Autor: Domenech, Jordi. 
   Disgusto en los medios políticos catalanes  :   
 Está motivado al conocer el anteproyecto de Reglamento interno del Consejo Ejecutivo de la Generalidad. 
 ABC.    23/02/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

DISGUSTO EN LOS MEDIOS POLÍTICOS CATALANES

Está motivado al conocer el anteproyecto de Reglamento interno del Consejo Ejecutivo de la Generalidad

Barcelona, 22. {Crónica de nuestro corresponsal, por teléfono.) la publicación del anteproyecto de

reglamento interno del Consejo Ejecutivo de la Generalidad ha provocado en todos los medios políticos

catalanes un evidente disgusto, al mismo tiempo gue se considera que puede poner aún más difíciles las

cosas para la aprobación definitiva de este texto legal.

En relación con el anteproyecto, hay que poner de manifiesto que sus tres: características más importantes

son: su acusado presidencialismo; el ir más lejos, en cuanto a las atribuciones que se concedén a la

Generalidad, dé lo establecido en el real decreto de su restablecimiento y en los decretos que lo

desarrollaron y por último, él suponer su contenido no un reglamento intérno del Gobierno autónomo

catalan, sino prácticamente la constitución interná de Cataluña.

TÁRRADELLAS SE OPONE.—Este anteproyecto elaborado de acuerdo en un principio con ios criterios

de los siete consejeros técnicos, entre tos que se encuentran representantes de las fuerzas políticas

parlamentarias mas importantes en Cataluña, fue redactado, según fuentes solventes, por el consejero de

Gobernación, señor Rahola ayudado por el secretarlo general de la Presidencia de la Generalidad, señor

Bricall, y los señores Surera y Vilaseca, desagradó al presidente Tarradellas, ya que, a su parecer y según

me han indicado en círculos próximos, no está dispuesto en ningún caso a fomentar o propiciar un

enfrentamiento con el Gobierno, lo que se podría producir si se aprobaba este anteproyecto, ya que

establecía para la Generalidad unas funciones y atribuciones que acsedían el marco legal establecido por

el real decreto ley de restablecimiento de la Institución autónoma catalana.

Asimismo tampoco estaba conforme con qué tuviera el alcance, que realmente lo tiene, de constitución

interior de Cataluña, ya que ésta sólo podrá elaborarse por el Parlamento catalán una vez elegido por el

pueblo, y por lo tanto cuando ya esté aprobado por las Cortes Españolas el nuevo Estatuto de autonomía.

LA POSTURA DE LOS PARTIDOS.—Los partidos, sobre todo P.S. C. y P. S.Ü.C., no estaban tampoco

dé acuerdo con el citado anteproyecto de reglamento del Consejo Ejecutivo de la Generalidad, aunque por

motivo y razones muy diferentes. Así, por ejemplo, U. C. D., y según expresó el señor Sentís, considera

que no se puede determinar cuál será la forma de designación del sucesor del presidente Tarradellas en

caso de muerte o incapacidad —el anteproyecto señala que en ambos casos recaería la presidencia en el

consejero de Gobernación, cartera ocupada actualmente por el señor Rahóla—, ya que esto está

determinado en el real decreto dé Restablecimiento y precisamente este nombramiento corresponde

efectuarlo al Rey.

Por otro lado los socialistas hacen especial hincapié en que el texto definitivo debe ser aprobado además

dé por el Cansejo por los diputados y senadorés catalanes, de acuerdo con lo que sé contempla en el

protocolo de Perpignan. Como se conoce, y de ponerse en marcha este mecanismo, podrían surgir

problemas para la aprobación, si antes en el Consejo no se: hubiera logrado el consenso, ya que entré

senadores y diputadoS, socialistas y comunistas, más Independientes próximos a éstas formaciones

políticas, tienen mayoría.

Por su parte, los comunistas (P. S. U. C.) presentaron el pasado jueves, como ya se indicó en otra crónica,

un documento de nueve folios de extensión en el que se hacía una valoración técnico-política del

anteproyecto. Haciendo especial referencia a que la Presidencia y el Consejo debían ser corresponsables

en aquellos asuntos que afectaran a la marcha de la Generalidad, es decir, optaban por una fórmula menos

presidencialista. Y por último, hay que destacar que Convergencia Democrática de Cataluña, y aunque de

acuerdo con fuentes próximas de la dirección del partido, en caso dé entrar en colisión el presidente

Tarradellas y las fuerzas marxistas apoyarían la postura del señor Taradellas. También está dispuesta a

presentar algunas enmiendas para que el funcionamiento del Consejo Ejecutivo sea menos

presidenclalista.

POSIBLE SOLUCIÓN.—La posible y necesaria solución puede encontrarse en las próximas semanas, ya

que cualquier retraso demasiado prolongado puede producir una grave crisis en la política catalana. Ya

que de hecho desde que surgió este contencioso él Gobierno autónomo catalán está en la práctica, y en lo

que se refiere a asuntos de Importancia, paralizado.

En estos momentos, y según fuentes solventes, el presidente Tarradellas está elaborando otro proyecto de

reglamento que esté de acuerdo con lo contemplado en el real decreto-ley de Restablecimiento de la

Generalidad y que además satisfaga las lícitas aspiraciones de los partidos, aunque, como es lógico, no

contradecirá su manera de actuar y pensar. En ese sentido, en medios políticos catalanes autorizados se

afirma que durante esta etapa provisional es lógico y además, positivo que la Generalidad tenga un cierto

carácter presidencialista para que pueda trabajar con efectividad. Sin embargo, la solución no se dará en

el Consejo del próximo lunes, pues ni siquiera será tratado este tema. Pero si puede encontrarse en las

reuniones de los días 6 o 13 del proximo mes de marzo—Jordi DOMENECH.

 

< Volver