Extra Elecciones. Los partidos siguieron los escrutinios en las sedes en las que se mezclaron la alegria del PSOE y la tristeza centrista. Así votó Andalucía. El chamán corrió a raudales y la alegría fue compartida por todos en la sede del PSOE. 
 «Ahora todos a combatir el paro»     
 
 Diario 16.    24/05/1982.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Diario 16/24-mayo-82

ASI VOTO ANDALUCÍA

11

EN LAS QUE SE MEZCLARON LA ALEGRÍA DEL PSOE Y LA TRISTEZA CENTRISTA

El champán corrió a raudales y la alegría fue compartida por todos en la sede del PSQE

«Ahora todos a combatir el paro»

Madrid — Minutos antes de la medianoche, los ejecutivos federales del PSOE Ciríaco de Vicente y

Pedro Bofill descorchaban varias botellas de champán en la sede central del PSOE en Madrid, para

celebrar el triunfo socialista junto a los medios informativos destacados en la calle de Santa Engrancia.

Aunque la mayoría de la ejecutiva federa/ del PSOE se encontraba en Sevilla a esas horas, la sede

socialista registraba un ambiente bullicioso con la continua visita de militantes y cuadros del partido que

se acercaban hasta la organización para conocer los resultados de los escrutinios. En la propia sede

socialista un equipo de organización recibía datos directos de las agrupaciones del partido en cada una de

las provincias andaluzas. Pedro Bofiü, optimista y deliberadamente moderado, subrayaba ante Diario 16

la participación del pueblo andaluz en las elecciones, en contraste con las primeras valoraciones de di-

rigentes centristas que estimaban especialmente el porcentaje de abstención registrado.

Sin desencanto

«Lo más importante -insistía Bofill- es el índice de participación, porque entíerra el argumento del

desencanto ciudadano, utilizado a veces con un verbo involucionista.» «Y la culpa de que no haya habido

una participación mayor — agregaba-ha estado en el electorado de derechas que no ha ido a votar, porque

no se identifica con unas organizaciones que hacen campañas tan anticuadas como las

que se han visto, ignorando el talante moderno de sus propios votantes». Bofill señaló como principal

objetivo inmediato del Gobierno andaluz el desarrollo del Estatuto, para adquirir competencias y llevar a

cabo el programa económico elaborado con el objetivo prioritario de combatir el paro, y «que está abierto

a la colaboración de todos, porque es necesaria la inversión de los empresarios andaluces en el desarrollo

de la propia Andalucía». Los dirigentes socialistas habían aconsejado a las organizaciones del partido

moderación en la expresión de alegría por la victoria socialista, sin que ello impidiera la diversión y las

muestras de entusiasmo por el resultado de las elecciones. Numerosas agrupaciones socialistas de Madrid

mantenían anoche abiertas sus sedes para celebrar el triunfo de su partido e, incluso en algún caso, como

el de Getafe, organizaron fiestas flamentas con «bailaoras y cantaores».

 

< Volver