Las 18 horas más largas de la democracia. 
 Fraga y Carrillo destacan el papel del Rey     
 
 Ya.    25/02/1981.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Fraga y Carrillo destacan el papel del Rey

Al término de la reunión que mantuvo el Rey don Juan Carlos, en el palacio de la

Zarzuela, con el presidente en funciones del Gobierno, Adolfo Suárez; Agustín

Rodríguez Sahagún, presidente de Ucd; Felipe González, secretario general del

Psoe; Manuel Fraga, presidente de Alianza Popular, y Santiago Carrillo,

secretario general del Pee, éstos dos últimos manifestaron anoche:

Santiago Carrillo señaló que había visto al Rey muy sereno. Creo que ha jugado

un papel histórico en la

defensa de la Constitución y de la democracia, y la experiencia le ha llevado a

hacer unos juicios sobre la situación que desde ángulos diferentes hemos

compartido todos en lo esencial.

Preguntado si el acercamiento entre las personas que motivó el suceso del

palacio del Congreso se podrá conservar después, Carrillo manifestó: «Yo creo

que cada partido tiene su doctrina, tiene sus posiciones y eso supone,

evidentemente, una diferencia entre tos partidos. Ahora, yo creo que el hecho de

ayer lo que ha demostrado a los partidos es que la democracia es todavía frágil,

que hay que consolidarla y que si todos no ponemos de nuestra parte un esfuerzo

serio para consolidarla se nos puede venir abajo.

Fraga

Manuel Fraga, por su parte, manifestó que la reunión había sido un gesto muy

acertado del Rey, que nos ha expuesto la situación y ha leído un documento,

porque quería tener su pensamiento perfeétamente centrado sobre ciertas visiones

del momento y sobre lo que pudiera ser la colaboración de todas las fuerzas

políticas, sin abandonar, en modo alguno, sus respectivos puntos de vista, sus

políticas de partidos en grandes temas de Estado.

Sobre la conversación que tuvieron los dirigentes reunidos —añadió— «realmente

estuvimos todos

en un sentido de la responsabilidad y de aportar nuestras ideas en este momento,

que creo que puede contribuir a la solución de los problemas más allá de

aquellos que, naturalmente, corresponden, de un modo natural y directo, al

Gobierno y a los órganos constitucionales, como el Parlamento y otros.

Preguntado si los sucesos del palacio del Congreso pueden influir en una mayor

unión de las fuerzas políticas, en un mejor dejar gobernar a quien vaya a

gobernar, Fraga dijo: «Sobre todo, si el que va a gobernar gobierna bien y,

sobre todo, si el que va a gobernar se preocupa de hacer la base suficiente para

ello. Esa es la cooperación que tiene que dar también el que gobierna. Pero

dentro de esas condiciones tengo la sensación, después de lo que he oído aquí,

que facilidades para la gobernabilidad, todos somos conscientes de que en este

momento hay que darlas. Pero vuelvo a decir; no se puede ayudar al que no se

deja ayudar».

 

< Volver