Autor: Quintero, Manuel. 
 Hoy, jornada electoral al parlamento catalán. 
 Los militares no temen a Reventós en la Generalitat     
 
 Diario 16.    20/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Los militares no temen a Reventós en la Generalitat

Los militares catalanes no temen un Gobierno socialista en Cataluña, según las opiniones recogidas en

medios castrenses por este periódico.

Barcelona (MANUEL QUINTERO, enviado especial) — A los militares catalanes no les importaría que

Joan Reventós, líder socialista del PSC-PSOE,. ganara las elecciones hoy y que fuera el próximo

presidente de la Generalitat, según diversas fuentes castrenses en Cataluña consultadas por DIARIO 16.

La clase militar dividiría su voto, siendo así que precisamente el PSC-PSOE —siempre según las mismas

fuentes— sería el más concurrido porque sus votos provendrían de los jóvenes oficiales —y en un

Ejército como el nuestro, joven se puede ser con cuarenta y cinco años—. Es decir, de tenientes a

comandantes.

Unos pocos votos, y desde luego que muy controlados, se irían al PSUC (comunistas), sin olvidar que

mucho militar de alto grado votará a los partidos más a la derecha de UCD y al propio partido de centro.

Los que optarían por el primero de los dos casos —más a la derecha de UCD-serlan, a juicio de las fuen-

tes, jefes generales que conectan con la alta burguesía catalana y que estarían más próximos al híbrido de

AP, que en Cataluña se llama Solidaridad Catalana y que encabeza el director general de Motor Ibérica,

Echevarría Puig.

La aceptación socialista viene dada porque esos altos grados militares entienden que el «sucursalismo»

centralista a quien Reventós y el PSC deben disciplina y obediencia dominará el panorama y las

fuentes centrales socialistas, en definitiva, son todavía, minoría en el Parlamento del Estado.

No a los nacionalistas

Este hecho que no parece que ocurriría tanto con los convergentes de Pujol, que si bien son más minoría y

les queda todavía mucho camino que andar junto a UCD, hablan de nacionalismo y eso nunca se sabe lo

que puede dar de sí. Se sabe cómo y dónde empieza, pero no cuándo termina.

Queda, según los informantes de este periódico, un pequeño espectro militar que no votarían ninguna

opción política, sencillamente porque no quieren autonomías y, por tanto, les viene demás el Estatuto.

Coincide con los hombres que hicieron la guerra y que siguen prefiriendo la alternativa imposible de

Franco. Son pocos y la mayoría —por cuestión obvia de edad— están en la reserva. Ante la pregunta de

este periódico si hay temor que pueda inducir a una intervención de carácter profesional, se informó que

«no, porque en Cataluña las cosas están atadas y bien atadas». Y se añadi6 que «sólo en un impensable

caso de que ganara una fuerza más allá de la izquierda tolerante, cabría la posibilidad de que se pudiera

pensar en un modo de poner freno a ese dominio».

Militares liberales

Las fuentes consultadas por DIARIO 16 hicieron siempre hincapié en la liberalidad del militar catalán

«por la simbiosis que siempre ha tenido con la población civil, lo que ha facilitado las mutuas

comprensiones». Y añadieron que no es difícil constatar como la mayoría de los militares en Cataluña son

además universitarios y comparten un puesto en la sociedad civil como hombres de empresa,

economistas, psicólogos, etcétera.

 

< Volver