y a la hora de prever el desarrollo del ejercicio

económico anual, cuentan con la posibilidad de que se produzcan.

Cabe destacar el hecho de que algunas de las huelgas registradas a lo largo de enero y febrero a nivel

nacional se han llevado a cabo —y siguen aún— en sectores en los que el ciudadano de la calle, el

usuario, se ha visto notablemente perjudicado. Los conflictos en la Seguridad Social y en los transportes

—el del personal de tierra de los aeropuertos, concretamente- han caldeado los ánimos del usuario, que se

ha manifestado claramente en contra de la prolongación de los paros y sus consecuencias. Comisiones

Obreras reconoce que huelgas como la de los hospitales "son impopulares", pero salva su responsabilidad

diciendo que en este caso concreto la orientación de la central sindical era la de la movilización, pero no

la huelga "salvaje" ni que el desorden laboral diera paso al "desmadre". La banca también ha sido un

sector donde el paro resulta igualmente impopular por los trastornos que conlleva, especialmente si se

produce a finales de mes.

Con todo, en Andalucía, dejando aparte las huelgas de la sanidad y banca, y en algunos casos la

enseñanza privada y los transportes, las huelgas registradas en los dos primeros meses de 1979 han

incidido fundamentalmente en sectores productivos en los que el usuario no se ha visto muy afectado.

Volviendo a las cifras, en la provincia de Málaga ha sido donde mayor número de trabajadores han ido a

la huelga entre enero y febrero —unos 75,000— con un total de más de un millón setecientas mil horas de

producción perdidas. Le sigue en el "ran-king" de operarios que han

ido a la huelga, Córdoba —con cerca de 60.000—y Sevilla —con cerca de 57.000—v seguida de Cádiz

—con 33.500— y en último lugar Jaén —no llegan a los 1-000.

En cuanto a horas de trabajo perdidas, después de Málaga se sitúa Huelva —más de 800.000 horas no

trabajadas— dónde la pesca de arrastre, por aquello de los repetidos apresamientos de barcos pesqueros y

amarre de la flota, ha registrado notable anormalidad laboral. En tercero y cuarto lugar van Córdoba y

Sevilla, con 650.720 y 648.718 horas perdidas respectivamente, y a la cola figuran Almería y Jaén, la

primera con 47.120 y la segunda con 22.160 horarío trabajadas. La provincia jíennense apenas ha

registrado huelgas —salvo la interprovincial de banca y otra empresa del metal.

Febrero, marzo y abril son en Andalucía los meses "fuertes" en cuanto a negociación de convenios, tanto

por el número de ellos como por el colectivo que se verá afectado por los mismos. Este factor cuenta

mucho a la hora de prever la posible conflictividad que se puede seguir produciendo.

Siguen las huelgas en no pocas empresas y sectores de la producción de Andalucía y Málaga continúa

registrando estos días un elevado índice de conflictividad.

 

< Volver