Autor: Aguilar, José. 
 Escuredo considera que este acuerdo permitirá recomponer la política unitaria. 
 La Junta de Andalucía defiende el Estatuto de Carmona como base para la autonomía     
 
 El País.    25/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

AUTONOMÍAS

EL PAÍS, martes 25 de marzo de 1980

Escuredo considera que este acuerdo permitirá recomponer la política unitaria

La Junta de Andalucía defiende el Estatuto de Carmona como base para la autonomía

JOSÉ AGUILAR, Sevilla

«El Estatuto de Autonomía para Andalucía ha de llegar necesariamente a las más altas cotas de

autogobierno que nuestra Constitución establece, tanto a nivel político-institucional como a nivel de

competencias, siendo el Estatuto de Carmona el texto básico de trabajo para la relación definitiva de

nuestra carta estatutaria.» Este importante acuerdo fue adoptado ayer, por amplia mayoría, por el consejo

permanente de la Junta de Andalucía, reunido por vez primera desde el 28 de febrero.

El presidente de la Junta, Rafael Escuredo, resaltó, en conferencia . de prensa, la importancia de este

acuerdo, que permite, a su juicio, empezar a recomponer la política de unidad que se venía practicando en

Andalucía hasta la decisión del comité ejecutivo de UCD de reconducir el proceso autonómico hacia la

vía del artículo 143 y pedir la abstención en el referéndum. «Hoy la Junta vuelve a parecerse a lo que era

y, de alguna manera, se ha restablecido la normalidad política en nuestra tierra», dijo Escuredo.

Para el presidente, esta normalidad será plena a partir del próximo día 31, cuando la dirección andaluza de

UCD designe a los militantes que habrán de ocupar las vacantes producidas en el ente preautonómico tras

la dimisión del consejero de Agricultura, Pedro Valdecantos, y el portavoz centrista en el pleno, Miguel

Sánchez Montes de Oca.

El consejo consideró que el referéndum andaluz no puede darse por terminado, por cuanto los resultados

conocidos (Almería y Jaén no llegaron a superar la mitad más uno del censo de votos afirmativos) son

provisionales hasta que la Junta Electoral Central proceda a su proclamación definitiva, previa resolución

por la Audiencia de Granada de los recursos contencioso-electorales presentados sobre los resultados de

ambas provincias.

Por el contrario, el consejo ha rechazado una propuesta —iniciativa del PSA, según pudo saber

EL PAÍS— para que la Junta se pronunciase a favor de la modificación de la ley orgánica de Referéndum,

de modo que Andalucía pueda acceder a la autonomía a través del artículo 151 aun en el caso de que no

se supere el listón legal establecido por la Constitución. De todos modos, el documento aprobado por el

consejo explica el camino a seguir por el proceso autonómico andaluz en el futuro, «sin perjuicio de las

iniciativas parlamentarias que puedan adoptar los grupos políticos», iniciativa —aclararía Escuredo en la

conferencia de prensa— que no son temas que incumban a la Junta, sino a cada partido.

Con relación al mismo problema, el PSOE andaluz criticó duramente la actitud del PSA por medio de un

comunicado difundido ayer tarde en el que se condena «las declaraciones y posturas testimoniales de un

grupo político que se empeña en la pretensión de modificar la legalidad vigente, aun sabiendo perfecta-

mente que tal pretensión no podría prosperar por el simple juego de los votos en el Parlamento».

Tras subrayar la necesidad de recomponer la comisión negociadora que retome y adecúe la redacción del

Estatuto de Autonomía, previa convocatoria, por el presidente, de los secretarios generales de los cuatro

partidos parlamentarios, el consejo señala que se hace imprescindible —ante la alarmante situación socio-

económica que vive el pueblo andaluz— la elaboración y aplicación de un plan de urgencia y solicitar del

Gobierno una negociación a fondo sobre el tema.

Finalmente, Rafael Escuredo repitió que le gustaría sentarse a hablar con el presidente Suárez, a quien

recomendó «que haga menos caso de determinados consejos que se le dan en relación con Andalucía y

baje aquí a escuchar la voz de la Junta y el pueblo andaluz».

 

< Volver