Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   La UCD catalana, base de un gran partido tarradellista     
 
 Informaciones.    31/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

La U.C.D. catalana, base de un gran partido tarradellista

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 31.

UNAS palabras del consejero de Economía y Finanzas de la Generalidad, don Juan José Folchi (U.C.D.),

han suscitado aquí considerable revuelo. El señor Folchi, antiguo fraguista, dijo textualmente, en el

transcurso de un acto de su partido celebrado en Flix (Tarragona): «El aran proyecto, que ya es realidad,

de la formación de un gran partido de centro de Cataluña —con la fusión de U.C.D. con diversas

formaciones políticas catalanistas de gran prestigio— está dispuesto, juntamente con otros partidos

eminentemente no marxistas, a servir de soporte mayoritario de representatividad en la política que piensa

desarrollar el presidente Tarradellas.»

El anuncio de esta forma ción taxradellista fue remachado por el propio señor Folchi inmediatamente

después: "La U.C.D. se ha impuesto —añadió— esta grave obligación, en primer lugar por convención

profunda, y en segundo lugar, por devoción política de defender los postulados de Tarradellas que sólo

miran y atienden los supremos intereses de Cataluña."

El revuelo, obviamente, se ha producido porque las palabras del citado consejero —el más duramente

"contestado" tras conocerse su nombramiento, debido a sus viejas vinculaciones universitarías con la

extrema derecha— vienen a confirmar sin rebozo alguno la estrategia ucedista en Cataluña. El intento de

presentarse como el partido —o coalición próxima de partidos— del presidente Tarradellas sitüa a la

U.C.D. en una magnífica plataforma para competir en las municipales ofreciendo una imagen de la que

hasta ahora ha carecido: autonomista y procatalana.

Sin embargo, el hecho de que uno de los líderes de U.C.D. en Cataluña —el señor Folchi es el número 2,

después del señor Sentís— sitúe claramente al señor Tarradellas en uno de los dos grandes bloques puede

erosionar la figura presidencial, teóricamente neutral hasta el momento, al menos si se atienden las

declaraciones formales del principal protagonista o de sus hombres más fieles. Según ha comprobado este

corresponsal, los propósitos proclamados en Flix por el consejero de Economía y Finanzas han

ocasionado un más que visible malestar en los cuarteles generales de Convergencia Democrática (señor

Pujol), socialistas (P.S.C.-P.S.O.E ) y P.S.U.C. (comunistas catalanes)

OPINIÓN SOCIALISTA

"En realidad —han precisado a INFORMACIONES fuentes socialistas—, una cosa es que Folchi

pretenda tal objetivo y otra es que Tarradellas lo secunde. Pero si ello ocurre así, tampoco tiene que

sorprender a nadie. De hecho, el presidente de la Generalidad ha desarrollado en la práctica una política

muy cercana a la estrategia de U.C.D., como se está demostrando claramente en la cuestión de la

asamblea de parlamentarios y en su constante freno al protagonismo que, de acuerdo con los resultados

electorales, deberla corresponder prioritariamente a las fuerzas progresistas y de izquierdas."

Ayer mismo, el "affaire" de, la asamblea de parlamentarios desencadenó un nuevo foco de tensiones. Sin

mediar explicación, la reunión prevista éntre el presidente de ía Generalidad "y una comisión

parlamentaria quedó aplazada, en principio, hasta el miércoles de la semana que viene. La reunión había

de estudiar las relaciones entre los parlamentarios catalanes (diputados y senadores), y la Generalidad.

CONTRA LA ASAMBLEA

El presidente Tarradellas no quiere, oír ni hablar de la asamblea —"no la conozco","dijo en rueda de

Prensa—, postura que es apoyada por U.C.D. y el resto de partidos del centro-derecha. En cambio, los

socialistas y los senadores de la Entesa —grupo triunfador en Cataluña en todas las demarcaciones y cue

preside don Josep Benet— no parecen dispuestos a que el mencionado órgano acabe por disolverse, lo

qué —a su juicio— restaría consistencia democrática a la recién restaurada Generalidad.

"Las discusiones en las Cortes sobre el estatuto de autonomía exigen una coherencia previa y sólida de los

parlamentarios catalanes Sin un estatuto que consagre verdaderamente la autonomía, la Generalidad

puede convertirse en papel mojado.

El propio Tarradellas ha reconocido que la actual Generalidad carece de contenido, y éste sólo llegará

mediante el estatuto. La tarea de la asamblea de parlamentarios, en consecuencia, no debe demorarse más.

Desde septiembre no nos hemos vuelto a reunir", subrayó a preguntas de este cronista un destacado

senador barcelonés,

OPINIÓN COMUNISTA

Los comunistas son menos radicales que los socialistas. Nosotros no nos hacemos fuertes en el punto

concreto de la asamblea, pero con o sin ella los parlamentarios han de desempeñar un papel esencial, y á

él sí que no estamos dispuestos a renunciar", matizaron portavoces, del P.S.U.C.

TRES PROVINCIAS QUE NO QUIEREN DESAPARECER

No obstante, los retrasos no sólo afectan al Consejo ejecutivo o a la puesta en marcha de las comisiones

mixtas para el traspaso de competencias y funciones (la relativa al Gobierno central ha encontrado, según

rumores, serias resistencias por parte de Madrid, mientras que la relativa a las Diputaciones provinciales

empieza a chocar con las corporaciones de Lérida, Gerona y Tarragona, empeñadas en no desaparecer).

Muchos indicios apuntan en sentido contrario respecto al optimismo mostrado por el dirigente de U.C.D.,

cuando dio por hecho que el proyecto de gran partido de centro era ya una realidad. "Un retraso

injustificable". Así titulada ayer tarde el comentarista político de "El Noticiero Universal", don Jordi

Domenech, un artículo en que explicaba precisamente las dificultades que se alzan frente al proyecto

centrista. Incomprension es por parte de los directivos madrileños de U.C.D. que no desearían perder su

absoluta incidencia en el partido catalán del mismo nombre y, sobre todo, fricciones soterradas entre los

políticos catalanes llamados a conducir la operación, son las causas que señala el citado periodista,

experto en el tema del centro-derecha, como las culpables de ese "retraso injustificable".

 

< Volver