Una carta al príncipe Felipe     
 
 El País.    20/08/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Una carta al príncipe Felipe

Los niños de Marinaleda han escrito una carta que han enviado al príncipe Felipe, cuyo contenido

transcribimos a continuación. (Se ha respetado en el texto, parcialmente, el estilo original de la misiva que

habría sido enviada el pasado día 17 de este mes.)

«Los niños de Marinaleda hemos tenido el gusto de contarte la situación en que se encuentra Andalucía y,

en concreto, Marinaleda. Hace unos días, nuestros padres, en asamblea abierta, acordaron ponerse -en

huelga de hambre. Nosotros estamos en solidaridad con ellos. Llevamos ya varios días en huelga de

hambre. ¿Por qué estamos en huelga de hambre? Estamos en huelga de hambre porque nuestros padres

llevan ya seis meses viviendo de la limosna del empleo comunitario. Al pueblo no llegan ya ni doscientas

pesetas diarias, pues algunos meses sólo trabajan dos días. Vivimos en la miseria, por lo que algunas

familias tienen que pedir dinero a los vecinos, porque en las tiendas ya no les dan fiao. Ponte en nuestra

situación y piensa.- ¿Es justo que mientras que algunos niños están de vacaciones con sus padres y

familias otros no sepan ni qué van a comer esa noche? ¿Es justo que mientras que unos niños tienen

profesores particulares otros no puedan acudir ni a colegios estatales? ¿Es justo que mientras unos derro-

chan gran cantidad de dinero en juguetes y lujos otros no tengan ni unos zapatos que ponerse y tengan que

andar descalzos?

Nosotros pensamos que no, y por eso nuestra huelga de hambre. Por eso que llevarnos varios días sin

comer y no vamos a hacerlo hasta que venga alguna solución, porque esta situación es insoportable. Y es

más insoportable aún cuando se trata de una tierra tan rica como Andalucía.

Amigo: el problema de nuestra tierra es grave, y por eso vamos a seguir luchando al lado de nuestros

padres. Vamos a seguir luchando porque el problema también es nuestro; porque piensa y contesta a estas

preguntas. ¿Qué va a ser de nosotros? ¿Dónde está nuestro futuro? Tu futuro, nos imaginamos, estará

resuelto, pero ¿y el nuestro?, ¿quién nos lo resuelve? No creas que esto es una historia, sino un hecho real

que tu jamás conocerás. Desgraciadamente, esta miseria la vivimos nosotros, que somos los que daremos

frutos a España el día de mañana. No intentamos con este resumen, que tal vez no llegue a tus oídos, que

nos respondieras con algo que quizá nos dé soluciones. Pedimos, de todo corazón, que pienses, y quizá te

dé coraje o lástima y tú o tus padres nos dierais soluciones. Perdona si estas palabras son fuertes, pero

más fuerte es el hambre. Saludos de tus amigos. Marinaleda».

 

< Volver