Hoy, jornada electoral al Parlamento catalán. 
 El Rey vería con buenos ojos un Gobierno socialista en Cataluña  :   
 Declaraciones de Adolfo Suárez a un periódico catalán. 
 Diario 16.    20/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 23. 

HOY, JORNADA ELECTORAL AL PARLAMENTO CATALÁN

Adolfo Suárez declaró al diario «Punt Diari», de Gerona, que el Rey verá con buenos ojos un Gobierno

socialista o cualquier otra alternativa que tenga éxito electoral.

El presidente aseguró que la poli-tica del país no pasa por La Zarzuela, que su partido sólo rinde cuentas

al Parlamento y reconoció que el tema de Andalucía había restado imagen a la UCD.

Suárez desmintió la posible incorporación de nacionalistas catalanes en un futuro Gobierno y señaló que

las elecciones regionales no alterarán el equilibrio de fuerzas en el Congreso y en el Senado, conseguido a

través de elecciones generales.

El Rey vería con buenos ojos un Gobierno socialista en Cataluña

Declaraciones de Adolfo Suárez a un periódico catalán

Gerona (Corresponsal) — Adolfo Suárez, presidente del Gobierno, declaró al diario gerundense «Punt

Diari», editado en lengua catalana, que la Corona no vería con malos ojos un Gobierno socialista en

Cataluña.

«No quiero entrar —dijo Suárez— en declaraciones que afecten a la figura del Rey; la posibilidad de una

utilización partidista del Monarca no entra en mis cálculos. Es más, el Rey no da soporte a UCD.»

«Mi partido sólo responde ante el Parlamento. Que quede claro de una vez por todas que la vida política

del país no pasa por La Zarzuela, sino por el Parlamento. El Rey acepta no sólo por obligación

constitucional, sino porque lo asume intelectualmente, cualquier Gobierno que resulte de la victoria con

ocasión de las elecciones al Parlamento de Cataluña. Es más, verá con buenos ojos un Gobierno socialista

o cualquier otra alternativa que tenga éxito electoral.»

En cuanto a la posición del Gobierno, Suárez aseguró que cualquiera «que sea el partido que se alce con

la victoria al Parlamento de Cataluña contará con toda nuestra colaboración. Lo que a nosotros nos inte-

resa es consolidar el Estado».

Tras hacer una radiografía de las elecciones para los Parlamentos regionales y Gobiernos autonómicos,

Suárez añadió que «todo esto no tiene incidencia en el Congreso ni el Senado. A ver si nos

acostumbramos a este tipo de elecciones y a no utilizarlas como un nuevo equilibrio de fuerzas en el país.

El equilibrio en el Parlamento se determina solamente a través de las elecciones generales».

Preocupación por el tema andaluz y vasco

El presidente del Gobierno analizó el referéndum celebrado recientemente en Andalucía: «Tenemos muy

presente lo que ha pasado en Andalucía. La opción de nuestro partido es tan legítima como aquellos que

quieren ir por el artículo 151; nosotros lo hicimos así asumiendo la responsabilidad del Gobierno,

seguimos pensando que aquel camino no es el mejor, que traerá consigo unas elecciones regionales cada

dos meses durante los próximos años, y ya nos podíamos despedir de la articulación del Estado de una

manera racional. También sabíamos que tendríamos que pagar un precio muy alto, pero lo hicimos desde

una perspectiva estatal.»

Reconozco que he de salir en TVE con más frecuencia, y sobre todo he de viajar a lo largo y a ancho del

país

«Otra cosa es la imagen que se ha dado —añadió—. La campaña se centró, como ustedes saben, en que

decir sí a Andalucía era decir sí al artículo 151, se buscó un voto sentimental que realmente tuvo éxito.

No se ha conseguido el procedimiento que señala el artículo 151 pero, ciertamente, desde el punto

político ha quedado una imagen que lo que más preocupa es la herida que intentaremos cicatrizar.»

