Elecciones al Parlament. 
 CiU: Acabar el dominio de la izquierda  :   
 Jordi Pujol: Algunos pueden prescindir de Cataluña, pero nosotros seguimos empeñados en construir la Cataluña europea. 
 La Vanguardia.    18/03/1980.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 27. 

ELECCIONES AL PARLAMENT • MARTES, 18 DE MARZO DE 1980

L A campaña electoral llega a su fin. Hoy las diversas candidaturas en liza disponen de las últimas

veinticuatro horas para decantar las votaciones a su favor, sobre todo por los altos porcentajes de

indecisos, posibles abstenciones, que existen. Los mítines centrales de las respectivas campañas ya se han

celebrado, salvo los del hasta ahora partido mayoritario en Cataluña, PSC-PSOE, la nueva derecha

catalana, Solidaritat Catalana, y el de los Nacionalistes d´Esquerra.

El lector encontrará en estas páginas, aparte de la habitual información elaborada por nuestra redacción,

artículos de opinión de los seis líderes de las principales oposiciones políticas que concurren para

configurar el Parlament de Catalunya. Y no podemos dejar de hacer mención del hecho de que Heribert

Barrera haya podido participar en el mitin de su partido, efectuando, seguramente, un gran esfuerzo, ya

que se encontraba en cama como consecuencia del accidente sufrido.

CiU: «Acabar el dominio de la izquierda

Jordi Pujol: «Algunos pueden prescindir de Cataluña, pero nosotros seguimos empeñados en construir la

Cataluña europea»

En un ambiente de intenso catalanismo, el domingo se celebró el mitin central de la campaña electoral de

Convergencia i Unió, en el que quedó plasmada la voluntad de construir una Cataluña europea y el

rechazo del sucursalismo político.

«Esta vez con esfuerzo y tenacidad podemos ganar, pero sobre todo con ilusión, porque en política no

basta trabajar, hay que hacerlo con ilusión como es nuestro caso», manifestó Josep M. Ainaud de lasarte

al abrir el mitin de Convergencia i ´Unió en el Palau d´Esports, lleno a rebosar. «El PNV nos ha dado el

ejemplo de cómo un pueblo vota su libertad y autogobierno. Gracias a los vascos.»

Miquel Roca i Junyent comenzó su sucinto parlamento calificando de «in delicadeza el que nos envíen a

los que desde hace meses pierden referendums y elecciones. El sucursalismo lo sufri rnos aquí pero

también se evidencia en Madrid, cuando partidos pretendida mente catalanes votan en contra de Cataluña.

Y esto es lo que han hecho UCD y PSOE. Sin embargo ha llegado la hora de los nacionalismos. El

andalucismo ganó, los vascos ganaron (aunque el centralismo contó con los mismos que ahora se pasean

por aquí). Si ganamos, Cataluña no durará en esta ocasión meses o unos años, sino centenares de años».

Seguidamente tomaron la palabra los tres cabezas de lista de Lérida, Gerona y Tarragona, señores Oró,

Vidal Gayola y Escoda, quienes incidieron en los aspectos comarcalistas del programa político de CIU,

aunque . el primero manifestó previamente que «he vuelto para que ningún joven investigador tenga que

irse fuera forzosamente.»

Ramón Trías Fargas -pronunció un encendido discurso en el que exprese que «hemos mantenido las

esencias deí catalanismo; ahora, estas elecciones deben ser la primera piedra del futuro Estado catalán y

no convertirnos en una mera dependencia administrativa, la disyuntiva es catalanización o españolización.

Hay catalanes que rompen y desertan -del catalanismo y se sitúan junto al centralismo, pero han de saber

que hemos resistido siglos y lo seguiremos haciendo mientras sea necesario».

