Autor: ;Fernández, Salvador. 
   PSOE y Galicia: Una interpretación     
 
 Diario 16.    05/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

PSOE y Galicia: Una interpretación

Luis Miguel Fernández y Salvador Fernández (Secretarios de Formación y Prensa de la Comisión

Ejecutiva de la Federación Socialista Galega-PSOE}

Dos son los elementos fundamentales de la situación política en Galicia después de las pasadas elecciones

del 15 de junio: el impulso de la reivindicación autonómica de Galicia y la decantación del espectro

político gallego, con una bipolarización clara UCDPSOE y dos consecuencias importantes: correlación de

fuerzas favorable a la primera e inexistencia de un mitro netamente gallego, al no conseguir aquellas

fuerzas que podrían ocupar este espacio político el respaldo suficiente.

De todo ello una conclusión; el 15 de junio significa, dentro del panorama político gallego, el

advenimiento de una situación nueva, con una configuración de los espacios políticos y de la correlación

de fuerzas lo suficiente ilustrativos para permitir comprenden el porqué de ciertas actitudes a la derecha, o

mejor, ciertos corrimientos y manifestaciones contrarios a las antiguas lealtades, y el porqué de

determinados estupores y pérdida de iniciativas a la izquierda.

Esto es muy necesario tenerlo en cuenta a la hora de analizar la situación política del momento en Galicia,

asi como para comprender y enmarcar determinados acontecimientos. Como, por ejemplo, el Congreso de

la Federación Socialista Galega-PSOE.

La derecha se hace galleguista

Clarificado el panorama político con ventaja para la derecha, ésta no sólo intenta asumir la reivindicación

autonómica, que había sido y sigue siendo una de las piedras de toque cara a la consecución de todas las

libertades democráticas, sino que, además, busca realzar dicha función con los rostros idóneos, rostros de

probada trayectoria galleguista, pero que no están encuadrados en las filas centristas, que permitan a la

operación conseguir dos objetivos: la credibilidad galleguista y el espacio político de centroizquierda,

espacio muy codiciado por la importancia del sector campesino. (Adviértase que el explicar esto está en

función de un mejor conocimiento del actual momento político en Galicia, ya que si no si tiene en cuenta

esta operación, llevada directamente desde Madrid, difícilmente podrá entenderse la política que el

Gobierno adopta respecto a Galicia.)

Esta operación todavía no ha cristalizado, pero ha servido, en cambio, para crear ciertas diferencias en el

seno del partido del Gobierno.

La FSG toma la delantera

Este es el momento en el que la FSGPSOE toma la iniciativa política con su proyecto de régimen

transitorio para la Autonomía de Galicia, proyecto que es apoyado desde diversas posiciones, que van de

la liberal a la comunista, manteniéndose en posturas ambiguas determinadas fuerzas, sin aportar

alternativas más válidas. En resumen, el proyecto presentado por la FSG-PSOE era el más democrático y

progresista, recogiéndose en él parte de lo comtemplado en el estatuto del 36, y partiendo, por supuesto,

del hecho de su legitimidad histórica frente a alternativas que pretendían partir de coro en dicha

reivindicación autonómica.

De todo lo dicho se desprenden dos conclusiones: intento de UCD di situarse en el espacio político de

centroizquierda y de ser el protagonista del proceso autonómico, por una parte; falta de acuerdo necesario

para evitar esto entre las fuerzas democráticas y gallegas, que, no olvidemos, se encuentran en situación

desfavorable, por la otra. Algo así como el personaje aquél que cuando más relampagueaba ebria

tremendamente su boca diciendolé a los relámpagos que se le metieran dentro.

Autonomía sin cortapisas

En el momento presente la alternativa para la FSGPS0E se presenta clara: frente a la descentralización

administrativa que la derecha pretende para Galicia, aunque recubriéndola con un lenguaje autonomista,

está su propia posición: Autonomía sin cortapisas de ningún tipo.

Su la alternativa autonomista la FSGPSOE se convierte así en el eje de las fuerzas gallegas, al ser la única

fuerza parlamentaria que defiende sin ambigüedades el derecho del pueblo gallego a su autogobierno.

Las fuerzas netamente gallegas, tanto de derechas, centro o izquierda, deberían de demostrar en este

momento su capacidad para asumir y defender aquellas alternativas que suponen un avance cara al

autogobierno gallego. Si esto no se produce la oligarquía monopolista va a Imponer un régimen

jurídicopolítico perjudicial para las clases populares gallegas y para aquellos sectores de la burguesía

gallega, cuya dependencia de esta oligarquía es absoluta.

Lo que hay que hacer

A nuestro modo de ver es necesario concretar esto actuando a tres niveles, interrelacionados entre sí:

1) Presionando los sectores y fuerzas sociales implicados en el proceso autonómico para impedir que

el actual proyecto de régimen transitorio pueda ser recortado por el Gobierno. No olvidemos que el

Centro va a negociar consigo mismo, lo que le da una posición de ventaja.

2) Profundizando y concretando el proyecto de régimen transitorio en dos direcciones: en aquellos

aspectos más democráticos del proyecto que pueden dar representación en la elaboración del futuro

estatuto a esos sectores sociales a través del Municipio, de las asociaciones ciudadanas, etcétera, y en la

consecución de que los cargos en las instituciones previstas sean representativos del sentir gallego. En

esta profundización pueden converger distintas opciones.

3) Luchando para que los Ayuntamientos que van a salir de las próximas elecciones municipales y que

pueden tener un papel importante en el futuro estatuto, sean ganados para la democracia y la autonomía,

teniendo en cuenta lo desfavorable que resulta en el momento actual la correlación de fuerzas para los

sectores empeñados en el proceso autonómico.

Todo ello tendrá que basarse en un auténtico apoyo popular a la autonomía, sin el cual poco o nada puede

hacerse.

En que no se recorte el actual proyecto, al tiempo que se lucha por profundizarlo, y en que de las

elecciones municipales salgan Ayuntamientos con vocación democrática y gallega, está empeñada la

Federación Socialista GalegaPSOE.

Su próximo congreso va a enmarcarse en torno a estas coordenadas.

 

< Volver