Autor: Relaño, Alfredo. 
 Elecciones al Parlamento andaluz. 
 Miles de andaluces retrasaron su salida a las playas     
 
 El País.    24/05/1982.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Miles de andaluces retrasaron su salida a las playas

ALFREDO RELA.ÑO, Sevilla

El calor y el reclamo de las playas no fueron motivo suficiente para alejar a los andaluces de las urnas. El

millón de andaluces del interior que, cada domingo caluroso, buscan la playa, se retrasó ayer no menos de

dos horas en su salida, según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico. La Cruz Roja y las asociaciones de

auxilio en carretera, ADA y SEDECO, hicieron ayer menos servicios que el domingo anterior. El Servicio

Meteorológico del Aeropuerto de San Pablo, de Sevilla, informó, a las 18,40, que la provincia registraba

en esos momentos una temperatura de 35 grados, la máxima probable del día, muy por encima de la

registrada el domingo anterior. En algunos puntos del interior se rozaban los cuarenta grados a primeras

horas de la tarde. El domingo anterior se había movido, en busca de las playas, un millón largo de

andaluces y ayer los observadores temían, a primera hora de la mañana, que el soleado día provocara una

fuerte abstención. Sin embargo, a las diez de la mañana, Sanlúcar de Barrame-da, uno de los puntos de la

costa gaditana más frecuentados por los sevillanos, estaba inesperadamente tranquilo, hasta el punto de

que los quiosqueros se lamentaban de lo que suponían iba a ser una jornada especialmente pobre. La pla-

ya estaba aún vacía, y sólo en los colegios electorales se percibía animación. En Rota, Félix, encargado de

un chiringuito de playa a la entrada del pueblo, se asombraba de lo floja que estaba la cosa media hora

más tarde, pero se sentía orgulloso de ello: "Los andaluces sabemos qué es lo primero, y cuando hay que

votar, el calor no importa". Andrés Carmona, un administrativo de banca que llega en ese momento con

su mujer, su cuñada, y cuatro crios, presume de haber sido uno de los primeros en haber votado en

Sevilla, y de haber sacrificado unas horas de playa para hacerlo. Sólo a partir de las once, el panorama

cambió. La carretera de Sevilla a Cádiz, a su paso por Jerez de la Frontera, y las que unen esta última

ciudad con las playas de Chipiona y Rota, se animaron bruscamente. Una pareja de la Guardia Civil de

Tráfico estaba admirada del brusco aluvión de coches: "Ya creíamos que hoy no iba a haber trabajo".

Sobre las doce, el tráfico es intenso. Regresar a Sevilla supone renunciar a cualquier adelantamiento,

porque el tráfico de cara es continuo. A mediodía, las comandancias de la Guardia Civil de Tráfico de

Sevilla y Granada confirmaban que en las rutas Sevilla-Cádiz, Se-villa-Huelva, Sevilla-Badajoz (ruta de

la sierra Norte, donde muchos sevillanos tienen chalés) y las Granada-Motril (salida hacia las playas),

Granada-Pantano de Cu-billa (sierra) y Córdoba-Málaga, habían registrado intenso tráfico, pero sólo a

partir de las once de la mañana, dos horas más tarde de lo acostumbrado. A las tres de la tarde, la N-340,

en el tramo comprendido entre Cádiz y San Fernando, a lo largo de la playa, se encontraba abarrotada de

vehículos, que incluso invadían los arcenes. A esa misma hora, la Cruz Roja y las asociaciones ADA y

SEDECO, habían efectuado muy pocas salidas, y en ningún caso antes de las doce.

 

< Volver