Tanto el galleguista Pousa como el vasco Arzallús reflejaron su emoción al .ser calurosamente

ovacionados por tos asistentes al tomar la palabra. El primero afirmó que «la victoria de Cataluña ayudará

a -la de Galicia» y calificó de «autonosua» a la autonomía que se Jes había concedido. Arzallús estimó

que «los ligámenes existentes entre PSC y PSOE, UOD y Contristes y PSUC y PCE representan la

subordinación, mientras que los nacionalistas somos solidarios en la igualdad. Habrá otros mítines, pero

éste es el. mitin de Cataluña y por e´llo estoy aquí».

El presidente de Unió Democrática, Miquel Coll i Alentorn, calificó ai actual momento político de

«trascendental» y pidió a los catalanes «que voten a un presidente que sólo deba obediencia al pueblo de

Cataluña».

La intervención de Jordi Pujol estuvo precedida por un minuto de continua ovación. Su parlamento se

centró en la conocida máxima de Pau Casals:

«Catalanes, defended siempre vuestros derechos, pero no olvidéis nunca vuestros deberes». Más adelante

dijo: «UCD dice que ofrece garantías; ¿´lo es que el president sea un monaguillo del supergobernador que

nos quiere imponer el señor Abril? io que he encontrado a faltar en esta campaña electoral ha sido la voz

de la exigencia, la fuerza del ideal, porque un país no avanza si no tiene detrás ia fuerza del ideal. El

Estatut, digan lo que digan, es un gran instrumento de reconstrucción nacional y nosotros hemos de

levantar Cataluña con el trabajo y \a libertad. No la levantaremos prometiendo cosas, como hacen otros,

que no pueden cumplirse, ni haciendo experimentos políticos que ya están superados. Otros grupos

políticos vienen aquí a sacarse la espina de Andalucía y País Vasco, pero nosotros no podemos defraudar

a los que piensan en Jaime I en Prat de la Riba, en nuestra cultura, nuestra lengua... no se levanta Cataluña

a base de talonarios o enviando ministros. Se levanta Cataluña con espíritu de país no sólo de partido».

Pujol recordó que las elecciones se celebrarán en día laboral en vez de festivo como CiU había pedido y

ello le permitió decir que «se debe romper el predominio socialista y comunista que hemos de romper el

próximo 20 de marzo. Y se ha de romper con un programa viable, ya que el sentimiento de patria no debe

ser ahogado por el espíritu de partido. Cataluña siempre vuelve y buena prueba es el hecho de que aquí se

han podido resolver problemas de subsistencia que no se han resuelto en el Estado español a pesar de

todos los ministerios con que cuenta. Cataluña ha acogido dos millones de personas gracias a este espíritu

catalán y a este espíritu reflejado en la frase que ahora todos se han apropiado pero que es nuestra desde

el año 1958: "son catalanes todos los que viven y trabajan en Cataluña y quieren serio". Nosotros

seguimos empeñados en construir la Cataluña europea; los otros pueden prescindir de Cataluña, pero

nosotros perderíamos sin ella toda nuestra razón de ser. Por tanto, os pido vuestro voto para defender

nuestra identidad de pueblo catalán».

• El ex centrista Joaquim Molins acaparó la atención de un amplio sector de público en los

prolegómenos del mitin; su decidido apoyo a Pujol quedó definitivamente expresado con su asistencia al

acto central de la campaña de CiU.

• Aunque de forma restringida, hicieron su aparición unas octavillas en las que se podía leer: «Suárez,

ves-te´n a casa. Antón -Cañellas (sic), quién te ha visto y quién te vé, ¿qué haces en UCD?».

• Aparte del líder, Pujol, las grandes ovaciones se las llevaron el vasco Xabier Arzallús, el galleguista

Avelino Pousa y Miquel Roca i Júnyent. Sin olvidar a los «Xiquets de Valis», sobre todo «l´anxeneta»

cuando al culminar sendos «castells» desplegó, en una ocasión, la «senyera» y, en la otra una

pegatina de «Vota Pujol».

• los «slogans» más reiterados por los repletos grádenos del Palau d´Esports fueron «Pujol, president»

y «Gora Euzkadi, Visca Catalunya».

