Autor: Llansá, Jaume de. 
 La caridad bien entendida. 
 Un convento de Sarriá, sede de un congreso separatista     
 
 El Alcázar.    14/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

La «caridad» bien entendida

UN CONVENTO DE SARRIA, SEDE DE UN CONGRESO SEPARATISTA

CRÓNICA DE BARCELONA Por Jaume de Llansá

Los frailes capuchinos del convento barcelonés de Sarria, siempre tan «caritativos» con todos aquellos

que no sean de derechas aunque sí sean anticatólicos y comunistas y separatistas revolucionarios, al igual

que hicieron en otra ocasión de hace años, dieron amparo y alojamiento en su convento a los

«representantes» extranjeros y catalanes del extraño «congreso» de la no menos extraña «Liga por los

derechos de la liberación de los pueblos», prohibida tajantemente por el Gobierno Civil y el Gobierno de

la Nación.

En este «congreso» en el que se iba a tratar el tema de la «liberación de Catalunya del colonialismo

español». A pesar del reto o desafio al Gobierno Civil y Gobierno de Suárez de los capuchinos de Sarria,

no hubo intervención de la Fuerza Pública, ni siquiera una nota oficial del Gobierno Civil.

MANIFIESTO DE REPRESALIA

Ocho «partidos» comunistas e independentistas catalanes, de la izquierda revolucionaria, lanzaron un

violento manifiesto de convocatoria a un funeral en la barriada de San Andrés por el joven comunista que

perdió la vida durante la manifestación andalucista de Málaga. En dicho mansifiesto piden: que sean

retiradas de Málaga las fuerzas de Orden Público, que dimita el gobernador civil de Málaga, que dimita el

ministro del Interior, señor Martín Villa, que sean disueltos los «cuerpos represivos» y se creen «milicias

populares».

LA PLAGA DE LOS ENCIERROS

Dos meses llevan encerrados en el interior de su local industrial los trabajadores de «Tricotosas Mestre»

en Barcelona. Los trescientos alumnos preinscritos en diploma en enfermería del hospital de San Pablo de

Barcelona, se encerraron en el mismo hospital con el pretexto de dar a conocer la incompetencia de los

rectores de las dos universidades barcelonesas, su exigencia de libre acceso a las escuelas universitarias

central y autónoma y de desempeñar puestos de responsabilidad en departamentos hospitalarios de

medicina preventiva. Los trabajadores de la fábrica de cervezas «Moritz», de Parets del Valles, se han

encerrado en el interior de la factoría, y allí llevan desde el día dos de este mes en protesta por el

expediente de crisis presentado por la dirección empresarial. Los trabajadores de «Talleres Oliva Artes»,

del barrio barcelonés de Pueblo Nuevo, se han encerrado en los locales de la empresa para protestar por la

falta de cobro de sus salarios de tres semanas, por importe de más de dos millones de pesetas, así como

contra el expediente de crisis que ha presentado esta industria.

Finalmente, trece familias de gitanos con un total de ochenta miembros, llegados hace seis meses de

Galicia, ocuparon la antigua fábrica de «Las Sedas» en la población de Sardañola, del Valles occidental,

pero no por cuestiones de problemas de trabajos y salarios, sino para utilizarla como vivienda, pues vivían

bajo los puentes de la autopista y en algunas chabolas.

EL «GRUPO MUNDO», ATALAYA DE LA ECONOMÍA MARXISTA

Para mediados del próximo mes de enero de 1978, el «Grupo Mundo» del señor Auger organiza su «VIII

Semana Económica (y Política) Internacional». Como periodista asistí a la mayoría de estas semanas,

desde la primera de ellas, conozco, pues, sus interioridades y sus veleidades organizativas.

Indudablemente, la VIII, en su organización y en su participantes-ponentes, refleja elocuentemene la

evolucion política del señor Auger y de toda su organización empresario-periodística, editorial y de

montaje de «mesas redondas», actos públicos y simposiums como son las «semanas».

En la de este año que viene, el «Grupo Mundo», sin discusión posible, se convierte en atalaya expansiva

espectacular de la economía marxista, con predominio absoluto sobre la «economía libre de mercado» de

la que no hace mucho era entusiasta defensor y promotor don Sebastián Auger.

 

< Volver