Autor: Martos, Carlos. 
 Aspirante a presidir la nueva Generalidad. 
 Reventós: el Estatuto es el de la solidaridad     
 
 Diario 16.    19/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 21. 

Diariol 6/19-octubre-79

NACIONAL

Aspirante a presidir la nueva Generalidad

Revenios: El Estatuto es el de la solidaridad

Joan Reventos, secretario general de los socialistas catalanes, aspirante a presidir la nueva Generalidad de

Cataluña que surgirá del proyecto de Estatuto a refrendar en el Principado el próximo día 25, levanta la

bandera de la solidaridad de los pueblos de España como mejor defensa del Estatuto catalán.

Barcelona (CARLOS MARTOS, corresponsal) — El líder de los socialistas catalanes, Joan Reventós,

habla con seguridad y firmeza del Estatuto de Cataluña, que define como el de la solidaridad, del que

hace la afirmación de que es, junto al de Euskadi, el principio del planteamiento autonómico de la nueva

España nacida de la Constitución del 78.

Joan Reventós - La campaña ha empezado con un ambiente de cierta frialdad, muy característica de

nuestro pueblo, acrecentada por las lluvias de este octubre que facilitan esta aparente pasividad.

Pienso que hay otra razón más importante en este sentido, y es que la situación económica y social de

Cataluña y de España entera no favorecen en estos momentos procesos de entusiasmo.

Nos encontramos en una situación difícil y ello ayuda a esa aparente frialdad. De todas formas, la

reflexión de nuestro pueblo, cada vez es más grande, espero que traiga consigo la masiva participación en

favor del Estatuto.

D16 - ¿Puede hablarse de partidismo en esta campaña institucional, de cara a las elecciones al Parlamento

de Cataluña?

J. R. - No. Los socialistas hemos dicho siempre que este Estatuto es de todos y para todos. Es una obra de

los grupos parlamentarios y, en consecuencia, no es un Estatuto de partido, sino de todos los ciudadanos

de Cataluña.

En está campaña para el referéndum no puede ni debe haber, ni nosotros queremos que haya, un acento

partidista, sino que, por encima de los intereses, debe existir esa expresión de la voluntad unánime del

pueblo de Cataluña para recuperar sus instituciones de autogobierno.

Desagravio histórico

D16 — ¿Qué valoración hacen los socialistas catalanes de este Estatuto?

J. R. — Yo pienso que hay que valorarlo desde una perspectiva de futuro. Si no es pensando en el futuro,

el Estatuto a muchos de nosotros nos diría muy poco. Es, ante todo, un acto de desagravio histórico que

significa la recuperación de nuestras instituciones tradicionales de gobierno: la Generalitat, el Parlamento

y el Tribunal Superior.

Significa la recuperación de nuestras libertades, y de los signos y atributos fundamentales de nuestra

condición como una nación. No obstante, el Estatuto es algo más que esto. Significa no sólo para

Cataluña, sino para toda España, un paso adelante en el proceso de consolidación de la democracia. Un

nuevo paso en el proceso de acercar el poder político al pueblo, que es siempre garantía de una

administración honesta.

El Estatuto de autonomía de 1979 es el Estatuto de la solidaridad con los otros pueblos de España. Votar

«sí» al Estatuto de Cataluña es anticiparse y dar ya por adelantado nuestra opinión firme y segura a favor

de los otros Estatutos de autonomía.

D16 — En el terreno de la solidaridad apuntada, ¿de qué forma se va a plasmar en el caso del País Vasco?

J. R. - Puedo afirmar que el Estatuto de Cataluña es el Estatuto de la solidaridad con el País Vasco. Votar

afirmativamente en la misma fecha que el pueblo vasco significa, desde una perspectiva catalana y de

visión de conjunto de todos los pueblos de España, votar también solidariamente en favor de la paz en

Euskadi, de la pacificación del País Vasco. Supone ir contra la violencia y contra el terrorismo.

D16 — Sin embargo, castellanóparlantes e inmigrantes en tierras catalanas dudan...

J. R. - El Estatuto de autonomía de Cataluña consagra el principio de total igualdad de una realidad que

existe en nuestro pueblo, que es el principio de igualdad entre las dos lenguas que hoy hablamos en

Cataluña: el catalán y el castellano.

En este sentido, tanto el Estatuto como la Constitución aseguran que nadie será nunca marginado por

problemas de lengua en Cataluña.

D16- Volviendo al plano de las aplicaciones del texto, ¿la crisis y el paro en tierras catalanas podrán supe-

rarse?

J. R. — Nosotros los socialistas no decimos que el Estatuto permita vencer la crisis y el paro; pero sí

permite defendernos más directamente de los efectos de la crisis y del paro. Este es un Estatuto de

progreso, que asegura la posibilidad de remover los obstáculos que impiden la igualdad y la justicia en

Cataluña.

En suma, este texto estatutario es posibilista y con visión de futuro, sin la cual nosotros no entenderíamos

un Estatuto de autonomía. En definitiva, hace posible algo que creo que es una gran esperanza que será

compartida por todos los ciudadanos; los que el día 25 depositemos firme, responsablemente y de manera

masiva un «sí» a favor del Estatuto, para construir una Cataluña nueva.

 

< Volver