• Jordi Pujol «machacó» —metafóricamente— una y otra vez el concepto de «Aixecar Catalunya»

durante su vehemente parlamento, aunque padecía una fuerte afonía."

Comentarios y puntualizaciones a una frase polémica

La afirmación efectuada por Ramón Trías Fargas en el transcurso del mitin, en la que manifestó qus «se

trata de la primera piedra del "Estat Cátala"», originó una pronta respuesta de Suárez y contrarréplica de!

propio Trías Fargas:

«Trías debe aclarar el alcance de sus palabras cuando afirma que estas elecciones son el primer paso para

la creación de un estado catalán», dijo ayer el presidente del Gobierno, entre otras afirmaciones, en un

mitin celebrado en la ciudad gerundense de Olot.

Adolfo Suárez afirmó que estaba muy preocupado porque, según noticias aparecidas en la prensa, Trías

Fargas había dicho que estas elecciones no sólo configuran un parlamento catalán, sino también

constituyen un primer paso para ía construcción del estado catalán. En este sentido. Adolfo Suárez afirmó

rotundamente que «eso no es verdad; Cataluña no será nunca foco de tensiones porque ése no es el

sentimiento del pueblo catalán ni corresponde a su voluntad expresada en las urnas y porque además yo,

como presidente del Gobierno, no estaría dispuesto a tolerarlo».

PUNTUALIZACIONES A UNAS PREGUNTAS DEL SEÑOR PRESIDENTE SUÁREZ

Por su parte, Trías Fargas :ha precisado:

«1, No se puede separar una frase dentro de un discurso de siete minutos de la trayectoria de la persona

que -lo pronuncia.

»2. Tengo escritos artículos por docenas y algún libro en que toda ¡dea secesionista, o incluso

independentista, es rechazada por quedar fuera de la época .en que vivimos, que es precisamente ia de las

integraciones supranacionales. Ello no obsta para que yo entienda que la aportación de Cataluña a la tarea

común española debe producirse con pleno respeto a su identidad nacional.

»3. En su día voté la Constitución española y poco después el Estatuto de Cataluña, en cuyo ámbito deben

entenderse mis manifestaciones.

»4. También es público y notorio que soy un gran admirador de los sistemas federales al estilo de los

Estados Unidos, la República Federal Alemana y Suiza, por ejemplo. Y, por tanto, mis palabras deberán

interpretarse en el mismo sentido en que un norteamericano se puede referir al estado de Massachusetts y

un alemán al estado de Baviera.

«Sinceramente creo que todo lo que acabo de exponer es tan conocido y tan público y notorio que no

haría falta que yo me tomara la molestia de hacer estas aclaraciones. Pero se da ja circunstancia que

estamos en etapa electoral y está claro que más de uno tratará de manipular mis palabras. Repito que,

afortunadamente, mi trayectoria es demasiado conocida para que pueda ser tergiversada.

»5. Efectivamente, me llega la noticia de que en Olot el presidente Suárez ha tenido la descortesía de

pedirme explicaciones sobre el sentido de mis palabras. En vista de ello he de afirmarme en lo que he

dicho más arriba, añadiendo que mi postura de que una Cataluña libre debe y quiere contribuir a la tarea

de una España común es perfectamente conocida del señor Suárez, con el que la he comentado

personalmente más de una vez.

»Y en ese terreno soy yo el que debo preguntarle a él si piensa o no realizar los traspasos a la Generalitat

que tenemos ya aprobados y no efectuados y cómo y cuándo; y si entiende´ nuestra autonomía como una

simple descentralización administrativa, según se desprende de su. referido discurso en Olot; o cual es su

sentido de la autonomía andaluza o gallega.

«Quizá sus respuestas a -estas preguntas nos sirvan para comprender la finalidad de la suya, que me

parece exclusivamente electoralista y poco respetuosa con la propia realidad de Cataluña.»

 

< Volver