Felipe González. 
 No es el momento de plantear la alternativa monarquía-republica     
 
 ABC.    08/07/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

FELIPE GONZÁLEZ

«NO ES EL MOMENTO DE PUNTEAR LA ALTERNATIVA MONARQUIA-REPUBLICA»

«No hay posibilidad de una unión, ni orgánica, ni frentepopulista con el Partido Comunista en la

coyuntura histórica en que vivimos», ha declarado Felipe González, secretario general del Partido

Socialista Obrero Español, en una entrevista que publica en su último número la revista «Qué pasa».

Acerca, de si el P. S. O. E. es marxista-leninista, dice Felipe González que «nosotros como partido

siempre excluimos a los que se consideran leninistas; es decir, que en nuestra organización caben

actitudes que van desde una socialdemocracia coherente hasta lo que se considera un socialismo marxista,

pero nunca leninismo».

• A la pregunta de si reciben ayuda económica de la socialdemocracia, el secretario del P. S. O. E.

contesta que «han recibido ayuda de todos los socialistas europeos», aunque cuantitativamente más

de los franceses, ya que hemos llevado cuarenta años viviendo en sus casas».

• Respecto a sus afinidades con Santiago Carrillo responde Felipe González que «hay un trato

personal cordial, pero no hay ninguna afinidad. Formamos dos alternativas políticas netamente

diferentes; ellos, dentro del fenómeno que se llama eurocomunismo, y nosotros; fieles a la tradición

histórica del partido».

CREDIBILIDAD DEL EUROCOMUNISMO.—A la pregunta de qué piensa del eurocomunlsmo, Felipe

González contestó que es un fenómeno que tiene interés político, pero que hay un punto débil en la

credibilidad del eurocomunismo que no se ha superado y que afecta, sotare todo, a la estructura interna de

los partidos comunistas. «Yo mantengo —añade Felipe González— una tesis muy de nuestro partido, que

es de Besteiro, según la cual nadie puede ofrecerle a la sociedad un modelo distinto al que se ofrece A sí

mismo coma organización. Creo entonces que la gran quiebra está en ofrecer un modelo pluralista, sin

una práctica interna pluralista. Hajr allí una crisis de credibilidad en el Partido Comunista.»

* A la pregunta de si los socialistas estarían dispuestos a apoyar a la Monarquía en la Constitución, el

secretario general del P. S. O. E. afirma: «Nosotros creemos que no es el momento de plantear la

alternativa entre República y Monarquía; que es una tontería, desde el punto de vista histórico, hacerlo.

Por consiguiente, probablemente, tomaremos una actitud de abstención, de no tocar el tema.»

BASES; AMERICANAS.—Al referirse a las bases norteamericanas en suelo español dice que si fuera

Gobierno las sometería a discusión del Parlamento y sería la mayoría la que decidiría, si iban a continuar

o no, aunque prefiere una, España neutral.

Por último, Felipe González contesta a una pregunta sobre qué, entiende por oposición constructiva al

Gobierno Suáres, de la siguiente manera: «La. oposición constructiva supone que, en un momento critico

como el que vive el país, en que se necesita estabilizar la democracia y darse una nueva Constitución hay

que fijar una serie de objetivos que trascienden a los propios partidos objetivos nacionales y prioritarios si

se llega a un , acuerdo en esos objetivos, se ha creado una zona de apoyo multipartidista que elimina las

fricciones y se ha establecido así una cancha de juego, que debe suponer una oposición leal»

 

< Volver