Desde la óptica del presidente Adolfo Suárez, el resultado de las elecciones en el País Vasco ha sido así:

«Ha sido un triunfo clarísimo del PNV, partido nacionalista vasco y de la abstención que ha perjudicado

especialmente a UCD y PSOE, aunque está claro que hemos perdido menos votos que el PSOE, pero lo

que también está claro es que hemos bajado. Estamos realizando el análisis en profundidad, pero ya de

entrada le digo a ustedes que es extremadamente preocupante.»

Sobre sus relaciones con el presidente de la Generalitat, Tarradellas, Adolfo Suárez se ha apresurado a

aclarar que desde siempre han sido cordiales y nunca se han enfriado. «Lamento la salida de Tarradellas,

presidente de la Generalitat. Pienso que ha sido un hombre que ha desarrollado una labor extraordinaria al

frente de la Generalitat. Ha sido un hombre que ha conseguido transmitir confianza y responsabilidad en

todo el proceso de transición política, siento tremendamente que se vaya.»

«Pagaría dinero por seguir en el poder»

En relación con la crisis centrista, señaló «que no me siento acorralado, ni abandonado, me siento, eso si,

preocupado por los problemas, estoy realmente enamorado del pueblo español y para seguir en el poder

pagaría incluso dinero».

Al filo del cierre de la entrevista, Adolfo Suárez desmintió la posibilidad de un posible cambio en el

Consejo de Ministros. «Y por lo que se refiere a los rumores insistentes y reiterativos de que en un futuro

Gobierno podrían entrar algunos Centristas de Cataluña, o de Jordi Pujol, tampoco es cierto. No me he

planteado en ningún momento la entrada de ningún ministro procedente de Convergencia Democrática de

Cataluña, ya que, en definitiva, soy yo quien ha de hacer el Gobierno, soy consciente de que este rumor

ha circulado mucho y que no he reaccionado inmediatamente para desmentirlo.

A partir de ahora lo haré de forma inmediata.»

A una pregunta de la falta de participación política de Adolfo Suárez puertas afuera del Parlamento

contestó: «Es cierto que yo soy propenso a estar en el despacho, no es mi vocación estar sentado al pie de

la mesa, lo que ocurre es que tengo muchos problemas, aunque también soy consciente que he de salir en

la televisión con mayor frecuencia y, sobre todo, he de viajar a lo largo y ancho del país.»

El Gobierno ayudó a los Ayuntamientos

La posibilidad de una utilización partidista del Monarca no entra en mis cálculos

Otra de las acusaciones que en reiteradas ocasiones se ha hecho al Gobierno de UCD es la de condicionar

los recursos económicos y las ayudas estatales a los Ayuntamientos; Suárez sobre este particular

manífestó que «solamente teniendo en cuenta la cantidad de dinero que el Gobierno ha dedicado a enjugar

deudas municipales habrá de convenir que es impresionante, y sobre todo en los Ayuntamientos que

cuentan con alcaldes socialistas. Naturalmente contamos con un techo económico, pero, pese a todo,

hemos pasado de las doscientas pesetas por habitante a las dos mil seiscientas cincuenta. Esto está

reconocido por los responsables municipales y no creo que de forma seria y responsable puedan seguir

afirmando que estamos condicionando la política municipal. Aquí caricaturizamos demasiado a las

personas, quizás a consecuencia de los frecuentes procesos electorales; descalificamos demasiado a las

personas y las instituciones, los políticos han de ser conscientes que en la medida que transmitan esta

imagen están favoreciendo la desconfianza del pueblo en el sistema democrático. Yo jamás he atacado a

las personas».

En cuanto a la crisis económica ha dicho: «Lo que pasa es que nadie se atreve a hacer un planteamiento

económico y de ahí que la oposición pretende descalificarnos en este aspecto concreto; en cambio

nosotros sí lo tenemos a nivel de toda España, región por región, lo que ha sido contestado y

descalificando por la oposición, sin que ésta presentara la correspondiente alternativa; yo puedo decirle

que no existen medidas para solucionarlo en un plazo relativamente corto, pero tampoco se pueden

cometer errores.»

La posibilidad de una utilización partidista del Monarca no entra en mis cálculos

 

< Volver