Iglesia. Para evitar el sucursalismo eclesiástico. 
 Piden la autonomía religiosa en Cataluña     
 
 Arriba.    03/01/1978.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

IGLESIA

Para evitar el «sucursalismo eclesiástico»

PIDEN LA AUTONOMÍA RELIGIOSA

(En Cataluña)

VALENCIA. (Cifra.)—La constitución de la Conferencia Episcopal de los Países Catalanes integrada por

Cataluña, Valencia, Baleares y Perpigñán fue solicitada por la Ponencia que estudia «el hecho religioso»

del Congreso de Cultura Catalana que se ha hecho pública ahora.

La petición se hace en base a evitar ««el sucursalismo religioso», reivindica una «estructura organizativa

y territorial de las provincias de los religiosos que corresponde a la realidad nacional de los Países

Catalanes».

El documento dé la Ponencia estima necesario para ello «reforzar la autonomía de las tres provincias

eclesiásticas correspendientes a las tres grandes demarcaciones de los Países Catalanes y fomentar una

progresiva coordinación entre ellas».

Solicitan Ios peticionarios se revisen las demarcaciones generales por la preconizada Conferencia

Episcopal en sus límites con Aragón, Castilla y Occitania, al mismo tiempo que los obispados cuyas

jurisdicciones no respeten la configuradas real del país».

Aprovechan los partidarios del pancatalanismo eclesiástico para solicitar de «las iglesias existentes en los

Países Catalanes adopten las medidas oportunas para la normalización del catalán en sus espacios de

influencia, y, en particular, la iglesia católica y sus instituciones, para que adopten lina clara y firme

postura de fidelidad a los Países Catalanes».

El obispo de Málaga denuncia la violencia

MALAGA. (Cifra.)—La violencia fue el tema central, de la homilía pronunciada por el obispo de

Málaga, monseñor Buxarrais Ventura, en la misa de primero de año en la cátedral.

«Cada vez que en España o fuera de ella —dijo monseñor Bu-xarrais— la violencia cobra víctimas, se

levanta una nube de protestas por parte de nuestros hombfes de Estado, grupos políticos y de las más

diversas instituciones.»

«Pero—agregó—, éstos mismos caen muchas veces en una repelente contradicción, porque mientras por

un lado se rasgan las vestiduras contra la violencia pasional o cerebral, permiten, fomenten y ensalzan

directamente la misma violencia brindada cínicamente en la Prensa, radio, cine y televisión.»

14 Arriba

 

< Volver